El director del master de Cifuentes, Enrique Álvarez Conde

El director del master de Cifuentes, Enrique Álvarez Conde EFE

Tribunales CASO MASTER

Una alumna del máster de Cifuentes: "Álvarez Conde me dijo que no hicera el TFM porque era un trámite"

El juzgado que investiga a la expresidenta madrileña por presunta falsificación realiza una prueba caligráfica a tres profesores

Carmen Lucas-Torres María Peral

Una de las alumnas que ha declarado este miércoles en el marco de la investigación del caso del master de Cifuentes en la Universidad Rey Juan Carlos ha afirmado que el director de dicho posgrado de Derecho Público, el investigado Enrique Álvarez Conde, le indicó que no era necesario que hiciera el Trabajo de Fin de Master (TFM).

La mujer, que declaraba en calidad de testigo, ha explicado que tras cursar las asignaturas y cuando llegó el momento de hacer el Trabajo de Fin de Master, el director le habría dicho que no era necesario que lo hiciera porque se trataba de un "mero trámite", según fuentes jurídicas.

Sin embargo, cuando se le ha expuesto un acta en la que podía verse que sí habría presentado dicho máster, no ha sabido explicar muy bien qué pudo ocurrir, puesto que no recordaba bien si finalmente lo hizo o no.

Dimite la asesora de la Comunidad de Madrid que habría presionado al profesorado por el máster de Cifuentes

Firmas falsificadas

La titular del juzgado 51 de Madrid, Carmen Rodríguez Medel, investiga si las firmas de los profesores que aparecían en el acta del Trabajo de Fin de Master de Cristina Cifuentes y en las actas de convalidaciones de sus notas, así como en las de otros alumnos, fueron falsificadas. 

Por eso, la letrada de la Administración de Justicia ha hecho este miércoles un cuerpo de texto a la profesora denunciante, Ángela Figueruelo, y a otros dos profesores que también afirman que sus firmas fueron falsificadas, Laura Nuño y Alfredo Allué. Es decir, les ha hecho escribir un texto para posteriormente practicar una pericial caligráfica y comprobar si su letra se corresponde con la que aparecía en dichas actas.

Precisamente la presunta falificación de su firma llevó a la profesora Ángela Figueruelo a presentar una querella en abril a partir de la que surgió la investigación. Este miércoles, Figueruelo ha declarado en el juzgado y se ha mostrado contundente, según fuentes jurídicas. Ha mantenido que ni firmó nunca esa acta ni formó parte del Tribunal que evaluó el trabajo de la expresidenta madrileña.

Las firmas de los profesores Laura Nuño y Alfredo Allué aparecieron también en las actas de convalidación de las notas de la expresidenta madrileña y los dos mantienen que debieron ser falsificadas. 

Todos los profesores cuyas firmas aparecieron en las actas de los trabajos de Cifuentes tienen en común que trabajaron con Enrique Álvarez Conde en investigaciones sobre Derecho Constitucional, según han declarado en sede judicial.

"No vimos nunca a Cifuentes" 

Otros alumnos que también han declarado como testigos han repetido que "nunca vieron por clase a Cifuentes y que ni siquiera sabían que estaba matriculada". Según han explicado a EL ESPAÑOL, precisamente el Trabajo de Fin de Máster era la parte con mayor carga de créditos del curso, y también la que conllevaba más esfuerzo.

Se trataba de un trabajo de unas 100 páginas que había que presentar a la profesora o profesor que les hubiera tutelado. De ahí que, a quienes fueron a clase habitualmente, les extraña que otros alumnos hablen de negociar la entrega del Trabajo de Fin de Master con el director del curso, pues aseguran que no tenían trato a diario con él.

Lo que sí lamentan es que "se estigmatice" un curso al que se matricularon con toda la ilusión para adquirir más conocimientos y ahora temen que "nos pueda traer problemas incluso en nuestro trabajo" por relacionarlo con dicho escándalo, han contado a este diario.