El nuevo alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, tras ser investido en la Sesión de constitución del Ayuntamiento de Madrid.

El nuevo alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, tras ser investido en la Sesión de constitución del Ayuntamiento de Madrid. EP

Política

Almeida recupera la alcaldía de Madrid para el PP con el apoyo de Ciudadanos y Vox

El acuerdo in extremis de los populares con el partido de Abascal le otorgaría la gestión de algunas juntas de distrito.

El Partido Popular ha recuperado la alcaldía de Madrid tras cuatro años de gobierno de Manuela Carmena. José Luis Martínez-Almeida ha sido investido en el Palacio de Cibeles con los votos de Vox y Ciudadanos, además de los de sus compañeros.

Pablo Casado, presente, ha celebrado el acontecimiento junto a Ana Botella, Alberto-Ruiz Gallardón y José María Álvarez del Manzano, los últimos regidores de la formación conservadora.

El “sí” de Vox ha estado en el aire hasta pasadas las tres de la madrugada, cuando Teodoro García Egea, secretario general, selló con su homólogo, Javier Ortega Smith, el pacto que ha desembocado in extremis en la alcaldía de Martínez-Almeida.

Toma de posesión de Martínez-Almeida Carmen Suárez

El acuerdo programático de ochenta medidas lleva el sello de PP y Ciudadanos, pero Vox lo supervisó antes de la rúbrica e hizo sus sugerencias.

Según ha sabido este diario, el PP ha seducido a Vox con la gestión de algunos distritos, que implica gobierno, pero sin estar oficialmente en la junta de alcaldía -una especie de consejo de ministros municipal-. Ciudadanos, de momento, guarda silencio, pero algunos de sus dirigentes aseveran que eso supone incumplir lo firmado entre los naranjas y los populares.

Tras una votación en urna y con papeletas por escrito, Almeida se ha erigido alcalde gracias a esa mayoría absoluta cosechada a tres bandas. Sin el “sí” de Vox, Manuela Carmena habría mantenido el cargo en calidad de candidata más votada en las próximas elecciones.

Tras una votación en urna y con papeletas por escrito, Almeida se ha erigido alcalde gracias a esa mayoría absoluta cosechada a tres bandas. 30 votos frente a los 19 de Carmena y los 8 de Pepu Hernández. Sin el “sí” de Vox, Manuela Carmena habría mantenido el cargo en calidad de candidata más votada en las próximas elecciones.

Curiosamente, Manuela Carmena ha presidido -como concejala de más edad- el pleno de su adiós. La ha acompañado, como edil más joven, su hasta ahora portavoz, Rita Maestre.

Martínez-Almeida, mano al corazón, ha recibido una ovación de varios minutos. Después, ha “jurado” el cargo y ha recibido la vara de mando de manos de Carmena. La ya exalcaldesa también ha sido muy aplaudida por su grupo. 

Los discursos 

Ortega Smith, sobre la tribuna, ha sido el primero en intervenir, por representar al partido con menos concejales: “Es un honor hacerlo ante el retrato de su majestad el rey”.

“Somos el Gobierno de la ciudad”, ha afirmado Ortega. Un recado al PP, al que ha vuelto a exigir así su presencia en el Ejecutivo.

Pepu Hernández, del PSOE, ha dado la “enhorabuena” a Almeida y ha llamado a “cuidar la democracia”. “Supongo que el PP ya no defiende aquello de que gobierne el más votado”, ha ironizado.

El exseleccionador nacional de baloncesto ha criticado a PP y Cs por dar a Vox capacidad de gestión: “Hacen algo que toda Europa rechaza. Les han blanqueado y les dan poder de decisión. Esa es la triste realidad. El trío de Colón va a gobernar Madrid”. Hernández ha zanjado su discurso tachando al nuevo Ejecutivo de “retrógrado”.

Begoña Villacís ha agradecido su “trabajo” a los exalcaldes presentes, también a Carmena. “Se abre una nueva etapa. No hay nada más democrático que un gobierno de coalición”, ha empezado.

La líder de Ciudadanos ha recalcado en todo momento que su pacto es sólo con el PP, lo que ha suscitado la risa irónica de los ediles de Vox.

Carmena, en su despedida, ha dicho que ya conocía el “pacto de las tres derechas”; y que por eso felicitó a Almeida poco después de las elecciones.

“Nos costó tanto traer la democracia... Esfuerzo y vidas. Tenemos que cuidarla”, ha relatado. La exalcaldesa ha dicho emplear el verbo “cuidar” porque es femenino. Unas palabras vertidas con la mirada puesta en la bancada de Vox.

“Trataré de estar a la altura”, ha comenzado su primer discurso Martínez-Almeida. “Empiezo a ser consciente de ese honor y esa responsabilidad”, ha desligado. También ha agradecido a Carmena su trabajo: “Nunca dejarás de ser alcaldesa”.

“Reto a que se encuentre en nuestro acuerdo -con Vox- alguna cuestión que esté fuera del ordenamiento jurídico”, ha clamado Almeida.

“Madrid está en plena evolución. Su dinamismo hace que esté inacabado. Entre todos, lo construiremos. No dejaremos a nadie atrás”, ha concluido.