El director del Instituto de Derecho Público de la URJC, Enrique Álvarez-Conde.

El director del Instituto de Derecho Público de la URJC, Enrique Álvarez-Conde. EFE

Tribunales

Álvarez Conde no consigue frenar la investigación de la jueza del caso máster contra él

La Audiencia de Madrid ha rechazado el recurso de apelación presentado por el director del Instituto de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos, Enrique Álvarez Conde, en el que afirmaba que la jueza del caso Máster, Carmen Rodríguez-Medel, había realizado una investigación prospectiva contra él. Es decir, que había partido de su persona para someterle a una especie de causa general en busca de todas las conductas delictivas que pudieran atribuírsele. 

La Sección 16 de la Audiencia de Madrid desestima dicho recurso y afirma que la "investigación ordenada en absoluto puede considerarse prospectiva, al centrarse en unos hechos concretos, que pudieran estar en relación de continuidad delictiva con otros" así como considera que lo que busca Álvarez-Conde es que no se le investigue. "Difícilmente podría el Juzgado de Instrucción indicar a la Policía Judicial que no investigase unos hechos presuntamente delictivos o sencillamente hechos delictivos similares o iguales en relación de continuidad delictiva. Francamente, tal situación, que es lo que parece pretender la defensa de los investigados, sí alteraría el buen hacer procesal de cualquier instrucción judicial", se puede leer en el auto.

Esta resolución ante la que no cabe recurso confirma la investigación de la jueza contra el responsable del instituto que presuntamente habría ordenado a las profesoras del máster que cursó la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, que falsificaran su acta de Trabajo de Fin de Máster así como algunas de sus notas y las de otros alumnos, como han declarado las propias profesoras en sede judicial.

Audio de Enrique Álvarez Conde, director del Máster de Cristina Cifuentes

Álvarez Conde se ha negado a declarar ante la jueza varias veces, leyendo al menos en dos ocasiones un documento en el que afirmaba estar siendo víctima de una investigación prospectiva. 

Ahora que la Audiencia de Madrid se ha pronunciado a favor de la jueza Rodríguez-Medel, este argumento ya no tendrá efecto en sala, por lo que la defensa del director del Instituto de Derecho Público investigado y clausurado tendrá que cambiar de estrategia.