Diego Sanjuanbenito, momentos antes de la votación final de la investidura de Isabel Díaz Ayuso.

Diego Sanjuanbenito, momentos antes de la votación final de la investidura de Isabel Díaz Ayuso. J.J. Guillén EFE

Política COMUNIDAD DE MADRID

Luna de miel en África y aterrizaje 'in extremis' de Diego Sanjuanbenito para hacer presidenta a Ayuso

El diputado del PP ha dado el segundo 'sí' más importante de su verano justo el día de su incorporación tras su permiso matrimonial.

Noticias relacionadas

Que los imprevistos y los nervios suelen ser los invitados más comunes a cualquier boda es algo conocido. Más en pleno verano: temporada alta de enlaces, compromisos y celebraciones a lo largo y ancho del calendario. Pero cuando el diputado popular en la Asamblea de Madrid Diego Sanjuanbenito planificó su gran día junto a su pareja aún ni se vislumbraba un adelanto de las elecciones generales, jamás se le podía haber pasado por la cabeza que tendría que volver apresuradamente de su viaje de novios para investir a Isabel Díaz Ayuso.

Según ha podido saber este periódico, Sanjuanbenito, que se encontraba de viaje por varios países de África, entre ellos Botsuana, junto a su recién estrenada mujer, nunca tuvo que adelantar su regreso para poder contar con su voto. La pareja, que cerró su periplo africano allá por el mes de febrero, no contaba con ninguna certeza sobre si siquiera el diputado resultaría electo.

Pero, por cosas del azar, finalmente no sólo engrosa las filas de la bancada popular en la Asamblea, sino que el día de su incorporación al trabajo tras la luna de miel sería uno de los más determinantes de la legislatura que tenía por delante: no ha tenido que cambiar ningún vuelo, dado que el 14 de agosto siempre fue su fecha de vuelta, pero correr, tras casi 24 horas seguidas de viaje, sí. Y bastante.

Sobrepasado por el revuelo

Porque Sanjuanbenito, que fue como número 15 del PP madrileño en las listas de las pasadas elecciones autonómicas, era el único miembro del grupo parlamentario popular que dejó en la primera sesión del pleno de investidura su sillón vacío. Su voto nunca ha resultado determinante, puesto que tras el acuerdo con Ciudadanos y Vox, Ayuso superaba por uno la mayoría absoluta. Pero él no quería fallar.

Sanjuanbenito, según ha hecho llegar a sus compañeros, se ha visto sorprendido por la repercusión de su petición de voto telemático, hasta un poco sobrepasado. Fue el único parlamentario de la Cámara regional que lo hizo junto con la diputada Tania Sánchez, de Más Madrid, que se encuentra en un avanzado estado de gestación.

A ella se le concedió, por encontrarse su situación dentro de los supuestos tasados que recoge el reglamento. A él no, por el mismo motivo, aunque el derecho a gozar del permiso de ausencia por matrimonio está recogido en el Estatuto de los Trabajadores, así como en la legislación por la que se rigen los representantes públicos.

El segundo 'sí' más importante

Aunque la negativa tampoco sorprendió entre los populares, dado que el voto telemático es prácticamente un novato dentro de la Asamblea de Madrid: se aprobó en febrero de este mismo año y antes no cabía tal posibilidad. Diego Sanjuanbenito tuvo que solicitarlo antes de saber incluso de que el Pleno se celebraría en estas fechas. Él se casó el pasado 27 de julio y tenía que dejar registrado el escrito, con evidente conocimiento de la dirección de su grupo.

Los nervios han sido el acompañante más fiel -además de su flamante cónyuge- de Sanjuanbenito en los últimos días. Entre los pocos comentarios que ha hecho en privado al respecto a su entorno, sólo ha destacado que quién iba a prever que la situación política se iba a resolver de esta manera: justo al final de su permiso y en pleno mes de agosto, tradicionalmente inhábil para la cámara regional.

Así que, tras mucho correr, poco dormir, taxis y prisas, cuando a las 6 de la tarde de este miércoles se ha escuchado su nombre en la votación final, allí ha estado el diputado para comunicar su sí, el segundo más importante de los que ha pronunciado este verano.