Albert Donaire junto a su pasaporte como ciudadano de Los Países Catalanes.

Albert Donaire junto a su pasaporte como ciudadano de "Los Países Catalanes". E.E.

Política CATALUÑA

Albert, el mosso indepe, se supera: ahora alienta actos de mofa a la Justicia

Líder de "Mossos per la República", llama "nazis" a policías y guardias civiles. También presume de "pasaporte" catalán.

Noticias relacionadas

Albert Donaire, ya conocido como "el mosso indepe", acaba de superarse. En su cuenta de Twitter, ha alentado a los ciudadanos a participar en un acto contra la Justicia que se ha celebrado en el municipio gerundense de Porqueres. La jornada se ha titulado: "Togas de la infamia". En el cartel, aparecen Rivera, Casado, Sánchez y Abascal como seguidores de Francisco Franco.

El gesto de Donaire llega poco después de que varios policías nacionales, en conversación con este diario, criticaran la impunidad con la que se conduce este agente. Otras de sus hazañas han sido presumir de pasaporte catalán o llamar "nazis" a los guardias civiles que combatían las actuaciones ilícitas del procés.

"Hoy toca ir a hacer manualidades. ¡Manos a la obra!". Esas han sido las palabras elegidas por Albert Donaire para promocionar el escarnio a la Justicia celebrado en Gerona.

El acto estaba encuadrado en "la fiesta de la fiambrera", que eligió como eslogan el mentado "Togas de la infamia". Además del Consistorio local -así informa elcatalán.es-, han colaborado en la organización Òmnium y la ANC.

Este es el currículum del propio Albert Donaire: coordinador de Mossos per la República (MxRC), miembro de la ANC, Òmnium Cultural y Plataforma per la Llengua. Cuando utilizó su cuenta de Twitter para llamar "nazis" a policías nacionales y guardias civiles, se abrió una investigación por un presunto delito de odio contra él, que finalmente fue archivada. Entre otros exabruptos en sus redes también pidió "abrir las cárceles" catalanas para liberar a los líderes independentistas presos.

El pasado mes de abril declaró en el juicio del procés como testigo. Antes, se encargó de anunciar en su blog que iría al Tribunal Supremo "con toda la fuerza que me da poder ser la voz de millones de catalanes". Aquel alegato, en realidad, se convirtió en un balbuceo. Cuando el presidente del tribunal, Manuel Marchena, le recordó su deber como mosso, Donaire no logró salir del titubeo.