Íñigo Errejón y Juanan Geraldes, cabeza de lista de Más País por Barcelona, en la presentación de las listas para el 10-N.

Íñigo Errejón y Juanan Geraldes, cabeza de lista de Más País por Barcelona, en la presentación de las listas para el 10-N. ADP

Política ELECCIONES GENERALES 10-N

Errejón acusa a Sánchez de contraer "el virus de Rajoy: llega tarde y con amenazas a Cataluña"

Pide al presidente que viaje a Cataluña a empezar a resolver el conflicto "dialogando" y le acusa, junto a Iglesias del "bloqueo que nos ha traído aquí".

Noticias relacionadas

El día elegido para la presentación de los candidatos de Más País se inauguraba con la continuación de los incidentes posteriores a la sentencia del procés: decenas de vuelos cancelados en El Prat, heridos, miles de afectados por las protestas de los CDR, cargas policiales... A este lado del Ebro la vida sigue igual en las calles, pero a ambos lados de las márgenes, España se debate entre quienes sostienen que "el Estado ha mostrado su firmeza ante un desafío mayúsculo" y quienes opinan que "estamos más lejos de la solución".

Uno de ellos es Íñigo Errejón, líder de esta "cooperativa de intereses comunes" que es como presenta a Más país. Este martes, el exfundador de Podemos ponía delante de los focos en el Teatro Réplika de Madrid a sus cabezas de lista en toda España. Una plataforma que trata de convertirse en partido político a nivel nacional apoyándose en patas regionales como la Chunta Aragonesista y los nacionalistas valencianos de Compromís... además de un recién llegado de las CUP, Juanan Geraldes, al que se le supone conocimiento de ese mundo aunque ahora niega ser independentista.

Y esa "sensibilidad periférica" que le celebró Joan Baldoví en su intervención se traslució en algo parecido a una declaración final del candidato al acabar el acto.

"Ayer fue un día triste para los ciudadanos de Cataluña y los de España", dijo el candidato a presidente del Gobierno, "y a mí me habría gustado ver al presidente del Gobierno viajar a Barcelona para reunirse con los actores principales del conflicto y empezar a dialogar para para reconstruir lo que lleva demasiado tiempo erosionándose y rompiéndose". Sin embargo, la declaración institucional de Pedro Sánchez le recordó a Errejón a tiempos recientes. Tanto que lo llegó a acusar de "estar muy cerca de contagiarse del virus Rajoy, eso de llegar tarde y con amenazas a Cataluña".

El líder de Más País admite que él no es jurista, sino candidato político, y que por tanto no le corresponde analizar la sentencia, sino "a quienes nos han traído hasta aquí, a quienes con su inutilidad e irresponsabilidad nos están haciendo pagar sus platos rotos". Por eso, pidió que éste día post-sentencia sea el primero de un nuevo tiempo "del diálogo y el reencuentro entre los pueblos de España", y que para eso lanzó su candidatura hace ya tres semanas.

Errejón se dirige a sus simpatizantes, rodeado de los cabezas de lista de Más País, en el acto de presentación para el 10-N.

Errejón se dirige a sus simpatizantes, rodeado de los cabezas de lista de Más País, en el acto de presentación para el 10-N. ADP

"No comparto la sentencia"

"Estamos viendo lo caro que es el precio que pagamos cuando la política es inútil", advirtió, "miles de catalanes y de españoles se han levantado sobrecogidos y doloridos". Y, a pesar de que no quería comentar el fallo del Tribunal Supremo, lo hizo: "No comparto en muchas cosas el sentido de la sentencia", condenó, "pero ésta es sobre todo la constatación de un fracaso político que nunca se debería haber producido".

Para Errejón, ahora hay dos posibles caminos. Y resumiendo, éstos son: el que están emprendiendo "las derechas, que arañan votos en otras regiones de España forzando que cada vez haya más catalanes que nos miran con desafección y lejanía". O el que él propone: "Trabajar para que ésta sea la última vez, el ultimo desencuentro, el último de una larga serie de despropósitos que nunca se tenían que haber producido".

Por eso, recordó, la posición de Pedro Sánchez, le asusta y ha reclamado "ni un gramo más de esta política irresponsable" y ha abogado por su llegada como "aire fresco a la `política, como actor nuevo para cambiar las recetas y evitar un bloqueo que nos ha traído hasta aquí, poniendo por delante los intereses de partido frente a los del país".

PSOE, con PP y Cs

Según el líder de Más País, "los jueces han hecho su trabajo, pero lo han tenido que hacer porque los políticos inútiles les pasaron la patata caliente" en 2017. Y ahora teme que ocurra lo mismo, tras el alineamiento de PSOE, PP y Ciudadanos en la advertencia a los independentistas de que "si hace falta, se arbitrarán medidas excepcionales" y que los tres partidos estarán juntos de la mano apoyándolas.

"Muchos se acuerdan hoy de Alfonso Guerra celebrando el 'buen cepillado que le hemos dado al Estatut', y otros", dijo Errejón, "a los líderes del PP asegurando que 'esto nos lo arreglan en el Supremo'... pero esa suma de políticas irresponsables pensando en el próximo telediario nos ha llevado a recrecer las heridas, a mayor distancia emocional, política y cultural".

Y así, Más País, según su líder, viene a "pensar en las próximas generaciones", porque "pobres de aquellos, se llamen PP, Ciudadanos o Vox, a los que no les importa que haya más catalanes alejados de España si arañanan votos en otros territorios". Dijo el líder izquierdista, a modo de advertencia a Pedro Sánchez, que le da igual "que digan mucho España y ondeen la bandera: pasarán mal a la historia, como los que levantan muros y no puentes".

"El punto intermedio"

Para Errejón, "las consecuencias de todo esto en el pasado las estamos viendo ya", y propuso a su partido, con sus coaliciones territoriales, como Chunta, Compromís y el excandidato de las CUP en Barcelona, Juanan Geraldes -uno de los pocos a los que no se dio la palabra en el acto-; y las temáticas, Equo -con Inés Sabanés a la cabeza-, como ejemplo de "los que sabemos negociar, buscar un punto intermedio y poner por delante los intereses de la gente".

Íñigo Errejón (Más País) y Joan Baldoví (Compromís), charlan al acabar el acto de presentación de candidaturas para el 10-N.

Íñigo Errejón (Más País) y Joan Baldoví (Compromís), charlan al acabar el acto de presentación de candidaturas para el 10-N. ADP

Y fue entonces cuando le dio duro, durísimo, a su antiguo partido, Podemos, a su líder, Pablo Iglesias y a toda la herencia que lo ha traído hasta aquí."Entiendo que mucha gente esté decepcionada y cansada de los políticos. Yo mismo lo estuve cuando no hubo acuerdo: hicimos nuestro trabajo, votamos izquierdas, evitamos una involución de 50 años... ¿y ahora nos obligan a volver a votar?".

Dijo Errejón que Más País existe porque "somos nosotros mismos los que hace un mes nos preguntábamos ¿y ahora a quién voy a votar? ¿Alguien se lo merece? ¿Alguien ha honrado mi voto, con cariño y respeto?". Dice Errejón que Iglesias y Sñanchez jugaron a romper los platos uno contra la cara del otro, pero que hay cosas que no pueden esperar: "El acuerdo verde que propusimos la semana pasada, el combate a la violencia machista, que los autónomos paguen antes de cobrar nada, y sobre todo que si hay una nueva crisis no recaiga sobre nuestras abuelas".

Para el que dirigió en Podemos hasta hace poco y ya no se reconoce de morado, toda esa irresponsabilidad torna en inutilidad, convierte a Sánchez e Iglesias en irresponsables y es necesario que la plataforma por él liderada los ponga de acuerdos, tienda puentes y haga lo mismo en un nuevo acuerdo de reequilibrio social entre españoles. "Y territorial", insistió, porque era el día.