Olena Kondratiuk, vicepresidenta del Parlamento de Ucrania, a las puertas del Congreso tras su entrevista con este diario.

Olena Kondratiuk, vicepresidenta del Parlamento de Ucrania, a las puertas del Congreso tras su entrevista con este diario. Jorge Barreno

Política CONGRESO

PP y Cs exigen a Batet que aclare por qué se expulsó a la 'dos' del Parlamento de Ucrania del Congreso

Este diario había informado a los servicios de la Cámara de la entrevista, pero la charla fue cancelada por no haberse indicado "la ubicación concreta".

3 junio, 2022 04:29

Noticias relacionadas

Partido Popular y Ciudadanos van a exigir explicaciones a Meritxell Batet por lo ocurrido con la vicepresidenta del Parlamento de Ucrania mientras ésta concedía una entrevista a EL ESPAÑOL. Los servicios de Prensa de la Cámara interrumpieron la charla y, esgrimiendo que en la acreditación no se había "especificado una ubicación concreta", decidieron expulsar de la sala a los periodistas y a la delegación ucraniana.

Olena Kondratiuk (Lviv, 1970) es la número dos de la llamada Rada de Ucrania, que continúa en funcionamiento pese a la guerra. Había viajado a España para contar a los diputados del Congreso y a la propia Batet cómo viene desarrollándose el trabajo legislativo en Kiev en estos cien días de contienda.

Decidió hacerlo también en una entrevista con este diario. La cita fue concertada a través de la Embajada con menos de veinticuatro horas de antelación. Por ello, EL ESPAÑOL avisó al Congreso vía correo electrónico de la entrevista con pocas horas de margen. Se eligió la Carrera de San Jerónimo por una cuestión de deferencia y comodidad, ya que Kondratiuk había asistido allí esa mañana para mantener una reunión.

En un primer momento, los servicios de Prensa pidieron más detalles de la entrevista. Después, tras recibir un segundo correo electrónico, acreditaron al fotógrafo que iba a retratar a Kondratiuk, pero pidieron "hablar por teléfono con el periodista". El problema: el periodista no leyó el correo porque ya estaba camino del Congreso.

Una vez dentro, al no haber habido margen de maniobra para reservar un espacio, los periodistas de El ESPAÑOL decidieron hacer la entrevista en la sala de prensa del Congreso. Un espacio de uso común, utilizado habitualmente por todos los periodistas.

Se eligió ese lugar al no haber programada allí ninguna actividad durante toda la mañana. Cuando comenzaba la entrevista, los servicios de Prensa se acercaron, interrumpieron y aseveraron: "No podéis estar aquí. No tenéis reservada la sala".

Cuando se les explicó las circunstancias en que había sido organizada la entrevista, en lugar de proponer una solución constructiva o facilitar alguna alternativa, se señaló la puerta a la delegación ucraniana y a los periodistas. "Además, por norma, aquí sólo se puede entrevistar a diputados nacionales".

La situación rozó el absurdo, teniendo en cuenta que todos los miembros de la delegación ucraniana y los periodistas implicados estaban acreditados para permanecer en el Congreso, habiendo facilitado antes su documento de identidad y pasado el control de seguridad. Si no estaba "reservada la sala de prensa", se podía haber reservado en ese mismo instante. O, en su defecto, se podría haber improvisado una solución.

Olena Kondratiuk, perpleja, preguntaba: "¿Por qué nos echan? ¿Por qué no podemos hacer aquí la entrevista? No entendemos nada". Tras la expulsión, la entrevista tuvo que celebrarse en un hotel situado en la acera de enfrente.

Los grupos parlamentarios de PP y Ciudadanos han preparado sendos escritos para exigir explicaciones a Batet. Lamentan la "inflexibilidad" de los servicios de Prensa de la Cámara y, sobre todo, el trato recibido por la vicepresidenta del Parlamento de Ucrania.

Según los servicios jurídicos consultados por estas dos formaciones, corresponde a la Mesa del Congreso, que encabeza Meritxell Batet, el "gobierno interior" de la Cámara. PP y Cs hablan de "falta de respeto a una de las máximas representantes del poder legislativo ucraniano". Las formaciones lideradas por Alberto Núñez Feijóo e Inés Arrimadas piden a la Mesa que remita una disculpa institucional a Olena Kondratiuk.

Al día siguiente del suceso, Kondratiuk se reunió precisamente con Meritxell Batet, a la que invitó a conocer el trabajo de la Rada en Ucrania. Según las fuentes consultadas por este diario, lo ocurrido veinticuatro horas antes en la sala de prensa del Congreso no salió a relucir en la conversación.

Guerra Rusia -Ucrania