Pedro Sánchez en Sevilla.

Pedro Sánchez en Sevilla. E.E.

Política ELECCIONES GENERALES 2019

Sánchez huye de sus pactos y dice que "los separatistas prefieren un Gobierno del PP que uno del PSOE"

El presidente, en Andalucía de nuevo para movilizar al electorado tras el 2-D, afirma que "así pueden enfrentarse, porque nosotros dialogamos".

Pedro Sánchez ha vuelto a Andalucía una vez más en esta precampaña, tratando de recuperar la movilización del electorado que abandonó al PSOE el pasado 2 de diciembre, y aprovechando el tirón de Susana Díaz para ello. Entre los titulares del acto añadió en esta ocasión a Josep Borrell, "Pepe" para todos este sábado en Sevilla.

El presidente del Gobierno ha pedido una "mayoría suficiente" para seguir aspirando a gobernar en solitario y ha seguido jugando al mensaje que trata de hacer olvidar su pacto con los separatistas para llegar al poder, mostrando al suyo como un "gobierno centrado". Centrado "en resolver las desigualdades, en el desafío territorial y en la lucha contra la corrupción", ha dicho.

Porque según el presidente, el PSOE es garantía de una España centrada: "Los independentistas y la derecha lo saben, no habrá independencia".

Sánchez: "Derechas e independentistas saben que no habrá independencia"

Asimismo, ha añadido que la independencia en Cataluña no se va a producir porque la Constitución española "no lo recoge" y porque los catalanes "no quieren la independencia de España". "Los independentistas prefieren en Madrid un Gobierno del PP que uno del PSOE porque confrontan y son plenamente conscientes de que la independencia no se va a producir", ha dicho.

En este sentido, Sánchez ha defendido que el PSOE "siempre" ha "tendido la mano" y "dialogado" con todas las formaciones políticas "siempre dentro de la Constitución y de la legalidad estatutaria". "El independentismo y la derecha quieren tanto a Cataluña y a España que la quieren para ellos solos, pero nosotros la queremos para todos", ha sentenciado.

"Este es un país de buena gente y la buena gente no roba, no espía, no insulta. Nos gusta discutir pero para arreglar las cosas, no para enquistarlos como quiere la derecha", ha subrayado este sábado Sánchez en un acto público del PSOE en Sevilla.

En la misma línea, ha añadido que el PSOE espera a representar a partir del próximo 28 de abril a la "buena gente" que "no insulta, no crispa, no roba y no espía". "Los que no me ven como su candidato preferido saben que, escuchando las cosas que dice la derecha, el único proyecto político sensato que puede garantizar que España avance y no retroceda es el del PSOE", ha sentenciado.

Sánchez ha presumido de su labor "en estos 10 meses con sólo 84 diputados" y ha pedido tener más para seguir siendo "el único gobierno cabal posible" en una España cada vez más polarizada. "¿Os imagináis lo que podemos hacer con este país si tenemos muchos más parlamentarios?", ha dicho entre aplausos.

Para movilizar ese voto de "los que votan PSOE, de los que votaron alguna PSOE, o de los que quieren una España cabal, visto lo visto en la derecha", se ha apoyado en el discurso de "Pepe Borrell, de quien he sentido el orgullo de tenerlo como ministro de Exteriores y Unión Europea".

El líder socialista, incluso, ha anticipado la verdadera intención del PSOE con Borrell, candidato de las europeas del 26 de mayo, que no es tanto que lidere su grupo en el Parlamento Europeo, sino "del próximo gobierno europeo", señalándole para la Comisión. "Nadie puede representar mejor a España y a la izquierda española que él", ha dicho.

"Somos obreros y somos españoles"

Antes, Susana Díaz se había reivindicado a sí misma, y al poder del PSOE andaluz delante de Sánchez en Sevilla. La expresidenta ha recordado que "los que están en San Telmo de momento se lo deben a la extrema derecha, el peor rostro de la derecha andaluza", y ha avisado de que "Andalucía no se acostó de izquierdas y se levantó de derechas, se tuvieron que juntar tres partidos para echarnos y si queréis volveré a ser presidenta de la Junta".

Díaz ha incidido en que "el trifachito quiere darnos cheques para que nos preñen, no creen en la igualdad, que hombres, mujeres y familias diversas y distintas tienen derechos y merecen oportunidades". La lideresa del PSOE andaluz ha acusado a "las tres derechas" de "saltarse el estatuto" por haber "negociado el gobierno desde tres despachos de Madrid".

"Somos obreros", ha dicho Díaz, porque "defendemos la igualdad" y, ha seguido, "somos españoles porque defendemos una España unida", ha dicho Díaz presentando a Josep Borrell, candidato a las europeas, como "el hombre que ha defendido España en los peores momentos allí en Cataluña".

Ha dicho la expresidenta andaluza que "Andalucía es de izquierdas, eso no ha cambiado", y ha insistido en los 40 años desde "los dos mejores pilotos, Felipe y Alfonso" y que 40 años antes "eran los peores, los de la Guerra Civil" y ahora, vinculando la victoria de Sánchez con su futuro político, ha dicho que toca "un Gobierno socialista en Madrid y recuperar el socialismo en la Junta de Andalucía".