La presidenta de Baleares, Francina Armengol, junto al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en una imagen de archivo.

La presidenta de Baleares, Francina Armengol, junto al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en una imagen de archivo. MADRID

Política BALEARES

La presidenta de Baleares se niega a respaldar la Constitución con las palabras del Rey en el 3-O

Francina Armengol vota contra una moción de Vox que pedía comprometerse con la Constitución y el Estado de Derecho.

Noticias relacionadas

El Parlament ha rechazado con los votos en contra de PSOE de las Islas Baleares, Unidas Podemos y MÉS per Mallorca una moción de Vox sobre la defensa del régimen constitucional por considerar que "no tiene ni pies ni cabeza", según las palabras de los socialistas. PP y Cs también se han mostrado en contra de la argumentación expuesta por Vox pero han votado a favor por lo "obvio" de su contenido.

La propuesta defendida por Vox tenía un único punto en el que se pedía que el Parlament instase al Govern a comprometerse con los intereses generales, la unidad y permanencia de España, respetar el orden constitucional y la democracia, asegurar el normal funcionamiento de las instituciones y la vigencia del Estado de Derecho, basados en la Constitución y en el Estatut de Autonomía.

“El Parlamento de las Islas Baleares insta al Gobierno de las Islas Baleares a comprometerse con los intereses generales, la unidad y permanencia de España, respetar el orden constitucional y la democracia, asegurar el normal funcionamiento de las instituciones y la vigencia del Estado de derecho, basados en la Constitución y en el Estatuto de Autonomía”, decía el texto de Vox, inspirado en el discurso que pronunció el Rey Felipe VI el 3 de octubre de 2017. 

El diputado del PP, Juan Manuel Lafuente, ha expresado su voto a favor pues el texto de la moción es "obvio", pero ha pedido que se huya "de exageraciones y excesos verbales" y ha dicho que quien quiera una "España unidad y plural" podrá contar con su apoyo.

Cs: "No aporta nada"

Por su lado, el diputado de Cs, Juan Manuel Gómez, cuyo grupo también ha votado a favor, ha dicho que la propuesta de Vox "no aporta nada", supone una "grave irresponsabilidad" y resta tiempo para realizar otros debates necesarios. Asimismo, ha censurado que la formación asume el rol del Tribunal Constitucional y dicen quién es constitucionalista y quién no".

El diputado de El PI, Josep Melià, a dicho que Vox "no comparte ni la Constitución ni el Estatut d'Autonomia" y ha remarcado que "el estado autonómico es parte fundamental de la Constitución de 1978, tanto en el título 8, como en el 2, que "reconoce el derecho de las nacionalidades y las regiones". Además, ha dicho que la moción "da a entender" que el Govern no está comprometido.

Por su lado, el portavoz de Unidas Podemos, Alejandro López, ha pedido que no se use la Carta Magna como "arma arrojadiza" y ha señalado que la moción está "vacía de contenido" con el objetivo de "sacar rédito mediático desde la crispación". "Es una moción presentada para hacer show, algo que ha calificado de "absurdo".

Vox "fomenta el odio"

El portavoz de MÉS per Mallorca, Miquel Ensenyat, ha intervenido desde su escaño de manera breve y ha calificado que no debatirán la moción pues se plantea un debate "estéril" que busca "la confrontación y la división y atenta contra la pluralidad".

La diputada del Partido Socialista de las Islas Baleares, Pilar Carbonero, se ha expresado en un sentido similar y ha asegurado que la moción "no tiene ni pies ni cabeza" y ha dicho que las políticas de Vox "fomentan la división y el odio". "No toleraremos su intolerancia", ha aseverado.

Discurso del Rey

En su última intervención, Campos ha revelado que el texto de su iniciativa forma parte "del discurso del Rey Felipe VI del 3 de octubre de 2017 en defensa del Régimen Constitucional" y ha argumentado la necesidad de su propuesta pues lo que está pasando en "Cataluña se puede extender a Baleares" ya que en el Govern, según ha dicho hay "comunistas y separatistas".

"Estamos en una encrucijada que afecta a Baleares y a España pero más a Baleares pues está más afectada por la deriva pancatalanista que defiende el Govern", ha dicho.

Campos ha concluido que "Baleares debe elegir entre régimen democrático y entre que quienes quieren acabar con ello para implantar repúblicas soñadas, fantásticas y totalitarias".