Política

Calvo minimiza las "maniobras" del PSN para gobernar gracias a Bildu y advierte: decidirá Ferraz

"En mi partido hay una prioridad; tenemos un gobierno en funciones y unos resultados que nos colocan en la asunción de ese Gobierno de España", ha dicho.

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, ha dado prioridad a la investidura de Pedro Sánchez sobre la negociación que puedan tener los socialistas en Navarra para intentar gobernar en esa comunidad.

En una entrevista en La Sexta, Calvo ha señalado que entiende, en este momento de las conversaciones en todos los territorios, que los socialistas navarros estén haciendo "sus maniobras" para intentar formar un gobierno.

Pero después ha dejado clara su advertencia: "En mi partido hay una prioridad de situaciones; tenemos un gobierno en funciones y unos resultados que nos colocan en la asunción de ese Gobierno de España", ha dicho.

Y ha añadido que "eso significará" que en todos los sitios "seguramente" no se conseguirá lo que a los socialistas les gustaría.

Además, ha considerado "interesante" y "razonable" la propuesta que hizo ayer Javier Esparza, el portavoz de UPN en el Congreso, quien dejó abierta la puerta a una abstención de sus dos diputados en la investidura de Sánchez a cambio de que los socialistas permitan el Gobierno autonómico de Navarra Suma.

En cualquier caso, ha considerado que en Navarra "no nos estamos jugando nada que perjudique ni a Navarra ni al Gobierno de España".

Y aunque admite que según las normas del partido debe haber consulta a la militancia para los pactos autonómicos, ha recordado que la Ejecutiva federal del PSOE tiene también la última palabra, al apuntar que el partido "tiene unos órganos federales que tienen atribuidas la última decisión de algunas cuestiones determinantes".

Por otro lado, Carmen Calvo ha restado importancia al hecho de que Pedro Sánchez no vaya a comparecer esta tarde tras su encuentro con el rey, con el que se cierra la ronda de consultas.

Tras considerar que Sánchez tiene un "plus de responsabilidad" por ser presidente en funciones además de candidato, ha considerado que lo que pueda decir tras esa reunión es "lo ya sabido".

Para la vicepresidenta en funciones, lo que Sánchez diría si compareciese es que espera lograr un pacto que garantice la estabilidad para España, que refuerce la Europa que el mundo necesita y que tenga en cuenta cuestiones entre las que ha citado la igualdad, las pensiones o la reforma laboral.