Manifestación contra la violencia de género./

Manifestación contra la violencia de género./ Efe

Tribunales

El CGPJ debate instar a una víctima de maltrato a que deje de atacar a una jueza

Un informe de los órganos técnicos propone amparar a una magistrada de violencia de género acusada de ser "cómplice de un terrorista maltratador".

El "ataque público y constante" por parte de Isabel López de la Torre, víctima de maltrato machista, contra la magistrada María Jesús López Chacón, titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Arganda del Rey, "rebasa el límite de lo que puede considerarse admisible" y "pretende interferir en procesos decisionales", afirma la propuesta emitida por los órganos técnicos del Consejo General del Poder Judicial en relación con la petición de amparo formulada por la jueza, que considera atacada su independencia.

La Comisión Permanente del CGPJ tiene previsto debatir este jueves esa propuesta, en la que se consideran acreditados comportamientos de López de la Torre que "exceden de la libertad de expresión" y entran en el terreno de pretender condicionar las decisiones de la magistrada, afirma.

Isabel López de la Torre se vio implicada en unas diligencias tramitadas por la jueza de Arganda en las que produjeron denuncias cruzadas de lesiones entre ella y su expareja. Finalmente, ella fue absuelta y él, condenado a dos años y nueve meses de prisión. Todas las decisiones de López Chacón -incluido un régimen de visitas del padre a la hija común menor de edad- fueron en su día confirmadas por la Audiencia de Madrid.

El dictamen técnico considera acreditado que, tal como indicó la jueza en su petición de amparo, López de la Torre "se personaba en la zona ubicada a la entrada del Juzgado esperando a que llegaran las víctimas que acudían al órgano manifestándolas que 'en ese Juzgado no se informaba a las víctimas debidamente de sus derechos y que por eso estaba ella allí, para informarlas correctamente porque en el Juzgado no se las trataba bien'".

La letrada de la Administración de Justicia ha ratificado en un informe al CGPJ que “Isabel empezó a acudir con frecuencia a las dependencias del Juzgado sin haber sido citada, accediendo incluso sin permiso al despacho de la magistrada y permaneciendo otras veces sentada en los bancos de la zona de la entrada", donde "hablaba con las víctimas citadas que se encontraban esperando a ser atendidas". Éstas "eran advertidas por Isabel de lo que ella denomina 'maltrato judicial' de los Juzgados de Violencia sobre la Mujer en general y en especial del Juzgado de Arganda y de la juez del mismo".

"Pretendía presionar a la juez y distorsionaba el normal funcionamiento del Juzgado, por lo que decidí expulsarla del Juzgado”, añadía la letrada de la Administración de Justicia.

López de la Torre creó un blog en el que insertó numerosos posts descalificando a la jueza de Arganda. El informe destaca uno en el que señalaba: "Los todo omnipotentes jueces y juezas que son cómplices necesarios de los terroristas maltratadores se verán obligados por fin a realizar su trabajo con la imparcialidad requerida y proteger a las víctimas impartiendo la justicia que se merecen. En mi caso, sé muy bien por que Juzgado de Violencia comenzar a recoger datos para elaborar esta investigación: el Juzgado de Violencia nº 1 de Arganda del Rey y su titular".

En otro texto indicaba que "solo espero que la siguiente foto en la que se me identifique no sea la que aparezca en los noticiarios con el título de 'Hallada muerta otra víctima de violencia de género'. Aunque estando en manos como estoy de la Jueza Doña María Jesús López Chacón es lo más probable que ocurra". "Esta juez me condena a mi a vivir sin derechos mientras que empodera al maltratador", añadía en otra entrada del blog.

En varios programas de televisión, López de la Torre ha descalificado igualmente a la jueza de Arganda señalando que "teniendo en cuenta que el maltratador estuvo a punto de matarme, y tú me preguntas: ¿quién te ha maltratado más, el maltratador o la juez de violencia?. No sabría qué contestarle (…)”.

"Interferencia inadmisible"

El informe sostiene que la magistrada "se ha visto expuesta a un cúmulo de situaciones acaecidas de forma continuada a lo largo de los últimos cuatro años que, valoradas en su conjunto y de forma objetiva, han dado lugar a que, en efecto, la misma se sienta inquietada y perturbada en su independencia a la hora de tomar decisiones de naturaleza jurisdiccional que afectan a Isabel López de La Torre".

De acuerdo con la propuesta, "identificar a una juez de violencia de género como cómplice necesario de un terrorista maltratador es una conducta de tal gravedad que no sólo es susceptible de provocar una lesión en el honor de la afectada sino que también, desde un punto de vista objetivo, es razonable llegar a la conclusión que, ante semejante ataque, público y constante a su labor profesional, cualquier miembro del Poder Judicial puede verse afectado e inquietado en su independencia judicial".

Según los órganos técnicos del CGPJ, "el suceso ocurrido en el colegio [al que tanto la jueza como López de las Torre llevan a sus hijos] cuando Isabel recriminó a la magistrada que le hubiera suspendido un juicio y lo posteriormente acontecido en el Juzgado, cuando le indicó que la veía todas las mañanas dejar a su hija en el colegio, son acontecimientos extraños a la relación procesal cuyo único objeto es interferir en procesos decisionales y que no pueden ser admitidos desde ningún punto de vista, y deben ser considerados como una intolerable intromisión en su vida personal".

Críticas

El informe considera que el comportamiento de López de la Torre no tiene nada que ver con una lícita crítica a las decisiones judiciales al considerar que "exceden los límites de la libertad de expresión" y, dado su contenido, reiteración y repercusión "son por sí mismos objetivamente susceptibles de perturbar y minar la independencia de cualquier magistrado en general y de la peticionaria de amparo en particular".

El dictamen propone que se otorge el amparo a la magistrada, instando a López de la Torre a que "cese o se abstenga en el futuro de cualquier acto que perturbe el ejercicio independiente de la función jurisdiccional de la magistrada".