Meritxell Batet y Pedro Sánchez.

Meritxell Batet y Pedro Sánchez. Efe

Política

Sánchez se reunirá el 2 de julio con Batet para fijar la fecha de la investidura

El presidente del Gobierno ha fijado la reunión con la presidenta del Congreso tras verse con los líderes de Unidas Podemos, Ciudadanos y PP.

Pedro Sánchez está dispuesto a llegar hasta el final en su órdago de presentarse a una investidura sin tener los votos suficientes para sacarla adelante. De hecho, se reunirá el próximo martes 2 de julio con la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, para fijar la fecha de esa sesión, que podría ser la semana siguiente, entre el 8 y el 12 de julio.

Si las cosas no cambian, a esa sesión el actual presidente del Gobierno llegaría sin un acuerdo cerrado ni siquiera con Unidas Podemos cuyo líder, Pablo Iglesias, salió ayer de La Moncloa advirtiendo de que podría votar "no" al candidato socialista en esa investidura si no se satisfacían sus demandas de entrar en un Gobierno de coalición.

El líder del PSOE no está dispuesto a ceder en este punto y las negociaciones, tras cuatro reuniones, están en punto muerto.

Antes de verse con Iglesias, Sánchez volvió a tantear a PP y Ciudadanos para una posible abstención que le permitiría ser presidente sin necesidad del apoyo de los separatistas.

Casado lo más que ofreció fue un acuerdo de estabilidad tras la investidura pero su "no" sigue siendo inamovible, por ahora. Y Rivera, pese a las últimas dimisiones en su Ejecutiva y la petición de algunos de sus fundadores de que dejen gobernar a Sánchez, no ha cambiado ni un ápice su postura.

Fuentes socialistas explican que la decisión del presidente del Gobierno es fijar una sesión antes del verano para que cada partido se "retrate" en su postura. Una investidura fallida serviría, no obstante, para poner en marcha los plazos que conducirían a una nueva convocatoria de elecciones.

El PSOE defiende que España "no tiene tiempo de perder" y que necesita un Gobierno "cuanto antes", según informa Efe.

Por eso la fecha elegida por Sánchez para reunirse con Batet es la primera disponible en su agenda después de los compromisos internacionales que afrontará en de los próximos días, con la cumbre del G-20 en japón, y el Consejo Europeo Extraordinario de Bruselas.