La vicelacaldesa de Madrid, Begoña Villacís.

La vicelacaldesa de Madrid, Begoña Villacís. Efe

Política

Villacís exige a PP y Vox que hagan público su acuerdo: "Se están generando muchas dudas"

La vicealcaldesa de la capital afirma que "nos quitaríamos de muchas especulaciones" porque hay "un problema que es la incertidumbre".

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, ha instado a PP y Vox a que publiquen el acuerdo entre ambas formaciones en el Ayuntamiento porque no es bueno la "incertidumbre" por "falta de transparencia" y recalca que en el pacto suscrito por los populares se alude a gobierno de coalición PP-Cs, con una cláusula que requiere el visto bueno de la formación naranja para la modificación del Ejecutivo. "No es por desconfianza pero se están generando dudas", ha aseverado este miércoles.

En declaraciones a Onda Cero, la líder municipal de Ciudadanos ha recalcado que es Vox y PP a quienes corresponde difundir ese documento, pero es de la opinión de que deben hacerlo para acabar con rumores y despejar si pactaron concejalías de gobierno: "Es importante que la gente conozca los acuerdos. Nos quitaríamos de muchas especulaciones". Vox ya ha amenazado con publicar el acuerdo.

No obstante, ha recordado que el pasado viernes su partido y PP alcanzaron un acuerdo que estipula taxativamente que la Junta de Gobierno municipal estará compuesta exclusivamente por cargos de estos dos partidos, sin entrada de Vox.

"El gobierno son los concejales de áreas, las personas que se sientan en la Junta de Gobierno", ha enfatizado Villacís para aludir a la Ley de Capitalidad donde en un artículo se dice "lo que es gobierno y lo que no es gobierno".

Preguntada sobre cómo define a las Juntas de Distrito, Villacís ha dicho que los concejales que las presiden tienen capacidad de tomar decisiones y ejecutan presupuesto, pero la "estrategia de la ciudad" viene tomada desde las áreas que componen la Junta de Gobierno local, que es el organismo que "marca la pauta". Por tanto, enmarca a las Juntas en el plano de la "ejecución" y no en la "planificiación" de las políticas de la ciudad.

Para Villacís, el problema generado por las discrepancias entre PP y Vox es "la incertidumbre" de "no saber a día de hoy lo que han pactado", pues cree que se ha producido una "falta de transparencia" en este punto. De hecho, ha manifestado que uno escucha al secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, y parece que ha firmado una cosa y luego el PP dice otra.

No obstante, la vicealcaldesa de Madrid ha afirmado que en este asunto hay que "desdramatizar" porque el nuevo Consistorio está teniendo un "buen estreno" y en la primera Junta de Gobierno se pude observar las "ganas de transformar Madrid".

"La gente tiene que tener la certeza de que en el Gobierno de la ciudad se va a trabajar con lealtad institucional", ha subrayado para apuntar luego que están trabajando en las ordenanzas "para bajar los impuestos". "Hemos creado un plan de refuerzo para devolver las plusvalías municipales que el anterior gobierno tenía atascadas", ha remachado.

No se planteó la alcaldía

Cuestionada sobre si barajó ser alcaldesa con votos del PSOE y Más Madrid, Villacís ha recalcado que "hay que ser honesta" con los ciudadanos y que "no vale la Alcaldía a cualquier precio", porque los programas de Más Madrid y Cs son "contradictorios" y hubiera sido "incapaz de sacar unos presupuestos" en la legislatura. "Tener una Alcaldía para tener la ciudad bloqueada es una estafa", ha ahondado.

Además, ha insistido que "a nivel práctico es absolutamente inviable" y que le hubiera costado "ver a Manuela Carmena y a Más Madrid votar su candidatura". Del PSOE ha comentado que no imponían vetos pero que ahora es la cuarta fuerza política en el Consistorio y que la aritmética era "imposible".

Villacís se ha desmarcado de las intenciones de desmantelar Madrid Central: "Vamos a trabajar para remodelarlo, no para revertirlo, que era la postura de PP y Vox".

Sobre la situaciones de Cs en el Ayuntamiento de Barcelona, Villacís ha desgranado que la regidora Ada Colau tiene las "peores características" de un gobernante y que cada vez que el independentismo ha tenido problemas, ha salido en su "ayuda".

También ha afeado que el candidato de BCN Canvi-CS, Manuel Valls, dio en la investidura un "apoyo incondicional" a Colau cuando se podía haber exigido que abandonara el "sectarismo", "poner fin a la red clientelar" o confeccionar "mejores presupuestos".