Pedro Sánchez y Pablo Iglesias  durante la reunión en el Congreso.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias durante la reunión en el Congreso. EFE

Política

Iglesias admite su "error" al no apoyar el 'Pacto del Abrazo' pero vuelve a reclamar ser ministro

Advierte al PSOE de que forzará que podemos entre en el gobierno haciendo una consulta a sus bases.

El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, advierte de que la amenaza de los socialistas de repetir las elecciones "fue un error" y se ha mostrado "optimista" con que finalmente acabe constituyéndose un "gobierno de cooperación" entre ambos partidos.

No ha sido el único error al que se ha referido Iglesias, que también ha aprendido "de los errores de 2016". Aquel año, en febrero, Ciudadanos y PSOE firmaron el Pacto del Abrazo para la legislatura. La falta de apoyo de Podemos, escudado en una consulta a sus bases, hizo que no prosperara y se repitieran elecciones. 

Iglesias advierte, en una entrevista a El País de una estrategia parecida a la de aquel año, con una consulta a las bases sobre un no a la investidura si el PSOE no permite la entrada de la formación morada al Gobierno: "Lo que haga para entonces su formación "lo decidirán los inscritos".

"Quien se tome esto como un pulso se equivoca. Cuando el PSOE amenazó con la repetición de elecciones fue un error", afirma Iglesias, añadiendo que no concibe que Pedro Sánchez llegue a la investidura "sin apoyos". 

Cree que "es muy ilusionante para el electorado progresista" un Gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos porque, además, el último CIS dejó "más que claro" que sus votantes así lo quieren.

E insiste en que el modelo que propone es el valenciano, donde Podemos regenta la vicepresidencia. 

Iglesias se muestra así "optimista" con que finalmente pueda haber un acuerdo porque en la última reunión con el PSOE, éste "se abrió a un Gobierno de cooperación". "Es un paso muy importante. Nunca una formación política ha entregado un gobierno a cambio de nada, con un cheque en blanco como hicimos por responsabilidad en la moción de censura", ha añadido.

El secretario general de Podemos dice confiar en que Sánchez no le ha "mentido" y "no se va a dejar presionar y va a hacer lo mejor para España". "Esto no va de echar un pulso. Si lo echamos nos va a ir mal a los dos", alerta.

Y todo ello pese a las diferencias que unos y otros tienen sobre Cataluña, asunto sobre el que propone "un acuerdo programático que fijará hasta dónde" pueden llegar como Gobierno. 

"Seremos leales con el acuerdo que firmemos al 100 %, pero eso no quiere decir que renunciemos a nuestras ideas", afirma Iglesias, quien advierte que "sería ilegal un veto a visitar a alguien en la cárcel" al ser preguntado si acudiría a prisión a visitar a Oriol Junqueras si fuera nombrado ministro.

En este sentido, afirma que la posibilidad de convertirse en ministro no es personal, sino "una encomienda colectiva", y no se plantea que pueda existir "ningún tipo de veto" a su persona o a cualquier otra de su formación porque "sería inaceptable en términos democráticos". 

Por último, opina que, pese a los resultados en los últimos comicios, Unidas Podemos es quizá "la fuerza política con más resistencia en este país", con "altura de Estado y responsabilidad" suficiente para gobernarlo.