Rivera, durante su réplica a Sánchez en el Congreso.

Rivera, durante su réplica a Sánchez en el Congreso. Chema Moya Efe

Política CONGRESO

Rivera acusa a Sánchez de limpiar la imagen de Torra y Otegi y "criminalizar" al constitucionalismo

El candidato liberal ha afeado al presidente en funciones "no hacer nada" por convertir la Diada en la fiesta de "todos los catalanes".

Noticias relacionadas

Pedro Sánchez, en los primeros minutos de su comparecencia, ha dicho que “ojalá un día” la Diada pueda ser de “todos” los catalanes. Un eslogan que ha sublevado a Albert Rivera: “Oiga, usted es el presidente del Gobierno, no un cantante. ¡Haga algo! ¿Cómo que ojalá?”.

El candidato de Ciudadanos ha dedicado gran parte de su réplica a hablar de Cataluña. Sánchez apenas le ha mirado. Mientras el liberal arengaba, el líder socialista subrayaba un taco de folios. Rivera, visiblemente molesto, le ha acusado de “criminalizar a los constitucionalistas” mientras “limpia la imagen de Torra y Otegi".

En referencia al integrante de EH Bildu, Rivera le ha recordado a Sánchez que se trata de un cómplice de 54 matanzas en Cataluña. Ha mencionado, en concreto, los asesinatos de Vic e Hipercor. "¿Cuándo va a pedir perdón a las víctimas del terrorismo? Mientras, se pasea a sus anchas por Barcelona y se hace selfis con Torra. Camina sacando pecho", ha argüido el mandatario liberal. Sobre el presidente de la Generalitat, ha increpado al Ejecutivo por tolerar los desmanes de los CDR.

"Señor Sánchez, ¿qué hacemos? ¿Ojalá llueva café en el campo? ¿Invocamos a los dioses? Hoy debería ser un día de celebración, pero los separatistas lo han convertido en su fiesta privada”, ha inquirido Rivera.

El líder de Ciudadanos lo ha descrito como "la gran paradoja": "Los catalanes decentes no pueden festejar su día, pero Torra y Otegi sí pueden hacerlo". Como estaba previsto, Rivera ha golpeado una y otra vez con las "alianzas" electorales de Sánchez: "¡Mire a sus socios en Navarra".

Con esas palabras, ha sacado a colación el caso de Huarte, el municipio navarro cuya alcaldía pasó del PSOE a EH Bildu después de que los abertzales lo exigieran en la Cámara foral.

Tono de campaña

Como el tema de discusión era europeo, Rivera puso la "inactividad" de Sánchez -el mentado "ojalá"- en el espejo continental. "¿Se imaginan que Macron no hiciera nada ante una situación similar? ¿Se imaginan que esto sucediera en Alemania o Estados Unidos?".

Por último, Rivera desveló un aviso de cara a Bruselas. Ciudadanos no votará a favor del nuevo comisario de Justicia si no se compromete a reformar la actual euroorden: "No puede ser que los delincuentes huyan a sabiendas de que no serán juzgados en su país".

El tono de Albert Rivera, como advirtió el mismo en su reunión de grupo de este martes, ya es electoral. El candidato ha "engrasado la maquinaria" y trabaja con la vista puesta en la campaña. Mantendrá su veto a Sánchez y ahondará sus diferencias con el PP, con quien se disputará la mayoría de sus votantes.