Imagen de una urna electoral

Imagen de una urna electoral Efe

Tribunales

Juristas catalanes promueven la objeción de conciencia en el 1-0

Difunden un impreso para que lo usen los ciudadanos a los que se quiera obligar a estar en las mesas.

39 líneas para no participar en un referéndum ilegal. Un impreso con esa extensión y ese objetivo se está distribuyendo a través de las redes sociales para que los ciudadanos de Cataluña que sean llamados a formar parte de las mesas electorales del anunciado referéndum secesionista puedan expresar su negativa a hacerlo.

Se trata de invocar el derecho a la objeción de conciencia frente a un referéndum inconstitucional en el que el desempeño de los puestos de presidente y vocal de las mesas electorales se configura como obligatorio en el borrador de la ley presentada el pasado martes por los dirigentes independentistas.

De acuerdo con ese borrador, la "administración electoral del Govern", bajo la supervisión de una novedosa "Sindicatura Electoral de Cataluña", designará por sorteo público a los ciudadanos que habrían de formar parte de las mesas el 1-0. En el sorteo entrarán "la totalidad de las personas censadas" en Cataluña, pero la Generalitat guarda un silencio sepulcral sobre cómo va a obtener ese censo.

El impreso, elaborado por juristas catalanes, está pensado para el momento en el que el ciudadano recibe la notificación de su designación como presidente o vocal.

Referencias al Código Penal

En el texto se señala que el Código Penal exime de responsabilidad criminal al que obre en cumplimiento de un deber o en el ejercicio legítimo de un derecho. "Considerando que la convocatoria de referéndum no respeta las garantías legales ni estatutarias previstas en la normativa de carácter internacional, estatal y autonómico", expone, "es mi intención ejercer el derecho de objeción de conciencia frente al referéndum de autodeterminación, negándome mediante la presente comunicación a participar en la constitución de la mesa electoral".

El documento alude también a la privacidad de los datos de los ciudadanos y a su obtención irregular.  "Del mismo modo, considerando que mis datos de carácter personal han sido obtenidos de forma ilícita, solicito la cancelación de los mismos de todo archivo informático obrante en su poder, reservándome el derecho de denunciar la vulneración de mi intimidad personal ante la Agencia Española de Protección de Datos y los Tribunales de Justicia", señala el escrito, que sería dirigido a la citada Sindicatura Electoral.

"No sólo los particulares, sino que cualquier funcionario que tema recibir una orden ilegal relacionada con el referéndum debería tener preparado un escrito de ese tipo invocando la objeción de conciencia", afirman fuentes relacionadas con este movimiento ciudadano.