El ex teniente de alcalde de Valencia, Miguel Domíngurez.

El ex teniente de alcalde de Valencia, Miguel Domíngurez. EFE

Tribunales Corrupción del PP

La UCO señala al número dos de Barberá por malversación en Púnica

Le acusa de haber pagado con fondos públicos la financiación de un periódico afín a intereses políticos de las Autoridades del Ayuntamiento de Valencia.

La Guardia Civil señala a quien fuera número 2 de la ex alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, de haber malversado fondos públicos y haber cometido un fraude por contratar con dinero publico la financiación de un periódico digital afín a los intereses políticos de las autoridades del Ayuntamiento de Valencia.

Miquel Domínguez fue teniente de alcalde de la fallecida Barberá y concejal de medios de comunicación. De la investigación por el caso Púnica, los investigadores han descubierto que este ex dirigente valenciano 'popular' habría actuado en connivencia con la trama para contratar al diario digital Ahora Valencia para que publicara noticias favorables a los miembros del consistorio.

Domínguez es diputado regional en Valencia y por tanto si el nuevo titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, viera indicios de delito tendría que remitirlo al Tribunal Superior de Justicia de Valencia.

Domínguez tuvo que abandonar el grupo parlamentario popular tras su imputación en el caso Taula, por el presunto blanqueo de capitales con el método de 'pitufeo' para ocultar la financiación irregular de la formación en Valencia. Por esa misma causa, el Tribunal Supremo citó en calidad de investigada a la propia Barberá, lo que le provocó su salida del PP. Tras su declaración en el alto tribunal ante el magistrado Cándido Conde Pumpido, Barberá aparecería muerta en su habitación de hotel en Madrid.

Según las conclusiones del último informe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, y al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, el empresario Alejandro de Pedro -investigado por hacer trabajos de reputación on line a políticos con dinero público para lavar su imagen personal- se puso en contacto con autoridades del Ayuntamiento de Valencia con el objeto de sufragar el diario digital Ahora Valencia, bajo el concepto de "inserción de banners publicitarios".

Según los agentes, el propósito declarado del contrato era la inserción de publicidad institucional del Ayuntamiento en un diario digital. “Si bien la realidad material de los servicios que prestaba De Pedro excedía de este propósito y estaba orientado al posicionamiento online de noticias favorables al equipo municipal y en concreto a favor de determinados miembros de la Corporación”, recoge el documento.

Pese a que el contrato se materializó desde abril de 2014 los contactos previos entre De Pedro y personas vinculadas con el consistorio valenciano se iniciaron ya en el año 2012, el primero ofrecía sus servicios de posicionamiento en Google y dinamización de redes sociales, “que dan una idea más fidedigna de los servicios que en realidad prestaban sus empresas”.

Disfrazar pagos de reputación

Una vez más -según la UCO-, como se han constatado en otros informes de esta causa, “los servicios de posicionamiento on line de cargos públicos se disfrazan y pagan como si se tratase de una mera inserción de banners publicitarios. Sin embargo, la realidad es que es una especie por el verdadero servicio que ofrece la plataforma de noticias Ahora Valencia. Esta web lo que pretendía era insertar y dinamizar en la web contenidos favorables a los cargos públicos del consistorio y contrarrestar los desfavorables, todo ello pagado con fondos públicos del Consistorio.

Por estos hechos, la Guardia Civil señala, entre otros, como los presuntos responsables Domínguez por elevar para su aprobación el expediente de contratación a la empresa Madiva Editorial y Publicidad, de De Pedro. La verdadera finalidad de ese contrato era “financiar un diario digital afín a los intereses políticos de las autoridades del Ayuntamiento de Valencia”.