Una enorme bandera republicana en la manifestación separatista de Madrid.

Una enorme bandera republicana en la manifestación separatista de Madrid. TW

Política ELECCIONES 28-A

Casado y Rivera señalan a Sánchez por su silencio ante la manifestación 'indepe' en Madrid

"Ya no le pagan por adelantado", dijo el 'popular'; "calla para no perder el Falcon", le afeó el líder naranja... ante la ausencia total de Podemos.

Al acabar la manifestación separatista que ocupó el paseo del Prado de Madrid, llegó un comunicado del Gobierno: "La misma democracia que protege la libertad de quienes se manifiestan hoy es la que juzga a quienes se saltan sus normas", afirmaba la nota del Ejecutivo, y subrayaba el mantra que hoy repite Pedro Sánchez cuando le fuerzan a hablar del asunto, que "dentro de la Constitución todo, fuera de ella nada".

Pero en la mañana del sábado en la que Madrid iba a ser escenario del esperpento indepe, el presidente se reunía con su partido, el PSM, el de Madrid. Con el candidato al Ayuntamiento, Pepu Hernández; con el de la Comunidad, Ángel Gabilondo; con el secretario general regional, José Manuel Franco. Era una fiesta mitin, para hablar de su modelo de Madrid... y nada, ni una palabra, ni una coma, ni un silencio. La marcha que liderarían Quim Torra, Artur Mas, Marcel Mauri (Òmnium), Elisenda Paluzie (ANC)... no estuvo entre los temas del PSOE.

A esa misma hora, Pablo Casado estaba en el Círculo de Bellas Artes, a pocos metros de donde luego habría esteladas, banderas republicanas (?) y carteles con el guerracivilista "no pasarán", el líder del PP le afeaba el silencio al presidente del Gobierno. "Vienen a Madrid para dejarle claro que ya no pagarán por adelantado, que se lo van a cobrar en directo" a Sánchez si quiere repetir en la Moncloa.

Manifestantes independentistas, en las calles de Madrid.

Manifestantes independentistas, en las calles de Madrid. Efe

Y al mismo tiempo, Albert Rivera presentaba a su ex número uno por Barcelona, Juan Carlos Girauta, como cabeza de lista por Toledo, "harto" del separatismo. "Los que dieron un golpe de Estado van hoy a Madrid", dijo Rivera, "y Sánchez calla porque no quiere que le quiten el Falcon, ni las llaves de la Moncloa".

Así, el comunicado de Moncloa al final de la marcha venía a completar el cuadro de reacciones a la misma... pero sin que el líder del partido que gobierna España y las encuestas colocan unánimemente como la fuerza que será más votada el 28-A hubiera dicho ni palabra. Nada sobre que lo llamen máximo representante del "Estado opresor", ni una palabra sobre las amenazas del president de la Generalitat de que "no pararemos y no nos pararán".

El paseo del Prado fue una ceremonia extraña en la que hubo esteladas separatistas catalanas, ikurriñas y carteles por los presos de ETA, enseñas estrelladas del independentismo gallego, castellanos de izquierdas que apoyan la secesión de Cataluña "por la oportunidad" que sería para ellos e incluso un banderón tricolor republicano muy aplaudido.

Manifestantes proetarras junto a los separatistas en Madrid contra el Estado opresor.

Manifestantes proetarras junto a los separatistas en Madrid contra el "Estado opresor".

Mientras se desarrollaba la marcha, Javier Maroto, vicesecretario de Organización del PP, tuiteaba indignado que eso con Pablo Casado no estaría pasando, "¡nunca!". Lo tacharon de dictador y cosas peores en las redes. 

Lo hicieron los seguidores de los políticos que estaban en las calles. De derechas como Torra (PDeCAT), de izquierdas como Tardà (ERC) o bolivarianos como Pisarello (Catalunya en Comú). Los que aplaudieron discursos extraños en un reo por rebelión, como el de Jordi Cuixart, cuyo derecho negado a la libertad de expresión que él denuncia se manifestó con una carta leída libremente desde un escenario montado ante el mismísimo Ayuntamiento de la capital del país que supuestamente lo oprime.

Tampoco habló Podemos. Ninguno de sus líderes dijo ni palabra, como durante toda la semana previa, evitando responder a las preguntas de cuál era su postura ante la manifestación. Socios del separatismo en Barcelona, partido de ámbito nacional, partícipes de la confluencia En Comú Podem que convocaba la marcha y presenta a un independentista como Jaume Asens de cabeza de lista en Barcelona, partidarios del derecho a decidir pero no de la secesión... y socios de Pedro Sánchez en el Gobierno.