Trapero en una imagen de archivo.

Trapero en una imagen de archivo.

Tribunales

Lamela cita a Trapero como imputado por un nuevo delito de sedición el 1-O

El director cesado de los Mossos deberá declarar este viernes. Su entonces subordinado Ferran López tendrá que comparecer como testigo.

La jueza de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, cita el próximo viernes a Josep Lluís Trapero, el mayor cesado de los Mossos, como investigado por un nuevo delito de sedición por su actuación el día 1 de octubre. 

La jueza expone en su auto de citación que la actitud de los Mossos d'Esquadra durante las movilizaciones sociales fue la de "respaldar las consecución de los fines secesionistas, manteniéndose al margen de cualquier actuación desarrollada por la Policía y la Guardia Civil en el ejercicio de sus funciones, evitando intervenir en los casos en los que miembros de los citados Cuerpos eran agredidos. Incluso en algunos casos llegaron a increpar e incluso a enfrentarse a alguno de ellos".

Para asegurar el éxito del proceso hacia la declaración de independencia, según la jueza, "resultaba esencial contar con la capacidad investigadora e intimidatoria de los Mossos d'Esquadra, cuerpo policial integrado por más de 17.000 efectivos armados, con el potencial efecto coercitivo que los mismos representaban", se puede leer en el auto de la jueza.

Lamela atribuye a los Mossos la misión de contravigilancia a la Guardia Civil y la Policía Nacional: "la policía autonómica fue utilizada para controlar las acciones de la Guardia Civil y la Policía Nacional el día 1 de octubre, lo que debían comunicar a sus superiores. Esta comunicación tenía carácter prioritario debiendo el resto de equipos dejar la red libre" y a Trapero la de facilitar la celebración del referéndum y la DUI "al margen de las vías legales, desatendiendo el mandato recibido desde el TSJ de Ctaluña y las decisiones adoptadas por el Tribunal Constitucional".

López sustituye a Trapero

Josep Lluis Trapero ya está siendo investigado por la titular del juzgado central de instrucción número 3 de la Audiencia Nacional por un delito de sedición por su responsabilidad en la vigilancia del asedio a la consejería de Economía catalana los días 20 y 21 de septiembre. 

Su entonces subordinado y hoy responsable del cuerpo, Ferran López, tendrá que declarar como testigo el mismo día. La instructora de la causa por sedición pide también a Interior que remita al juzgado el instrumento por el que se nombró a Diego Pérez de los Cobos coordinador de los cuerpos de seguridad el día del referéndum. 

Lamela también pide a la Guardia Civil que identifique y comunique al Juzgado la identidad de los Mossos que realizaron actuaciones de vigilancia sobre la Guardia Civil y la Policía, así como las pautas de actuación que se dieron aquel día y la cadena de comunicaciones internas que hubo entre los atentes que se encontraban de servicio.