La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, en una imagen de archivo.

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, en una imagen de archivo. Gtres

Política

Batet quiere conciliar: el Registro del Congreso cerrará a las 18.00 horas en vez de a las 20.00

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet propone un "nuevo Plan de Igualdad" para "racionalizar los horarios".

Noticias relacionadas

El Registro del Congreso, donde diputados y grupos parlamentarios tienen que presentar todas las iniciativas que se tramitan en la Cámara, va a adelantar su horario de cierre de las ocho a las seis de la tarde, una medida con la que se pretende contribuir a la conciliación laboral y familiar en la institución.

Lo ha anunciado este viernes, al término de la reunión de la Mesa del Congreso, su presidenta, Meritxell Batet, quien además ha explicado que los sábados quedarán excluidos de actividad del Registro, siempre con la misma finalidad de facilitar la conciliación de los funcionarios de la Cámara y los diputados.

No obstante, dado que se mantendrá el funcionamiento del registro electrónico, a efectos de los plazos reglamentarios el sábado seguirá contando como día hábil.

La medida no ha sido adoptada por unanimidad, ya que los dos representantes del PP en la Mesa se han abstenido, mientras que la han apoyado los otros siete miembros del órgano de gobierno de la Cámara.

"Racionalización de horarios"

Batet ha anunciado que el adelanto del cierre del Registro es solo "la primera" que quiere aplicar en esta legislatura "para mejorar la conciliación de la vida personal y laboral" en la Cámara Baja.

"Vamos a abordar la racionalización de los horarios junto con la elaboración de un nuevo Plan de Igualdad", ha agregado, un proyecto que ya estaba previsto desde la anterior legislatura.

La vicepresidenta segunda del Congreso, Ana Pastor, ha aclarado después que el PP no tiene nada en contra del adelanto del horario del Registro, pero sí ha reclamado un "planteamiento general" para facilitar la conciliación laboral y familiar de funcionarios, periodistas y parlamentarios.

Unas medidas que, ha recalcado, se deberían adoptar "de forma conjunta" y con el "consenso de todos"; también ha aludido en este sentido a la aprobación del Plan de Igualdad que ya estaba ultimado desde la anterior legislatura.