Política

La Junta Electoral pide información sobre los nuevos lazos colocados por Torra

La Generalitat había colocado una pancarta igual a la anterior cambiando un lazo blanco tachado en rojo en lugar del lazo amarillo.

La Junta Electoral Central (JEC) ha pedido a la Delegación del Gobierno en Cataluña que le facilite nueva información sobre el grado de cumplimiento de la orden de retirada de lazos amarillos y banderas esteladas de los edificios de la Generalitat, y si han sido sustituidos por otros elementos.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha sustituido este jueves la pancarta a favor de los "presos políticos" del balcón del Palau de la Generalitat por otra con el mismo mensaje pero que, en lugar de un lazo amarillo, tiene uno blanco con una franja roja.

En su solicitud, la JEC ha pedido a la Delegación del Gobierno que antes de las 16:00 horas le remita fotografías de los edificios más representativos del Gobierno catalán para conocer el grado de cumplimiento de esa orden, antes de su reunión prevista para una hora después.

En esa reunión, la Junta Electoral deberá decidir si Torra está cumpliendo con su requerimiento y si debe activar alguno de los escenarios previstos en caso de desobediencia: remitir el caso a la Fiscalía, abrir expediente o instar a los Mossos d'Esquadra a que quiten los nuevos símbolos.

De hecho, una negativa del presidente de la Generalitat a retirar esa simbología podría acarrear su inhabilitación si se le considerase responsable del delito de desobediencia ya apuntado por la JEC.

En concreto, el artículo 410 del Código Penal prevé "multa de tres a doce meses e inhabilitación especial para empleo o cargo público por tiempo de seis meses a dos años" por el delito de desobediencia por parte de una autoridad pública a resoluciones judiciales.

Los nuevos símbolos tienen el mismo mensaje que los anteriores, "Libertad presos políticos y exiliados", en catalán e inglés, y solo varía el lazo, que en lugar de ser amarillo es blanco e incluye una franja roja.

Además, los funcionarios han colgado en una ventana de la fachada del Palau de la Generalitat una nueva pancarta, más pequeña, con el dibujo de un rostro y la misma franja roja tapando su boca, con el lema "Libertad de expresión".

Esa franja no es nueva, pues es homologable, en forma y color, a la que aparece en otros carteles soberanistas, exhibidos en numerosas manifestaciones de los últimos meses, con los lemas "Libertad presos políticos" o "Democracia".

Torra ha aplicado de esta manera la resolución de la Junta Electoral después de que el Síndic de Greuges, Rafael Ribó, le recomendara cumplir con la orden de ese organismo de que se retiraran los lazos amarillos de los edificios públicos de la Generalitat.

Fuentes del Gobierno de España han remarcado que el Ejecutivo, y por tanto la Delegación del Gobierno en Cataluña, está "a disposición de las indicaciones" de la Junta Electoral Central y seguirá sus instrucciones "tantas veces como sea requerido".