Sesión plenaria en el Parlamento de Andalucía.

Sesión plenaria en el Parlamento de Andalucía. Junta de Andalucía

Política ANDALUCÍA

La Junta de Andalucía se abre a cambiar la denominación de violencia de género como pedía Vox

"Estamos en contra de cualquier violencia, contra las mujeres, contra los hombres, contra los menores, contra los animales y contra todo el mundo".

El portavoz de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo, ha informado este martes de que el gobierno autonómico va a impulsar un gran acuerdo contra la violencia de género y ha señalado que "en principio" ven bien el planteamiento que hace Vox para que "se amplíe el ámbito de la palabra violencia".

Bendodo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, ha indicado que el ejecutivo andaluz está "en contra de cualquier violencia, contra las mujeres, contra los hombres, contra los menores, contra los animales y contra todo el mundo".

Vox defiende que se ponga en marcha una ley de "violencia intrafamiliar", que no se centre sólo en lo que consideran "una ideología de género que criminaliza al hombre", ampliándose a todos los ámbitos de violencia en la familia, entre los que pueden estar las mujeres, hombres, los hijos o los ancianos.

"No sé si será o no confirmar lo que dice Vox", ha añadido Bendodo, quien aun así ha recordado que ese es un tema que se tiene que hablar en un "ámbito común" en el que todos los partidos puedan "aportar sus propuestas".

"Ninguna ideología puede patrimonializarla"

Bendodo ha esgrimido que la violencia contra las mujeres es "una de las lacras más importantes" de la sociedad y ha considerado que "no hay tiempo ni recursos que perder cuando está en juego la integridad de las mujeres", por lo que la Consejería de Igualdad comenzará los trámites para buscar ese gran acuerdo.

El pacto estaría dotado presupuestariamente para hacerlo efectivo, porque de lo contrario sería "papel mojado", según Bendodo, quien entiende que hace falta un marco estratégico "ambicioso" para prevenir y erradicar la violencia machista.

La intención es coordinar las medidas del Pacto de Estado contra la Violencia de Género y las previstas en la legislación, según ha añadido el portavoz.

Ha opinado que "en esta lucha" caben todos y que no van a excluir a nadie ni a convertir la violencia de género "en una bandera política", ya que "ninguna fuerza política o ideología" puede "patrimonializarla".