Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, líderes de Podemos y de Más Madrid respectivamente.

Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, líderes de Podemos y de Más Madrid respectivamente. ADP / EP

Política CRISIS DE PODEMOS

Tras Más Madrid, ¿Más España? Errejón se plantea expandirse por "el suicidio político" de Iglesias

Diputados electos de su plataforma consideran que "es un objetivo bastante razonable" aunque fuentes de la dirección descartan el proyecto.

En Podemos lo llamaron "traidor", porque se escapó de la marca morada un 17 de enero, el quinto cumpleaños del partido que él mismo fundó junto a Pablo Iglesias, Carolina Bescansa y Juan Carlos Monedero. Y porque luego una indiscreción de Manuela Carmena descubrió que la conspiración llevaba meses siendo preparada -"el día que me lesioné iba con las croquetas en una bandeja, porque tenía en casa a cenar a Íñigo Errejón", explicó la alcaldesa ahora en funciones-. Pero él, al irse, dijo llevarse consigo las esencias de Podemos.

En la rueda de prensa del 21 de enero, cuando al lunes siguiente de la ruptura presentó su renuncia como diputado en el Congreso, Íñigo Errejón explicó que daba ese paso para poder seguir con el proyecto que le había llevado a fundar Podemos, "un movimiento transversal, abierto, capaz de convencer y unir a los que son de izquierdas y a los que no". No dijo que Podemos fuera el problema, pero sí que ya no formaba parte "de la solución".

Con eso sólo se ganó aún más inquina de sus examigos. Y ahora que el resultado del 26-M parece darle la razón, algunos de sus diputados electos han dejado caer la posibilidad de que puede ser viable extender la marca más allá de la región. "Es un objetivo bastante razonable". Fuentes oficiales de Más Madrid lo niegan, pero diputados electos de la plataforma creen que la nueva marca, que consiguió 20 diputados, puede aspirar a extenderse por el resto del país, tras "el suicidio político de Iglesias y Monedero", según informa Europa Press.

Errejón: “Hemos demostrado que la pluralidad suma más”

¿Más España? Aún no se ha hablado de nombres ni de estructura. Fuentes cercanas al propio Errejón confirman a este periódico que "durante la campaña lo dimos todo pensando en el 26 de mayo", y que nadie pensó en el día después en términos de formación política. "Estaba claro el plan, el objetivo de dar el vuelco histórico, las políticas que queríamos implantar", pero no se habló de si Más Madrid se convertiría en partido político a partir del 27 de mayo. "Ni siquiera en momentos de asueto, con una cerveza... nada".

La descomposición de Podemos

Pero las circunstancias están cambiando a pasos agigantados. La descomposición en Podemos no es sólo en que sus números electorales caen estrepitosamente, sino en sus cuadros. Este miércoles ha dimitido la cúpula completa de Castilla-La Mancha, tras desaparecer del Parlamento regional, en el que pasan de tres a cero diputados. Al mismo tiempo, el alcalde del cambio Xulio Ferreiro, en La Coruña, ha dicho adiós a la política. Y Manuela Carmena ha encontrado fuerzas renovadas para sondear las remotas posibilidades de quedarse en el sillón.

Íñigo Errejón, durante un desayuno informativo organizado por 'Vanity Fair'.

Íñigo Errejón, durante un desayuno informativo organizado por 'Vanity Fair'. ADP

Lo que está claro es que Errejón va a trabajar en estos cuatro años por Madrid. "Ese es el compromiso", pero que que el espacio abierto hace cinco años y meido por el Podemos que él cofundó no se ha cerrado: Más Madrid, partiendo de cero, ha cosechado 20 diputados en la Asamblea de Madrid, mientras Podemos ha retrocedido de 27 a siete. "Esto demuestra que nuestro camino es el correcto", explica este portavoz muy cercano a Errejón.

Así, mientras se buscan alianzas de oposición con el PSOE y entendimientos puntuales con lo que queda de Podemos -no hay que olvidar que la cabeza de lista de la marca morada era Isa Serra, hermana de la número dos de Errejón en Más Madrid-, se puede ir buscando la expansión por España. "Hay unos mimbres estupendos", relatan las fuentes citadas por Europa Press. Además, el trabajo se hace en Madrid, donde están todos los focos mediáticos, una ventaja añadida.

Que el espacio electoral es el mismo queda claro cuando uno repasa las listas municipales de la Comunidad de Madrid. La izquierda a la izquierda del PSOE ha trazado alianzas cruzadas en cada localidad. Y en algunos sitios, IU iba de la mano de Podemos, en otros de Errejón; la ecologista Equo se sumó a Más Madrid mientras a nivel nacional se mantenía fiel a Pablo Iglesias...

Además, desde las filas de Errejón siempre se ha mirado "como ejemplo y con admiración" el Gobierno valenciano, "el más progresista de España y al que las urnas dieron la razón el pasado 28 de abril", explica este mismo portavoz de Errejón. Un Ejecutivo en el que estaba la versión valenciana de Podemos, junto al PSOE que lo preside y Compromís, otra de las formaciones que pueden sondear.

Las fuentes cercanas a Errejón lamentan que la "autocrítica" de Pablo Iglesias se haya limitado una vez más a "criticar la división de los progresistas" -es decir, a vover a culparlo a él-, lo que consideran "un discurso gastado" y que, sobre todo, no explica el origen de los males. "La división ha sido una consecuencia, no la causa", explican. Y esgrimen los 20 diputados frente a los siete de Unidas Podemos para corroborar cuál es el proyecto que aglutina mejor al electorado.

Así, advierten a Iglesias de que "se ha pasado tanto de rosca" que será difícil que no quede como "una versión rara" de lo que fue "aquella Izquierda Unida", y dejan caer que ya está "teniendo los mismos resultados en las urnas" que la antigua IU... que buscó refugio en Podemos.