Política

Irene Montero, sobre las bajas cifras del 8-M: "Es por el coronavirus, pero no lo voy a decir"

La ministra, 'traicionada' por los micrófonos de ETB, aseguró que había "pánico generalizado" y que países europeos ya habían "tomando medidas drásticas".

1 junio, 2020 09:36

Noticias relacionadas

"Es que esto es ya cierre del Ministerio porque la gente todo el rato «un beso ministra, ¿te puedo dar un beso?. Bueno, dicen que el coronavirus pero da igual... muac, muac»,". Irene Montero explicaba el día después del 8-M a qué se debían las bajas cifras en comparación con años anteriores: "Creo que al coronavirus. O sea, no lo voy a decir pues porque no lo voy a decir".

La ministra de Igualdad, en una conversación con una periodista de la cadena vasca ETB antes de una entrevista, aseguraba que quería "ser muy prudente" porque, a su parecer "la comunicación que se estaba haciendo como Gobierno es buena comunicación muy basada en los datos médicos". En ello se justificaba para no reconocer en público el motivo del descenso de afluencia en la manifestación.

Añadía, además que pretendía "priorizar la salud pública" y "no tomar decisiones por el sentimiento este de pánico generalizado que ya hay". La ministra alegaba que "incluso hay países europeos que ya están tomando medidas drásticas" pero que "la capacidad real de control que están teniendo es muy limitada tomando medidas superdrásticas", añadía Montero en un vídeo que ha publicado Abc este lunes. Unas imágenes que ya han tenido su reacción política. El PP ha criticado que "lo sabían y lo ocultaron, haciendo caso omiso a los informes que venían de instituciones internacionales".

En aquella manifestación, promovida desde el Gobierno, se dieron cita 120.000 personas, según datos ofrecidos por la Delegación del Gobierno. Una bajada significativa respecto a los 375.000 del año anterior.

A finales de ese mes, Montero culpó a "los expertos y la autoridad sanitaria" de la celebración de las protestas: "Se hizo lo que nos dijeron en todo momento". 

La propia ministra dio positivo por coronavirus sólo cuatro días después del 8-M. Incluso 19 días más tarde Montero seguía siendo positivo en los test.

Carmen Calvo, Begoña Gómez (esposa del presidente Pedro Sánchez) y Carolina Darias, junto a otras ministras en la cabecera de la marcha del 8-M.

Carmen Calvo, Begoña Gómez (esposa del presidente Pedro Sánchez) y Carolina Darias, junto a otras ministras en la cabecera de la marcha del 8-M.

También la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, fue afectada por el Covid-19 y tuvo que ser ingresada en la Clínica Ruber Internacional de Madrid. De hecho, la mujer de Pedro Sánchez, Begña Gómez, también contrajo el virus. Mismo caso que la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias. Las tres estuvieron presentes en la manifestación del 8-M.

Entre los cercanos a la gente Moncloa, el médico y uno de los escoltas del presidente del Gobierno, también dieron positivo en el virus.

Información sobre el coronavirus: