Foto colgada por Albert Donaire en su perfil de Twitter en la que se burla del Tribunal Supremo.

Foto colgada por Albert Donaire en su perfil de Twitter en la que se burla del Tribunal Supremo. Twitter.

España INDEPENDENTISMO

Albert Donaire, el mosso que jalea al separatismo en Twitter pero balbucea ante el juez Marchena

Conocido como "el mosso indepe", ataca a Policía Nacional y Guardia Civil en redes sociales pero dice "defender siempre la Constitución" en el Supremo.

Noticias relacionadas

Albert Donaire Malagelada es uno de los mossos d'esquadra más activos en la defensa del separatismo catalán. Su curriculum no miente: coordinador de Mossos per la República (MxRC), miembro de la ANC, Òmnium Cultural y Plataforma per la Llengua

Sus redes sociales son un hervidero de mensajes y consignas separatistas: "Ciudadano de la República de Cataluña", se presenta en su cuenta de Twitter. Una carta de presentación idónea. Donaire, tuitero empedernido, utilizó su cuenta para llamar "nazis" a policías nacionales y guardias civiles, motivo por el que se abrió una investigación por un presunto delito de odio contra él en Olot (Gerona) que finalmente fue archivada. Entre otros exabruptos en sus redes también pidió "abrir las cárceles" catalanas para liberar a los líderes independentistas presos.

Hace solo unos días, Donaire volvió al epicentro de la polémica tras publicar una imagen en la que presumía de pasaporte como ciudadano de "Los Países Catalanes". Todas estas manifestaciones públicas le han valido el sobrenombre de "el mosso indepe".

El pasado mes de abril declaró en el juicio del procés como testigo. Antes, se encargó de anunciar en su blog que iría al Tribunal Supremo "con toda la fuerza que me da poder ser la voz de millones de catalanes. Con la que me da poder hablar en nombre de la democracia. Con la que me da la posibilidad de desmontar todas las mentiras". Unos propósitos muy enfáticos que, en la realidad, se tradujeron en un balbuceo ("sí, sí, perfecto") cuando el presidente del tribunal, Manuel Marchena, le recordó sus obligaciones como testigo y las consecuencias judiciales que podían tener sus salidas de tono.

Juicio del Procés, Jornada 35

El episodio ocurrió cuando el mosso quiso replicar a una pregunta del letrado de la acusación popular de Vox, Javier Ortega Smith. Éste había solicitado la declaración como testigo de Donaire para preguntarle por varios tuits que publicó en las fechas previas al referéndum independentista, entre ellos el siguiente: "Como mosso estoy al lado del Govern para garantizar que se celebre con normalidad el 1-O". En la foto insertada en el tuit aparecía, de espaldas, cuadrándose ante una 'estelada'.

"Diría que yo no soy el que soy juzgado aquí", respondió Albert Donaire en castellano, tras haber soltado alguna palabra aislada en catalán pero sin reclamar en ningún momento -como sí hicieron hecho otros testigos- poder hablar en la lengua materna.

Marchena interrumpió: "Vamos a ver... No confunda el escenario. Usted ha sido citado como testigo. En consecuencia, se va a limitar a responder a las preguntas que le formulen las acusaciones y las defensas y que el tribunal declare pertinentes".

"Usted es agente de la autoridad y está ahora ante la autoridad judicial", prosiguió el presidente de la Sala. "Obre como le impone su estatuto profesional. Eso sí: diga la verdad. ¿De acuerdo?", le lanzó con seriedad el presidente del Tribunal. "Sí, sí", balbuceó Donaire.

"Responda a las preguntas que le formule la acción popular y que el tribunal declare pertinentes. Si usted no me oye decir que esa pregunta es impertinente, tiene el deber legal de declarar. Usted sabe, o debería saber perfectamente cuál es el papel de los testigos en una causa penal", zanjó Marchena. "Perfecto", acertó a decir el mosso.

"No me acuerdo de ese tuit"

El esperpento continuó cuando Ortega Smith le preguntó por las tareas que el mosso realizó en la jornada del 1-O: "Nuestras tareas como agentes de la autoridad respetando siempre las resoluciones que indicaban no actuar para causar un daño mayor a la población, siempre intentando cumplir la Constitución y las leyes".

No incautó material electoral "debido a la gran cantidad de gente que había y a que tampoco disponíamos de material".

Por último, fue preguntado por un tuit que publicó el 1-O, en el que decía que "la Policía Nacional y la Guardia Civil" no aparecieron cuando los terroristas atacaron, pero atacaron sin escrúpulos a los demócratas catalanes el 1 de octubre". "No me acuerdo de ese tuit", se limitó a decir Donaire.

Tras declarar ante el Tribunal Supremo, afirmó en Twitter que se habían "vulnerado" sus derechos lingüísticos, pese a que en ningún momento pidió expresarse en catalán.

Denunciado por una compañera

Inma Alcolea, conocida como "la mosso constitucionalista", tiene previsto presentar una denuncia penal frente al fiscal delegado de Delitos de Odio y Discriminación de Gerona, Víctor Pillado, contra Albert Donaire.

El escrito de Alcolea, detallista y exhaustivo, de casi cuatrocientas páginas si se incluyen los documentos anexos, pide el procesamiento por delitos contra la intimidad y por delitos de organización criminal contra el coordinador de Mossos per la República (MxRC).

Tras treinta meses de calvario judicial y administrativo y tras ver su foto y la de su hijo expuesta en las redes sociales, Alcolea decidió pasar al ataque y denunciar a su compañero, a la espera de que la futura Ley Pasarela permita a los mossos d'esquadra constitucionalistas dar el salto a la Policía Nacional.

Más polémicas

Donaire es conocido por suscitar polémicas en las redes sociales. Uno de sus mensajes más controvertidos fue el de difundir la idea de cerrar los accesos a Cataluña en el marco de las protestas por las acciones policiales y judiciales contra el independentismo. El policía autonómico también generó otro conflicto con los no-nacionalistas cuando llamó“colonos” a los ciudadanos que defienden Tabarnia.

En otra ocasión, el coordinador de los Mossos por la Independència (MxI), Albert Donaire, llamó a la insurrección y pidió “abrir las cárceles” de Cataluña para “sacar” a los líderes separatistas. Algo que -según el mosso- no podría impedir el Gobierno porque “no tiene el control del territorio”: "Los tenemos en las prisiones catalanas, y si proclamamos la república y dejamos los lazos, tenemos las llaves de las cárceles para abrirles y sacarles de allí”.

El policía, denunciado e investigado en otras ocasiones por delitos de odio e injurias, ha impregnado sus redes sociales con ataques hacia la Policía Nacional y la Guardia Civil.

Tuit de Albert Donaire.

Tuit de Albert Donaire. TWITTER