La ministra de Justicia, Dolores Delgado.

La ministra de Justicia, Dolores Delgado. EFE

Tribunales

La mentira de la ministra de Justicia convierte su relación con Villarejo y Garzón en otra bomba para el Gobierno

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, participó en un almuerzo en el año 2009 con los comisarios investigados por formar parte de una presunta trama criminal dentro de la Policía José Manuel Villarejo, Enrique Díaz Castaño (El Gordo) y Gabriel Fuentes. A dicha comida en el restaurante Rianxo también asistieron el Director Adjunto Operativo de la Policía Nacional ya fallecido, Miguel Ángel Fernández Chico, y el exjuez Baltasar Garzón, amigo íntimo de la ministra. 

Los audios de la reunión publicados por Moncloa.com, desvelan la complicidad entre los comensales. Una situación que no plantearía ningún problema, puesto que a esas alturas los protagonistas no estaban siendo investigados por la Justicia, si no fuera porque la grabación demuestra que mintió. Y es que Delgado aseguró la semana pasada que "nunca ha tenido relación de ningún tipo" con Villarejo. Lo hizo a través de una nota de prensa del Ministerio de Justicia que más tarde matizó con una nueva nota en la que decía que jamás había tenido una relación "profesional" con el excomisario.

En el segundo comunicado de Justicia se negaba expresamente que la ministra Delgado participara en "ninguna reunión oficial o no oficial" con Villarejo.

Dichos desmentidos llegaron tras publicar El Confidencial que los investigadores del caso Tándem (en el que se investiga a Villarejo y sus colaboradores) le encontraron unos apuntes al excomisario en los que reflejaba una cita con una persona de la Fiscalía de la Audiencia Nacional a la que había llamado en clave "Dos". Según el mencionado periódico, ese nombre en clave podría corresponderse con el de Dolores Delgado, entonces fiscal de la Audiencia Nacional, para recabar su apoyo en beneficio de la extradición del empresario naviero Ángel Pérez Maura, reclamado por la Justicia de Guatemala.

Comida de Delgado con Villarejo y Garzón de Moncloa.com 01

Amistad pública

Los audios publicados por Moncloa.com sacan a la luz la fluida relación entre Dolores Delgado y Villarejo, a juzgar por el tono de su conversación. Sin emabargo, la amistad que unía a la ministra de Justicia con Garzón no era ninguna sorpresa, ni tampoco la del exjuez con el comisario retirado, con el que colaboró en distintas investigaciones.

El propio comisario García Castaño, íntimo de Villarejo, contaba con total naturalidad en su declaración tras ser detenido por presuntos delitos de cohecho, revelación de secretos y pertenencia a organización criminal, que a veces trabajó en investigaciones para Villarejo, encargadas por la Audiencia Nacional, sin mandamiento judicial porque tenían una relación fluida con jueces y fiscales y estos no les daban documentos oficiales para cada actuación.

Los dos excomisarios, con amplia experiencia en las investigaciones contra ETA, entre otros asuntos, han trabajado durante décadas estrechamente con jueces y fiscales de la Audiencia Nacional, donde se instruían las investigaciones por los atentados de la banda terrorista.

Comida de Delgado con Villarejo y Garzón de Moncloa.com 04

De ahí que cuando Dolores Delgado, fiscal especialista en terrorismo, negó con tal rotundidad conocer a Villarejo, la nota fuera recibida con cierta extrañeza por parte de los periodistas que trabajan en los tribunales.

Ahora que salen a la luz dichos audios, la ministra queda en una situación comprometida, puesto que se le ha pillado en una mentira. Tras las publicaciones de la semana pasada, Delgado ya estaba en el punto de mira, pero ahora tendrá que explicar por qué afirmó tener una relación únicamente "profesional" con Villarejo.