Examen para una oposición.

Examen para una oposición. EFE

Política BOE

¡Tranquilo! Si tienes VIH, diabetes o psoriasis, por fin puedes ser funcionario

El cambio normativo afecta especialmente a sectores como los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y las Fuerzas Armadas.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado la orden ministerial que da carpetazo a la exclusión en las convocatorias de empleo público a los candidatos con VIH, diabetes, psoriasis y celiaquía, en virtud de lo acordado por el Gobierno de Pedro Sánchez el pasado 30 de noviembre y que afecta, según éste, a cerca de siete millones de personas.

Esta medida, que habilita a quienes padecen estas enfermedades a presentarse a pruebas selectivas de personal funcionario, estatutario, laboral, civil y militar, rompe con un veto que ha durado décadas. En el caso por ejemplo de la Policía, la exclusión por cuadros médicos entró en vigor en 1988, justificándose el caso del VIH por tratarse de una dolencia de transmisión sexual.

Este martes, se constituyó el grupo interministerial encargado de realizar un seguimiento al cumplimiento de este cambio normativo, que afecta especialmente a sectores como los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, Fuerzas Armadas, cuerpos de Vigilancia Aduanera y de Instituciones Penitenciarias.

Este ente estará asesorado por un comité del que forman parte algunas de las asociaciones más destacadas de afectados por las exclusiones vigentes hasta ahora y que ya habían colaborado con el Ministerio de Política Territorial y Función Pública en la presentación del acuerdo aprobado por el Gobierno en noviembre pasado.

Se trata, tal y como ha detallado el Ejecutivo, de la "primera normativa continental" que avanza hacia la plena inclusión de estos colectivos en el empleo público. "Son millones y millones de mujeres y de hombres que por el simple diagnóstico ven reducidas sus posibilidades de obtener un trato de igualdad", denunció la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, el día de la aprobación en Consejo de Ministros.