El expresidente de la Generalitat de Cataluña prófugo en Bruselas, Carles Puigdemont, acompañado de vigilantes.

El expresidente de la Generalitat de Cataluña prófugo en Bruselas, Carles Puigdemont, acompañado de vigilantes. Efe

Tribunales

Puigdemont ignoró las alertas de violencia que recibió de los Mossos antes del 1-O

Manuel Castellví, jefe de la Comisaría General de Información de los Mossos, avisó a miembros del Govern de que podría haber hechos violentos el 1 de octubre. Así lo ha declarado ante el juez Llarena.

El jefe de la Comisaría General de Información de los Mossos, Manuel Castellví, ha reconocido ante el juez Pablo Llarena que existió una reunión de la Junta de Seguridad de Cataluña el viernes 28 de septiembre -tres días antes del referéndum 1-O-, en la que estuvieron presentes el president cesado, Carles Puigdemont, el exvicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, el exconseller de Interior, Joaquim Forn, y el antiguo mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, así como otros mandos de los Mossos d'Esquadra, entre los que se encontraban Joan Carles Molinero o Ferrán López.

Castellví ha declarado ante el juez que él advirtió expresamente a los miembros del Govern y a Puigdemont específicamente de que tenía información de que podrían darse graves incidentes el día del referéndum ilegal. Sin embargo, Puigdemont le contestó que el 1-O iba a seguir adelante de todas formas porque así estaba fijado en el programa electoral de Junts pel Sí.

En concreto, Castellví informó de que podrían darse situaciones de "riesgo para la seguridad", alertas que en todo momento el entonces president desoyó.

Castellví ha sido interrogado este martes por el juez Llarena sobre la organización del dispositivo policial que enfrentó el referéndum ilegal del pasado 1 de octubre. Manuel Castellví del Peral es jefe de la Comisaría General de Información de los Mossos y su comparecencia se realiza a petición del exconseller del Interior Joaquim Forn, en prisión desde el pasado 2 de noviembre.

El jefe de los Mossos d´Esquadra admite ante el juez que el dispositivo del 1-O era insuficiente

Su declaración ha dado comienzo sobre las 9.40 horas de este martes, han informado fuentes del Alto Tribunal. Llarena instruye la causa del proceso soberanista por delitos de rebelión o sedición y de malversación de caudales públicos.

Más declaraciones

Tras Castellví están citados un sargento de los Mossos en su condición de mando del área de Mediación que estuvo presente en la sede de la Conselleria de Economía el 20 de septiembre desde que comenzó la concentración a primeras horas de la mañana y un inspector también del cuerpo autonómico que asumió el mando de esa misma unidad a las diez de la noche.

Ambos han sido citados a petición del presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, en prisión desde el pasado 16 de octubre por su presunta implicación en la causa.

La acusación popular que ejercen los abogados Pedro Fernández y Javier Ortega, presentes en las declaraciones tratarán de confirmar ante Llarena el uso político que hizo de los Mossos el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, según han manifestado antes de que dieran comienzo los interrogatorios.