Adrián Barbón, presidente de Asturias, durante su toma de posesión.

Adrián Barbón, presidente de Asturias, durante su toma de posesión. EP

Política

Barbón toma posesión como presidente de Asturias urgiendo a que "pronto" haya Gobierno

En su priemr discurso ha abogado por "conjugar influencia, exigencia y acuerdo con el Gobierno central".

El nuevo presidente del Principado de Asturias, el socialista Adrián Barbón, ha urgido a "quienes lo impiden" a que se configure "pronto" un Gobierno central". "Ni la conclusión de las grandes comunicaciones, ni las necesidades de nuestra industria, ni la financiación autonómica, ni los planes de futuro para las cuencas están para más demoras", ha reivindicado.

Así lo ha señalado el jefe del Ejecutivo autonómico este sábado en Oviedo durante su discurso de toma de posesión y minutos después de acompañar a la vicesecretaria del PSOE, la asturiana Adriana Lastra, en una intervención a los medios donde se mostró convencida de las posibilidades de acuerdo con Unidas Podemos.

Barbón ha hecho referencia a la situación estatal recordando la influencia de las políticas del Estado y de la misma Unión Europa en la realidad asturiana. En ese sentido, ha abogado por "conjugar influencia, exigencia y acuerdo con el Gobierno central", ha afirmado delante del ministro de Agricultura, Luis Planas, y la de Sanidad, la también asturiana María Luisa Carcedo, que acudieron al acto en representación del Gobierno central.

El ya presidente del Principado ha recordado que el jefe del Ejecutivo central no había podido acudir a ese acto -se había comprometido durante la campaña- por las "circunstancias", en referencia a las negociaciones de cara a la investidura de Pedro Sánchez.

Barbón se ha comprometido a "trabajar de la mano, tan exigente como leal, en la defensa de los intereses de Asturias y España". "Aprovecho para urgir de nuevo a quienes lo impiden a que se configure pronto un Gobierno estatal: ni la conclusión de las grandes comunicaciones, ni las necesidades de nuestra industria, ni la financiación autonómica, ni los planes de futuro para las cuencas, entre otras tantas cosas, están para más demoras", ha señalado.

"No estamos para tiempos muertos", ha señalado Barbón, que ha prometido que el Gobierno que presida "será garantía de que los problemas de Asturias estarán sobre la mesa del Consejo de Ministros, que no caerán en el olvido ni quedarán orillados".

"Será habitual mi presencia en Madrid porque la cercanía, el contacto permanente y la capacidad de acordar con el Ejecutivo de España serán nuestros mejores aliados", ha sentenciado, para recordar el papel de la vicesecretaria del PSOE y de la ministra de Sanidad.