Puigdemont y Comín exhiben un cartel pidiendo la libertad de Junqueras

Puigdemont y Comín exhiben un cartel pidiendo la libertad de Junqueras Vincent Kessler/Reuters

Política

La Eurocámara aplaza el inicio del procedimiento para levantar la inmunidad a Puigdemont

El expresidente catalán exhibe un cartel pidiendo la libertad de Junqueras y Sassoli impide cualquier debate sobre los nuevos eurodiputados.

Bruselas

Noticias relacionadas

El Parlamento Europeo ha recibido ya la petición del Tribunal Supremo para que levante la inmunidad como eurodiputados de Carles Puigdemont y Toni Comín, pero se toma con calma la tramitación del suplicatorio. Su presidente, el socialista italiano David Sassoli, ha eludido anunciar este lunes ante el pleno el inicio del procedimiento -un paso imprescindible para dar el pistoletazo de salida- a la espera de analizar en detalle toda la documentación enviada desde Madrid, que todavía no ha sido traducida. 

"El dosier acaba de llegar, pero aquí no hay automatismos. Se tiene que leer, se tiene que ver si hay que traducir a otros idiomas o no y vamos a hacer lo que hacemos siempre, que es tomar el tiempo necesario para hacer las cosas bien", ha anunciado el portavoz de la Eurocámara, Jaume Duch, minutos antes del inicio de la sesión plenaria. El juez belga que tramita las euroórdenes de entrega a España contra Puigdemont y Comín ha paralizado el procedimiento a la espera de que se aclare la cuestión de la inmunidad.

Tal y como estaba previsto, Sassoli ha anunciado al principio del pleno el reconocimiento de Puigdemont y Comín como eurodiputados "con plenos derechos" con efecto a partir del 2 de julio de 2019 en aplicación del fallo del Tribunal de Luxemburgo (TJUE) del pasado 19 de diciembre. Una sentencia revolucionaria que establece que una persona elegida a la Eurocámara adquiere la condición de miembro de pleno derecho desde la proclamación oficial de los resultados, sin ningún otro requisito, y goza desde ese momento de inmunidad. Ambos cobrarán salarios y dietas atrasadas por valor de 70.000 euros.

El presidente de la Eurocámara también ha reconocido al líder de ERC, Oriol Junqueras, pero a continuación ha anulado su escaño en aplicación de la justicia española que establecen que ya no es eurodiputado porque ha sido condenado en firme a 13 años de cárcel por sedición y rebelión. "Teniendo en cuenta la decisión de la JEC del 3 de enero de 2020 y de la decisión del Tribunal Supremo del 9 de enero de 2020, el Parlamento Europe constata la vacante del escaño del honorable Junqueras i Vies a partir del 3 de enero conforme a nuestro reglamento", ha dicho. En el caso del líder de ERC, todavía no está claro si recibirá salarios atrasados.

Sassoli no ha dejado que ningún eurodiputado interviniera durante estos anuncios. Pese a las protestas reiteradas del portavoz de Vox, Jorge Buxadé, el presidente de la Eurocámara se ha negado a darle la palabra. "Sobre todo esto, por supuesto, no hay debate", le ha contestado. Puigdemont y Comín han aprovechado el momento para exhibir una pancarta pidiendo la puesta en libertad de Oriol Junqueras, pero la han retirado rápidamente cuando se les ha acercado un ujier. Tampoco ellos han podido tomar la palabra.

Tras meses de batalla judicial, los dos dirigentes independentistas han ocupado sus escaños poco antes del inicio del pleno arropados por los eurodiputados del partido nacionalista flamenco N-VA, que les ha prestado apoyo político y logístico desde su fuga a Bélgica en octubre de 2017. También se ha pasado a saludarles el líder del Partido del Brexit, Nigel Farage. Se sientan en la última fila del hemiciclo, ya que figuran como no inscritos. Aunque han pedido ingresar en el grupo Verdes-ALE, en el que está ERC, todavía no tienen respuesta.

Una vez que Sassoli comunique al pleno la recepción del suplicatorio -lo que podría ocurrir en el pleno del 29 y 30 de enero en Bruselas-, deberá remitirlo a la comisión de Asuntos Jurídicos, que es la competente. Ésta designará a un ponente, que no puede ser español ni del mismo grupo que Puigdemont y Comín. Los eurodiputados pueden pedir toda la información que estimen oportuna. Además, los dos líderes independentistas tienen derecho a ser oídos y presentar todos los documentos o elementos de prueba escrita que consideren oportuno. Todo ello a puerta cerrada.

Al final del proceso, la comisión de Asuntos Jurídicos aprobará un dictamen recomendando que se apruebe o desestime el suplicatorio, es decir, que la Eurocámara suspenda o mantenga su inmunidad. La decisión final es del pleno y se aprueba por mayoría simple. El Parlamento Europeo da luz verde a la gran mayoría de suplicatorios que recibe y el de Puigdemont y Comín no debería tener problemas si PSOE, PP y Ciudadanos consiguen movilizar a sus respectivas familias políticas europeas. Pero la tramitación podría alargarse hasta un año, según fuentes parlamentarias.

Puigdemont y Comín se estrenan como eurodiputados en el primer pleno del año en Estrasburgo

Puigdemont ha dicho este lunes que tratará de tumbar la petición de levantamiento de su inmunidad. "No damos nada por perdido. Lo vamos a luchar", apunta. En su opinión, si el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, fuera sincero en su promesa de desjudicializar la crisis catalana, daría instrucciones a los eurodiputados del PSOE para que voten en contra del suplicatorio.

"Estoy convencido de que van a hacer caso a su jefe de filas, que de forma solemne en su investidura se comprometió a desjudicializar la política. El suplicatorio es una consecuencia directa de la judicialización de la política y por tanto estoy convencido de que serán coherentes y esta consecuencia de la judicialización de la política no la van a apoyar. Estoy convencido de que si hay un tiempo nuevo en el Gobierno español, eso se va a demostrar", ha asegurado sin mucha convicción.