Agentes de los Mossos y de los bomberos durante los trabajos de búsqueda.

Agentes de los Mossos y de los bomberos durante los trabajos de búsqueda. Robin Townsend EFE

Sucesos

El kayak de los desaparecidos en el pantano "estaba hundido en forma de uve"

Los equipos de rescate han intensificado en las últimas horas las labores de búsqueda de los jóvenes desaparecidos, en el pantano de Susqueda (Gerona). Un testigo ha aportado nuevos datos sobre el estado del kayak. 

E.E./ AGENCIAS

Un motorista que estuvo de excursión en el pantano de Susqueda asegura que el sábado por la tarde encontró el kayak de la pareja de jóvenes desaparecida, que estaba semihundido, con tres grandes piedras en su interior y pinchado.

Según Otto Heller, un joven vecino de Santa Cristina d'Aro (Girona), él y dos amigos más salieron en moto de excursión y decidieron ir a bañarse al pantano, donde estuvieron haciendo fotos y donde asegura que, unos minutos después, vieron "un objeto que flotaba".

"Vinimos aquí al embarcadero y cogimos el objeto que flotaba, que era un kayak". Iba a la deriva, pero estaba a muy pocos metros del embarcadero, por lo que se metieron dentro del agua y pudieron sacarlo. "Vimos que había tres o cuatro piedras; las sacamos y vimos que estaba pinchado; lo dejamos y nos seguimos bañando y no le dimos ninguna importancia", ha asegurado Heller. Ha detallado que el kayak era inflable: "flotaba por las puntas, estaba hundido en forma de 'uve'. Las tres o cuatro piedras las sacamos entre los tres".

No fue hasta el día siguiente, cuando vieron en las noticias la desaparición de la pareja que quería hacer una ruta en kayak cuando contactaron "con un amigo que es mosso d'esquadra". "Se lo explicamos y nos dijo que llamáramos al 112, pasamos la información y nos dijeron que viniéramos aquí. Estamos intentado echar una mano", ha explicado.

El sargento de los Mossos d'Esquadra que hoy se encuentra en el pantano, Enric Padró, ha mantenido, respecto a la declaración de Otto Heller, que está por confirmar el detalle de las piedras y también que el kayak estuviera pinchado. Mientras, se siguen investigando las causas del hundimiento de la embarcación, que apareció el domingo en el agua, cerca de donde estaba hundido el coche en el que viajaban los jóvenes, un Opel Zafira, y que también está siendo inspeccionado. El coche fue extraído el martes del pantano, al que no cayó por accidente, sino porque alguien lo empujó, según reveló ayer el conseller de Interior, Joaquim Forn.

Por su parte, el jefe de Intervención de los Bomberos de Girona y coordinador del dispositivo de búsqueda, Jordi Martín, ha explicado que se ha retomado el rastreo en torno al lugar donde apareció el coche hundido, a poco más de una milla náutica frente al embarcadero.

Trabajan conjuntamente diferentes unidades de Mossos, Bomberos y Agentes Rurales, las caninas con perros especialistas en búsqueda de personas en entornos acuáticos, medios aéreos, subacuáticos y agentes por tierra. Martín ha insistido en la falta de visibilidad en el agua y el difícil acceso a las zonas boscosas por la vegetación.

A primera hora de esta tarde se han incorporado al dispositivo de emergencias una decena de efectivos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil llegados de las bases de l'Estartit (Girona) y Barcelona, con tres embarcaciones.