El presidente de la Generalitat, Quim Torra, en su escaño del Parlament.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, en su escaño del Parlament.

Política EL PROCESO SEPARATISTA

Las 7 ocasiones en las que el separatismo hizo en el Parlament lo que ahora critica a Extremadura

La Cámara ha votado durante los últimos años contra el Rey, la Constitución, el Ejército, el trasvase del Ebro...

La respuesta del nacionalismo catalán a la moción del Parlamento autonómico extremeño en la que se pide la aplicación "de manera firme" de un nuevo 155 en Cataluña fue unánime. Miquel Iceta, del PSC, se declaró en contra de que "las comunidades se dediquen a criticarse las unas a las otras". Carles Puigdemont, desde su escondite en Waterloo, dijo en Twitter que "los derechos de los catalanes no cuentan, como de costumbre". Joan Tardà, diputado de ERC en el Congreso, consideró la moción extremeña como "una lamentable expresión de catalanofobia".

No fueron los únicos en reaccionar de forma airada. Elsa Artadi, consejera de Presidencia del Gobierno autonómico catalán, dijo que la resolución dificultaba "un apoyo a los Presupuestos de Pedro Sánchez". La tertuliana Pilar Rahola optó por el supremacismo desde su púlpito en TV3: "Me gustaría saber cómo vivirían en Extremadura si el dinero que Cataluña exporta [sic] hacia el Estado no pagara a su funcionariado". Albano Dante-Fachin, exdiputado de Podemos en la región, prefirió ironizar sobre la moción: "Ey, hay que apoyar los Presupuestos del PSOE porque si no, viene Vox y el 155". 

Sólo hace falta, sin embargo, bucear durante unos pocos minutos en las hemerotecas de la prensa nacional para toparse con decenas de mociones del Parlamento catalán en las que éste se ha extralimitado en sus funciones o en las que los diputados nacionalistas se han situado fuera de los límites de la democracia y del Estado de derecho. Las siguientes son las siete mociones del Parlamento catalán más esperpénticas de los últimos años, aunque ha habido muchas más. 

1. Contra la Constitución.

El 18 de diciembre de 2018, el pleno del Parlamento autonómico catalán aprobó una moción de la CUP en la que se afirma que la Constitución española es "antidemocrática y antisocial". Entre los argumentos esgrimidos por los partidos nacionalistas estaban la existencia de una Corona "heredera del franquismo", el no reconocimiento del derecho de autodeterminación, el papel de las Fuerzas Armadas y los "privilegios" de la Iglesia Católica. Votaron a favor de la moción JxCAT, ERC, la CUP y los comunes de Podemos

2. Contra el Ejército. 

El 14 de julio de 2016, el Parlamento catalán aprobó una moción de la CUP en la que se instaba al Gobierno autonómico a prohibir "los actos de exaltación militar y de legitimación de la violencia". La moción también exigía la prohibición de los desfiles militares "en espacios civiles" y de las maniobras militares en espacios "no estrictamente militares", así como la presencia del ejército en espacios "educativos y promocionales", como el Salón de la Enseñanza y el de la Infancia. La moción fue aprobada por JxCAT, ERC, la CUP y los comunes de Podemos. El PSC no secundó la moción, pero sí la petición de que el Gobierno traspasara "el patrimonio inmobiliario militar en desuso para su destinación a usos públicos civiles". 

3. Contra Felipe VI. 

A la segunda fue la vencida y, tras un primer intento fallido, el Parlamento catalán reprobó el discurso que el Rey pronunció por televisión el 3 de octubre de 2017 con el argumento de que este justificaba la "violencia" ejercida por la Policía Nacional y la Guardia Civil contra los independentistas que pretendieron participar en el simulacro de referéndum del 1-O. La moción, propuesta por los comunes de Podemos, fue aprobada con los votos de la formación anticapitalista y con los de ERC y JxCAT. Ese día, el Parlamento también "reafirmó" su "compromiso republicano", rechazó una hipotética ilegalización de los partidos independentistas y reclamó la abolición de la monarquía.  

4. Contra el trasvase del Ebro. 

El 23 de febrero de 2012, CiU, PSC, ERC, IC-EUiA y Solidaritat (el partido de Joan Laporta) aprobaron en el Parlamento catalán una moción en contra de cualquier tipo de trasvase de agua del río Ebro, y también del resto de sus cuencas, que pudiera incluirse en el nuevo Plan Hidrológico Nacional previsto por el Gobierno de Mariano Rajoy. 

5. A favor de los privilegios de los presos. 

El 22 de noviembre de 2018, Cs presentó en el Parlamento catalán una moción crítica con los privilegios y tratos de favor de los que disfrutan los presos del procés en las cárceles catalanas. La moción también pedía al Gobierno que presentara en el plazo de quince días un listado de las visitas llevadas a cabo por Quim Torra, los consejeros del Gobierno autonómico y el presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, a las prisiones de Lledoners, Puig de les Basses, Mas d'Enric, Soto del Real, Estremera y Alcalá-Meco. La moción finalizaba con la exigencia de que se garantizara la igualdad de trato de todos los presos encarcelados en prisiones catalanas. En contra de la moción votaron todos los grupos de la cámara, incluido el PSC y los comunes de Podemos, con la excepción del PP i Cs. 

6. A favor del 1-O y del 27-O.

El 25 de octubre de 2018, Cs presentó una moción que pedía la condena, por "ilegales y antidemocráticos", del referéndum del 1-O y de la declaración de independencia del 27 de octubre de 2017. La moción fue rechazada por setenta y tres votos en contra, los de JxCAT, ERC, la CUP y los comunes de Podemos, y 55 votos a favor, los de Cs, PSC y PP. La moción rechazada también pedía que el Parlamento catalán se comprometiera a respetar la Constitución, el Estatuto, las leyes de desarrollo del Estatuto, el Reglamento del Parlamento y las sentencias de los tribunales de Justicia, así como que rechazara la creación de cualquier tipo de órgano que pretendiera usurpar los poderes de las instituciones catalanas y especialmente de la Generalidad y el Parlamento, en referencia al Consejo de la República ideado por Carles Puigdemont. Todas las peticiones fueron rechazadas. 

7. Contra el Estado de derecho. 

El 28 de julio de 2016, el Parlamento catalán rechazó una moción del PP en la que se exigía "el compromiso (con) y el pleno respeto del ordenamiento jurídico y el Estado de derecho". El texto fue rechazado con los votos de JxSí, ERC, la CUP y Sí que es pot (Podemos). Votaron a favor Cs, PP y PSC. El diputado del PP Santi Rodríguez se lamentó durante el debate por verse obligado a defender una moción "tan elemental que en condiciones normales no se tendría ni que plantear".