Joan Mena, diputado de En Comú Podem en el Congreso.

Joan Mena, diputado de En Comú Podem en el Congreso. EP

Política NEGOCIACIÓN DE INVESTIDURA

Joan Mena, vetado como ministro de Universidades por los rectores: “Un profe de instituto no nos manda"

Docentes confirman que "al 90% de los rectores les daría rabia". La CRUE dice que oficialmente no tiene postura, pero rechaza la división en dos carteras.

Noticias relacionadas

Cuando Pablo Iglesias decía que "negociar con el PSOE será difícil" quizá no se esperaba que lo fuera a ser tanto, al menos en algunos frentes. Una cosa es que el líder de Podemos tenga claro, en su imaginario personal, que los socialistas tienen "demasiados compromisos con el Ibex" y otra que para cerrar el nombre del ministro de Universidades se fueran a encontrar tantos obstáculos en el camino. El último, según ha podido saber este periódico, ha sido el veto de una serie de rectores a que ocupe la cartera Joan Mena, diputado de En Comú Podem, por ser un mero profesor de Secundaria.

Así se lo han hecho llegar a Pedro Sánchez algunos de los rectores consultados: "No vamos a permitir que un profe de instituto nos dé ordenes", fue el mensaje que le hicieron llegar al presidente en funciones. Fuentes oficiales de la Conferencia de Rectores (CRUE) se desmarcan de esta postura: "Nosotros, como institución, nunca opinamos sobre la elección de una u otra persona", explican a este periódico.

Pero desde la CRUE sí confirman que el curso que están llevando las negociaciones entre PSOE y Podemos para el gobierno de coalición no gusta a los rectores y les tiene preocupados. "No queremos la separación de Ciencia y Universidades", advierten, "es un error, entre otras cosas porque es en nuestros centros donde se hace el 70% de la investigación en España".

En todo caso, fuentes universitarias confirman a EL ESPAÑOL que "a la inmensa mayoría de los rectores les daría rabia tratar como ministro a un profesor de Secundaria", pero que la CRUE "no es un ente que funcione unido, sino que tiene tensiones internas crecientes". Y que como cada uno va por libre, "algunos interesados han aprovechado el nombre de la asociación para vetarlo diciendo que hablan en nombre de la Conferencia de Rectores".

Echenique, o todo o nada

El nombre de Mena ya empezó a sonar la semana pasada en el juego de regateos que mantienen desde el pasado 12 de noviembre Sánchez e Iglesias. Los negociadores socialistas propusieron dividir la cartera que hoy maneja Pedro Duque en dos departamentos. El astronauta se quedaría con Ciencia y entregarían a Podemos la otra mitad del Ministerio que habían sugerido desde el lado morado.

Pero ése fue el primer obstáculo. Según fuentes conocedoras de las conversaciones, en ese momento, Pablo Echenique dejó de ser una opción: el secretario de Acción de Gobierno y jefe del equipo negociador sólo se haría cargo del área completa. Al tiempo, a la sede de la calle Princesa en Madrid llegó la segunda piedra en el camino -ésta más sorteable-, el recordatorio de que Ada Colau cree que los Comunes merecen estar representados en el Gobierno. No sólo por su peso dentro del grupo confederal parlamentario -es la Comunidad Autónoma que más diputados aporta, siete de los 35-, sino por su posible papel de intermediarios entre el Ejecutivo y el independentismo catalán.

Pero es que además Mena, según fuentes conocedoras de la negociación entre Sánchez e Iglesias, ya estaba acordado cuando llegó este tercer escollo, el veto con la velada advertencia de una legislatura dura desde la Universidad. Este periódico ha tratado de conocer la versión del propio Joan Mena, pero el diputado ha preferido no atender a las llamadas. Los Comunes no quieren hablar de nombres "hasta que esté atada la investidura".

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias intercambian documentos para firmar el preacuerdo de coalición.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias intercambian documentos para firmar el preacuerdo de coalición. Efe

Del lado socialista y del lado morado se coincidía en que su perfil era adecuado: por un lado, licenciado en Filología hispánica y profesor de Lengua Castellana en Cataluña; por el otro, iniciado desde muy joven en el asociacionismo vecinal hasta su desembarco en política en el Partit dels Comunistes de Catalunya. Y sobre todo, dialogante y disciplinado para encajar en un gobierno de coalición, al tiempo que soberanista -participó en las reuniones preparatorias del referéndum de cartón del 9-N de 2014- pero no separatista.

Además, lejos de las quejas de los rectores que lo han boicoteado, Mena no es sólo "un profe de instituto". No sólo ha sido portavoz en la Comisión de Ciencia en el Congreso, sino que fue responsable del Sector de Educación de Esquerda Unida i Alternativa (EUiA, luego integrada en los Comunes), y ha elaborado como experto estudios comparativos entre los sistemas educativos de los Estados miembros de la UE, como miembro del grupo de trabajo en Educación del Partido de la Izquierda Europea. "Si hay alguien preparado en ese campo es Joan", apuntan a este periódico desde Unidas Podemos.

Universidad gratis para todos

En comunicación con este periódico, docentes universitarios han recordado que "el programa de Unidas Podemos para la Enseñanza Superior tampoco lo conocemos, salvo la única propuesta de Iglesias: que sea gratuita". Y todos ellos coinciden en que "ojalá se pudiera, pero hay otras prioridades, como mejorar la movilidad, la internacionalización y la gobernanza".

En la CRUE señalan, en todo caso, que entre los rectores es unánime la opinión de que Ciencia y Universidades deben seguir juntos. "Nosotros lo que queremos es al mejor interlocutor posible, que la comunicación y las decisiones se tomen en un solo departamento". Y es que, por ejemplo en el primero Gobierno de Mariano Rajoy, la Secretaría de Estado de Ciencia e Innovación fue trasladada al Ministerio de Economía y Competitividad de Luis de Guindos "y aquello no funcionaba bien, no era eficiente".