Sede de la empresa Cofely en Madrid.

Sede de la empresa Cofely en Madrid. EFE

Tribunales OPERACIÓN PÚNICA

Dos empresarios negocian destapar el 3% madrileño a cambio de rebajar sus penas

Los directivos de Cofely Pedro García y Constantino Álvarez se han reunido con la Fiscalía y le han manifestado su disposición de colaborar con la Justicia.

La investigación de la Operación Púnica traerá sorpresas durante el mes de febrero. A la esperada declaración de Francisco Granados, en la que todo apunta a que "hará un Marjaliza", como dicen ya fuentes personados en la causa, se suman también las de los directivos de la empresa Cofely, Pedro García y Constantino Álvarez, que declararán los días 6 y 7 de febrero ante el juez Manuel García-Castellón de la Audiencia Nacional.

Los directores de Mercado y Desarrollo en la filial de la francesa GDF Suez investigados en la causa, negocian un acuerdo con la Fiscalía a cambio de reducir las penas cuando llegue el momento del juicio. Están dispuestos a colaborar con la Justicia y su versión de los hechos es clave para entender el triángulo delictivo que se creó, presuntamente, entre ellos, el empresario David Marjaliza y distintos ayuntamientos de la Comunidad de Madrid.

Los investigadores consideran que altos cargos de Cofely, la principal compañía beneficiada por la trama, se habrían dirigido a Marjaliza y personas de su entorno para que utilizara sus influencias y les consiguiera adjudicaciones en ayuntamientos de distintos signos políticos (PSOE, IU y mayoritariamente Partido Popular) a cambio de mordidas millonarias. 

El propio Marjaliza ha relatado en distintas declaraciones cómo se habría repartido con el exvicepresidente madrileño Francisco Granados mordidas "que no eran como el 3% catalán", como él mismo expuso, sino variables y millonarias.

Distintas declaraciones les inculpan

El conseguidor confeso de la trama ha apuntado en varias ocasiones al directivo Pedro García, que también estuvo en prisión preventiva al inicio de la instrucción, como la persona que conocía los procedimientos dentro de Cofely para quedarse con las adjudicaciones municipales.

No solo las adjudicaciones en Madrid apuntan al responsable de Mercado de Cofely, sino también las de otras comunidades. José García Lobato, alcalde de Almendralejo, también declaró en sede judicial que el directivo le habría pasado los pliegos de un concurso de 20,2 millones de euros. 

Después de estas declaraciones y de las de otros investigados en Púnica que apuntan directamente hacia ellos, los directivos han decidido pasar a la acción, colaborar con la Fiscalía y contar su versión de los hechos, que será muy probable coincidente con la de Marjaliza.