Francisco Correa, El Bigotes y Pablo Crespo.

Francisco Correa, El Bigotes y Pablo Crespo.

Tribunales

13 años de prisión para Correa, El Bigotes y Crespo y 9 para una exconsellera de Camps por Gürtel

La primera condena por esta trama declara probada su capacidad de corromper la contratación administrativa para lucrarse.

Valencia

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) ha condenado a penas de entre 3 y 13 años de prisión a 11 de los 13 acusados de amañar contratos entre la Generalitat Valenciana y la trama Gürtel para el montaje del expositor de la Comunidad en la Feria Internacional de Turismo (Fitur) en las ediciones de 2005 a 2009.

Milagrosa Martínez, exconsellera 'popular' de Turismo y expresidenta de las Cortes Valencianas, ha sido condenada a 9 años de prisión mientras que los considerados cabecillas de la trama Gürtel, Francisco Correa, Álvaro Pérez y Pablo Crespo tendrán que pasar 13 años en la cárcel si el Tribunal Supremo, instancia ante la que se puede recurrir esta sentencia, la confirmase.

La también exconsellera Angélica Such y el técnico de la administración valenciana Juan Bover han resultado absueltos de prevaricación administrativa, único delito del que estaba acusados.

Milagrosa Martínez.

Milagrosa Martínez. EP

Se trata de la primera sentencia de la trama Gürtel que condena directamente a un miembro del Gobierno autonómico que presidió Francisco Camps. El tribunal valenciano considera probado que los acusados crearon una trama empresarial para obtener contratos de la Generalitat Valenciana en diversas ferias de turismo (fundamentalmente en las ediciones de FITUR entre 2005 y 2009) tras realizar actuaciones encaminadas a manipular, alterar e influir a su favor en la tramitación de los procedimientos administrativos de adjudicación de tales trabajos.

Manipular concursos públicos

El TSJCV declara que el grupo de Correa era una organización empresarial creada ex profeso para manipular concursos públicos y participar activamente en el cambio de las condiciones exigidas a los adjudicatarios.

Las mercantiles de Correa carecían de medios personales y materiales para ejecutar esos trabajos, motivo por el que los subcontrataban con terceros. De esta forma obtenían un enriquecimiento irregular al lucrarse aplicando unos márgenes desproporcionados, duplicando partidas o facturando gastos inexistentes.

Tales importes eran admitidos por la Administración Autonómica (Agencia Valenciana de Turismo, Consejería de Turismo, Consejería de Territorio y Vivienda y Consejería de Infraestructuras y Transporte), que no solo no llevó un control efectivo de los pagos sino que alteró los criterios de adjudicación de los contratos y benefició irregularmente a las empresas del grupo Correa, señala la sentencia.

Estas mercantiles, según recoge la resolución de 558 páginas, cuyo ponente ha sido el magistrado Juan Climent, tenían información privilegiada: conocían por anticipado las condiciones de los contratos públicos, contratos que, en algunos casos, se modificaban a su conveniencia.

Las penas

Dos exconselleras de Francisco Camps, Milagrosa Martínez (conocida como 'La perla') y Angélica Suchs, se enfrentaban a peticiones de pena de 11 años de cárcel y 34 de inhabilitación y 10 años de prisión, respectivamente. Sólo Martínez ha sido condenada a 9 años de privación de libertad por un delito continuado de malversación y cohecho.

La Fiscalía reclamaba 10 años de cárcel para Álvaro Pérez, apodado ‘El Bigotes’; 11 años y medio para Pablo Crespo y 10 años para Correa.

El tribunal valenciano ha impuesto 13 años de privación de libertad a Correa por delitos de asociación ilícita, tráfico de influencias, malversación y cohecho.

Por estos mismos delitos Pérez ha sido condenado a 12 años y 3 meses, mientras que Crespo, a quien se añade un delito de falsedad documental, ha sido condenado a penas que suman 13 años y 3 meses de prisión, superior al propio cabecilla de la trama.

También estaban en el banquillo exaltos cargos de la era Camps como Rafael Betoret –condenado en 2011 por aceptar haber recibido trajes pagados por las empresas de  Francisco Correa-, Isaac Vidal, exjefe del área de Mercados y Comunicación de la Agencia Valenciana de Turismo (AVT), y Jorge Guarro, jefe del servicio de Promoción de la agencia. Betoret ha sido condenado a 6 años de prisión, Vidal a 7 años de cárcel y Guarro, a 4 años de privación de libertad. Los tres tienen, además, una pena de 10 años de inhabilitación.

Ana Grau, coordinadora de ferias en la Agencia Valenciana de Turismo, ha sido condenada a 3 años de prisión.

Los otros tres condenados son empleados del grupo de empresas de Correa: Cándido Herrero, de Orange Market, ha sido condenado a 4 años y cuatro meses de cárcel. Mónica Magariños, también de Orange Market, a tres años de prisión e Isabel Jordán, directiva de Special Event, a seis años cárcel

10 meses para conocer el fallo

Esta fue la primera pieza de Gürtel que llegó a juicio. En total, hay seis y el resto se juzgarán en Madrid. En marzo arranca el juicio por la supuesta financiación ilegal del PP valenciano. Justo en este caso, los nueve empresarios imputados quieren alcanzar un acuerdo por la Fiscalía Anticorrupción por el que admiten que financiaron de forma ilegal al Partido Popular en las elecciones municipales y autonómicas valencianas de 2007 y en las elecciones generales de 2008.

El juicio por la pieza de Fitur finalizó en abril de 2016. Los acusados han estado diez meses a la espera de la sentencia que ha comenzado a repartirse este viernes desde las 9 de la mañana. La investigación del caso se prolongó durante cuatro años. Para algunos de los procesados, como es el caso de los apuntados como cabecillas de la trama Gürtel, esta resolución marcará su futuro judicial al estar implicados en otras piezas que se juzgarán en Madrid.