Cebrián y Évole durante la entrevista en 'Salvados'.

Cebrián y Évole durante la entrevista en 'Salvados'. Atresmedia

Sociedad 'Salvados'

El "viejo amigo" que le donó acciones y otras 10 preguntas que Évole no hizo a Cebrián

El periodista de La Sexta no ahonda en la relación del presidente de Prisa con Zandi. "No creo que 'El País' sea un periódico de izquierdas", afirma el entrevistado. 

Era una entrevista tan esperada que tenía que defraudar. La conversación de este domingo entre el director de Salvados (La Sexta), Jordi Évole, y el presidente del grupo Prisa, Juan Luis Cebrián, tuvo algunos momentos de tensión entre los dos periodistas y no faltaron algunas perlas del entrevistado -por ejemplo: "No creo que 'El País' sea un periódico de izquierdas"-, pero el entrevistador desaprovechó la ocasión para desentrañar no pocas cuestiones polémicas como, por ejemplo, la relación entre el primer director de El País y el empresario iraní Massoud Zandi

Quizás el instante más comprometido de la entrevista llegó cuando Évole preguntó a Cebrián por su relación con los Papeles de Panamá. El presidente de Prisa negó con rotundidad cualquier vinculación con ese famoso escándalo de las sociedades off shore. "No he tenido ninguna relación, ni colateral, con los 'papeles de Panamá', es una calumnia y un infundio", expresó, con la misma vehemencia que repitió que "jamás" ha tenido dinero en el extranjero. Además, añadió que dicha información había sido "difundida por La Sexta y que se ha ocupado de borrar". Algo que después negó la propia cadena de televisión en su cuenta oficial de Twitter. 

"El viejo amigo" que no se menciona

En ese mismo bloque de la conversación, el periodista de La Sexta se interesó por las acciones del entrevistado en la empresa "Star Petroleum, domiciliada en Luxemburgo". "Es verdad que tuve esas acciones, están declaradas a Hacienda, ¿sabes cuál es el valor ahora? cero, porque está quebrada la empresa", explicó Cebrián, que añadió que "fue una donación de un viejo amigo mío". En ese momento, curiosamente, Évole no insistió en más detalles sobre ese "viejo amigo" cuya identidad no escucharon los telespectadores y que es el controvertido Massoud Zandi. 

Star Petroleum y Sudán del Sur. En esa línea, los seguidores de Salvados no pudieron saber que la citada Star Petroleum era la empresa paralela que el tal Zandi creó para hacer negocios con el gobierno de Sudán del Sur. Évole no profundizó en los turbios negocios de Zandi que en su día denunció la ONG Global Witness y que vieron la luz a raíz de los papeles de Panamá

La demanda contra El Confidencial. En este tramo de la entrevista, el presentador de Salvados tampoco preguntó a su interlocutor por la famosa demanda por competencia desleal que Prisa interpuso contra El Confidencial precisamente después de que dicho medio digital informase sobre los presuntos vínculos de Cebrián con los papeles de Panamá y con el citado Zandi. 

El veto a algunos periodistas. Otra pregunta que se echó en falta a este respecto tiene que ver con el veto a algunos periodistas en los medios de Prisa. También después de que algunos medios informasen sobre Cebrián y los papeles de Panamá, se generó una enorme polémica cuando se supo que Prisa había prescindido de algunos tertulianos habituales como el director de El Diario, Ignacio Escolar, quien denunció en su día su despido. Otros periodistas denunciaron casos similares y, además, trascendió que Cebrián había prohibido que periodistas del grupo Prisa acudieran a La Sexta. Otro particular por el que Évole no preguntó este domingo.

Jesús de Polanco. También llamó la atención sobremanera que Évole no hiciera ni una sola pregunta a Cebrián sobre Jesús de Polanco, el empresario que creó el grupo Prisa y que mantuvo una estrecha relación con el actual dirigente del holding mediático. Nada sobre los conocidos vínculos entre ambos y los gobiernos de Felipe González, ni sobre la célebre venta de Sogecable -quizás el asunto más controvertido de Cebrián como gestor-, ni sobre el famoso antenicidio, entre otros temas de gran polémica que salpicaron a ambos personajes. 

Sus 'méritos literarios'. El director de Salvados puso en apuros al primer director de El País al mostrarle las imágenes del día en que ingresó en la Real Academia Española, adonde acudieron el propio González y Alfredo Pérez Rubalcaba. Lo llamativo es que Évole no hizo pregunta alguna sobre las críticas que en su día desató la elección de Cebrián como académico, dado que muchos escritores consideraron (y consideran) que carecía de méritos literarios para ocupar un sillón de la RAE. 

El ERE de 'El País' y su jubilación millonaria. Otro momento tenso en la entrevista llegó cuando Évole se interesó por el sueldo millonario ("13 millones de euros") de Cebrián mientras se acometían despidos en El País. El presidente de Prisa negó cobrar tal cantidad y se remitió a los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Resultó extraño, eso sí, que el hábil periodista de La Sexta no hiciera hincapié precisamente en el doloroso Expediente de Regulación de Empleo del rotativo de Prisa, sobre todo teniendo en cuenta que los empleados despedidos de El País siempre culparon a Cebrián de aquellos despidos. Asimismo, en su día se supo que en las cuentas de Prisa se habían dedicado hasta 6 millones de euros para la jubilación del presidente, también en plena crisis del diario. Pero tampoco hubo preguntas al respecto.  

Su versión sobre el 23-F. Uno de los aspectos polémicos que Cebrián recoge en su primer libro de memorias, recién publicado, es su versión sobre cómo se comportaron los diferentes periódicos en la noche del 23-F. El director de EL ESPAÑOL, Pedro J. Ramírez, recordaba este mismo domingo que Cebrián se "inventó una patraña" sobre la conversación que mantuvieron en aquella insigne fecha a cuenta de la publicación de las ediciones especiales sobre el golpe de estado.

Zapatero, su enemigo íntimo. Otra cuestión que a priori se esperaba escuchar en esta entrevista y que finalmente no apareció es la relación entre Cebrián y el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero. Sabido es que el exlíder del PSOE nunca mantuvo una buena relación con el dirigente de Prisa. De hecho, mantuvieron agrias polémicas que Évole no recordó este domingo. 

Los casos de censura en 'El País'. En los últimos tiempos, El País ha sido noticia por algunos ejemplos de censura. Quizás el caso más significativo fue que el rotativo dejó de contar con las colaboraciones de Miguel Ángel Aguilar, históricamente ligado a Prisa, después de que este denunciase en declaraciones al New York Times que existía censura en dicho diario. De hecho, a posteriori el periódico que preside Cebrián rompió su acuerdo de colaboración con el afamado rotativo estadounidense. Tampoco este tema se comentó en la entrevista emitida en horario de máxima audiencia. 

Cebrián y la corrupción del felipismo. Otra de las cuestiones candentes que no apareció en Salvados fue la actividad profesional de Cebrián durante los años finales de Felipe González al frente del Gobierno. Es de sobra conocido que, como recordó Juan Carlos Monedero al inicio del programa de este domingo, siempre se ha acusado al presidente de Prisa de ocultar casos de corrupción del felipismo. El entrevistado no tuvo que responder a este respecto. 

Lo que Évole sí preguntó 

Más allá de las clamorosas omisiones citadas, durante la hora de entrevista emitida en Salvados Évole sí hizo muchas preguntas comprometedoras a Cebrián. El diálogo entre ambos no fue sencillo, con encontronazos por no pocos asuntos espinosos. 

Nada más empezar, el presentador de La Sexta se felicitó irónicamente por el regreso de Cebrián a la misma, a lo que el entrevistado contestó que "es la cadena que más veo". También Évole recordó que Manuel Fraga era uno de los principales accionistas de El País cuando se creó, a lo que Cebrián contestó explicando que en su día hizo un reportaje que le gustó al exministro de la dictadura franquista, añadiendo que "Fraga se pensaba que el periódico iba a decir lo que él quisiera" y matizando que "nadie se sentía subsidiario de Fraga y nos consideró traidores".

Después, el director de Salvados se centró en la orientación ideológica de El País, con la pregunta de si es o no un periódico de izquierdas. "No creo que lo haya sido nunca ni que deba serlo", zanjó el entrevistado. Más adelante, Cebrián admitió que no le había sorprendido el 'caso Urdangarin' y explicó que ha habido "un pacto tácito" de "periodistas y políticos" para "no adoptar posturas críticas con la casa real". 

"Pablo Iglesias es egocéntrico"

Como siempre suele hacer para sorprender a sus entrevistados, Évole mostró un vídeo a Cebrián. En este caso, fueron las imágenes del escrache que él y González sufrieron en la Universidad Autónoma de Madrid al grito de "fuera fascistas", hecho del que El País responsabilizó a Pablo Iglesias. El presidente de Prisa aseguró que no le extrañaría que "sectores de Podemos" estuvieran detrás de aquella protesta. 

Respecto al líder del partido morado, Cebrián dijo que "me parece chusco que diga que yo presiono para que Mariano Rajoy sea presidente, me parece un chiste". "Coincido con Iglesias en los análisis, no con las soluciones que da", agregó. Y remachó que, aunque no le conoce personalmente, le parece "un pelín egocéntrico, algo normal en los políticos". 

La mediocridad política de Pedro Sánchez se ha puesto de relieve en este tiempo

Respecto a Pedro Sánchez, el presidente de Prisa también se mostró muy crítico. Tras narrar que "se ha reunido varias veces conmigo" y que "una vez me citó en una cafetería cercana en la sede del PSOE y luego, porque había fotógrafos, fui a la sede", Cebrián afirmó que "la mediocridad política de Pedro Sánchez se ha puesto de relieve en este tiempo"; y tildó de "lamentable" que relacione "sus problemas con su partido con periódicos que son medios de comunicación independientes", en referencia a la explosivas declaraciones que el propio Sánchez hizo en su día en Salvados.

El periodista de La Sexta aguijoneó a su interlocutor con cuestiones sobre el consejo de administración de Prisa. Cuando Évole preguntó por la presencia en dicho cónclave de bancos y grandes empresas y, por ende, de las posibles presiones de estas, Cebrián negó recibir cualquier tipo de consigna. "El peso de la banca en Prisa es muy pequeño, no tenemos deuda casi con bancos españoles, ese es uno de los mitos que se ha creado", afirmó, antes de admitir que el Banco Santander "tiene un 4% de las acciones", "la Caixa otro 4%" y "Telefónica un 12%". 

Lo que se publica lo deciden los directores del medio

Cebrián espetó a Évole que "no quiero ser maleducado o ineducado, pero no entiendes cómo funcionan los consejos de administración, porque lo que hacen es administrar la empresa, deberías incorporarte a alguno". Una y otra vez, explicó que en los medios de Prisa "lo que se publica lo deciden los directores del medio". Y expuso que "lo que más preocupa es un fenómeno creciente en las redacciones que es la autocensura de los periodistas". 

Entre otras cosas, Évole recordó el día en que el Gobierno de Zapatero indultó a Alfredo Sáenz, vicepresidente del Banco Santander, y mostró a Cebrián la primera página de El País, donde dicha noticia no apareció. "Fue una decisión de director con su equipo", afirmó el fundador del diario, para quien eran "más relevantes las otras informaciones" que aparecían en aquella portada.