Pablo Iglesias durante su intervención en las fiestas del PCE este domingo en Rivas.

Pablo Iglesias durante su intervención en las fiestas del PCE este domingo en Rivas.

Política CAMINO AL 10-N

Iglesias se abre a un pacto con Errejón: "El adversario no es él, sino los poderosos"

El líder de Podemos afirma que respeta que el candidato de Más País quiera que Pedro Sánchez "gobierne gratis".

Noticias relacionadas

Se arremolinaban los curiosos que habitaban en la mañana de este domingo las fiestas del Partido Comunista de España. Había leves codazos y empujones por situarse a la sombra y poder ver de cerca a Pablo Iglesias, líder de Unidas Podemos, que acudía para presentar un número de una revista. Allí, en la madrileña localidad de Rivas Vaciamadrid, ante un auditorio fácil, convencido, Iglesias ha desplegado el mensaje con el que su formación confederal piensa articular la campaña para las elecciones generales del 10-N.

“Estas elecciones no van de peleas entre partidos, sino de ver quién está dispuesto a aplicar la Constitución”, ha explicado el secretario general de Podemos. Lo ha hecho, además, sin dejar de acordarse, evidentemente, de Íñigo Errejón, con quien dijo estar dispuesto a pactar “si se atreve a defender” los artículos de la Carta Magna que protegen los derechos sociales.

Porque si algo tiene claro Unidas Podemos es que sus rivales no están en la arena política. "Nosotros no tenemos a ningún partido de adversario y mucho menos a los progresistas. Nuestros adversarios son los poderes económicos, que son los que han boicoteado explícitamente que nosotros entráramos a gobernar en este país". Desde Ana Patricia Botín a la CEOE, Iglesias ha mentado varios ejemplos.

El dirigente de Podemos ha insistido en que "respeta al máximo" las decisiones "individuales" de cada líder político y cada formación. “Todo el mundo es adulto y respetamos la decisión de cambiar de partido”, ha comentado, dado que, para él, “los cambios de partido son muy habituales en la política española”.

Con la vista puesta en Más País y Errejón, Iglesias ha planteado que "respeta" que esa formación quiera que Pedro Sánchez "gobierne gratis", pero ha dejado más que clara su principal línea roja: Unidas Podemos sólo apoyará al PSOE a cambio de entrar en el Gobierno. ¿Por qué? “Es la única manera de que los españoles noten cambios". “Ya les dimos un gobierno gratis que no funcionó”, ha reflexionado.

Si tras el 10-N se cumple esa premisa, Podemos afirma que no vetaría a Íñigo Errejón. “Pactaría con quien sea necesario un gobierno de coalición que se atreva a bajar la factura de la luz, creando una empresa pública de energía que se enfrente al oligopolio eléctrico; con cualquiera que esté dispuesto a que los ricos también paguen impuestos; con cualquiera que se atreva a cumplir los artículos que defienden los derechos sociales de la constitución, claro que sí”.