El nuevo gobierno de la Comunidad de Madrid minutos antes de su primera reunión.

El nuevo gobierno de la Comunidad de Madrid minutos antes de su primera reunión.

Política COMUNIDAD DE MADRID

El PP presume de ‘sudar’ en agosto frente a las vacaciones de Cs: “De ellos no hay nadie”

La ausencia de los principales dirigentes de Ciudadanos durante la toma de posesión del que será su mayor barón ha sorprendido a propios y ajenos.

Noticias relacionadas

El patio de la Real Casa de Correos, sede del gobierno de la Comunidad de Madrid, mostró este martes su otra cara. Si 24 horas antes el edificio estaba repleto y no cabía un alfiler, cuando los consejeros del nuevo Ejecutivo liderado por Isabel Díaz Ayuso tomaban posesión ante un exiguo público, los aplausos retumbaban. Era imposible esconderse: todos podían verse las caras. Y, por eso, pese a la solemnidad del acto, las ausencias brillaban más que nunca.

Si el primer acto era la puesta de largo de Ayuso como presidenta regional, este martes era el día del Gobierno al completo: una plantilla bicolor, con rostros de PP y Ciudadanos casi por igual ratio. Para empezar, por el vicepresidente Ignacio Aguado, también consejero de Deportes, Transparencia y Portavocía del Gobierno. Al jurar su cargo, se convirtió en el mayor barón con el que cuentan los de Rivera. Pero entre los naranjas no estaba ninguno de los cinco dirigentes más importantes del partido. Acudieron Begoña Villacís, vicealcaldesa de Madrid, Juan Carlos Girauta o Paco Igea —enfrentado a Rivera en las primarias castellanas—.Los conservadores, en su día grande, la toma de posesión del lunes, fueron con todo, Pablo Casado a la cabeza.

El poco calor que dio Albert Rivera a los suyos—“Un equipo, un único equipo”, había enfatizado Ayuso en su discurso— protagonizó todas las conversaciones entre los asistentes. “De ellos no ha venido nadie. Sólo Begoña y Girauta, que siempre va un poco más por libre. Estamos flipando”, mencionaba una perpleja diputada popular de la Asamblea. “Ni hoy ni ayer, ni teniendo a Marta Rivera [que es parte de la Ejecutiva nacional de Ciudadanos] en el gobierno”, comentaba otro integrante de la bancada del PP en el parlamento regional.

Toma de posesión de los nuevos consejeros de la Comunidad de Madrid

Despliegue popular

Si bien es cierto que nadie, ni en el PP ni en Ciudadanos, esperaban que la formación de gobierno se demorara tanto en el calendario, los populares se han ido repartiendo para arropar a Ayuso y los suyos en la investidura de la presidenta madrileña y en la toma de posesión de sus consejeros. Desde el presidente del partido, Pablo Casado, a la portavoz en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, pasando por vicesecretarios como Cuca Gamarra o Pablo Montesinos y los presidentes autonómicos Juanma Moreno o Alfonso Fernández Mañueco.

Y la semana anterior, durante los dos días que duró el pleno de investidura en la Asamblea de Madrid, se dejaron ver en las gradas de invitados el secretario general, Teodoro García Egea; la portavoz en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, la vicesecretaria de Organización, Ana Beltrán; el vicesecretario de Territorial, Antonio González Terol, o el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida.

Querían escenificar la victoria que supone, para ellos, mantener el gobierno de la Comunidad de Madrid tras unas negociaciones que se atascaron más de una y más de dos veces. También para dotar de la importancia que tiene para los populares una administración que gestiona un presupuesto superior a los 20.000 millones anuales y decide sobre la vida de 6'5 millones de madrileños. Es la joya de la corona del poder territorial.

Ciudadanos, de vacaciones

La comparación era inevitable: Aguado no contó con ningún miembro de la plana mayor de Cs, que continuaba sus vacaciones —al menos las mediáticas—. En el pleno de la Asamblea, la mayor autoridad naranja fue Marcos de Quinto, portavoz económico. Así, este martes, las ausencias llamaban tanto la atención que el nuevo barón naranja se sorprendió cuando Villacís [que también es miembro de la Ejecutiva] le saludó justo al término del acto. “¡Hombre, hola!”, ha exclamado.

La sintonía entre Ayuso y su presidente es total. Eso ha levantado ciertas asperezas en algunos destacados miembros del PP madrileño, que habitualmente ha gozado de cierta autonomía. Pero ahora el tiempo es otro: tal es el entendimiento que los nombres de los consejeros populares han sido consensuados con Génova.

No es así entre los del nuevo vicepresidente de la Comunidad de Madrid. Frente al perfil orgánico de los consejeros elegidos por el PP, las ausencias de Rivera, Villegas o Arrimadas. Pero si en algo han querido ir de la mano Isabel Díaz Ayuso e Ignacio Aguado es en sus intentos para remar juntos, en favor del nuevo gobierno. “Por encima de nuestros nombres y nuestras siglas, están los ciudadanos de Madrid, que esperan de nosotros soluciones a sus problemas”, la presidenta dixit.