El presidente del PP, Pablo Casado. interviene en la clausura de la Convención Nacional del Partido Popular.

El presidente del PP, Pablo Casado. interviene en la clausura de la Convención Nacional del Partido Popular. Chema Moya EFE

Política CONVENCIÓN DEL PP

Los diez compromisos de Casado que constituyen su programa de gobierno

El presidente del PP ha desgranado su plan para llegar a la Moncloa: un decálogo de medidas en sintonía con las presentadas durante las primarias.

Pablo Casado ha desplegado todas sus cartas para el Partido Popular: la formación se ha sacudido los complejos que pudiera tener y ahora abraza al centro-derecha sin concesiones. Por eso no ha dudado en emitir durante la clausura de la Convención del partido un discurso directo, en el que desgranaba las líneas maestras de este PP, su PP.

A modo de programa de Gobierno, Casado ha anunciado cuál será su "contrato con los españoles", pese a que unas elecciones generales están, de momento, lejos de convocarse. El presidente popular ha indicado, a modo de síntesis, las nuevas ideas generadas y auspiciadas dentro de este "rearme ideológico", que son las mismas de las que hizo gala durante el Congreso que lo encumbró como líder popular, pero actualizadas. Porque, como apuntan fuentes de la dirección nacional del partido, este cónclave no ha sido una "refundación, porque no hay partidos que sumar para refundar".

La era Casado será la del "nuevo conservadurismo, más ideológico, más atractivo para los jóvenes", esgrimen desde el entorno del presidente. "Se trata de devolver espacios de libertad a los ciudadanos: no es estilo Trump, al contrario, es más Reagan". Reunir de nuevo bajo el seno del PP a todos aquellos que cambiaron su voto a Vox o Ciudadanos. Porque lo que pretende el presidente popular es "aunar todo lo que esté a la derecha del socialismo".

1. La receta para Cataluña

Casado aspira a "recuperar la legalidad, la convivencia y la prosperidad en Cataluña" a través de la aplicación inmediata del artículo 155 de la Constitución, sin límite de tiempo. Lo harán para "deponer al Gobierno, nombrar uno nuevo y recuperar el control de la educación, la seguridad, la hacienda, los medios públicos y las cárceles".

Complementariamente, los populares quieren llevar a cabo una reforma del Código Penal para volver a penalizar la convocatoria de referéndums ilegales, además de reformar la Ley del Indulto para prohibirlos ante delitos de rebelión y sedición. También proponen impulsar una ley de símbolos "para garantizar la neutralidad del personal y del espacio público" y aplicar la Ley de Partidos para "ilegalizar a los que promuevan la kale borroka". Igualmente, quieren utilizar la ley de financiación de partidos para que no reciban fondos las formaciones políticas "que atenten contra España".

2. Revolución fiscal

Pablo Casado, liberal convencido, quiere llevar a cabo una reforma fiscal completa para liberalizar la economía española. El primer paso sería la bajada de los impuestos sobre la renta y el de sociedades. Lo piensa complementar con la supresión de los tributos que gravan el patrimonio, las sucesiones y las donaciones. 

Así, pretende "revertir" los efectos de los Presupuestos Generales del Estado presentados por Pedro Sánchez -pendientes de tramitación parlamentaria-. Porque, según aduce, de ser aprobados, habría "nefastas consecuencias".

3. Educación

El Partido Popular quiere combatir las propuestas del PSOE en Educación con una ley que consagre la "libertad de elección educativa de los padres", también incluyendo la escuela concertada. Según ha detallado Pablo Casado, buscan "permitir la evaluación pública de los conocimientos".

Además de garantizar la enseñanza en castellano en toda España y la instauración de un MIR docente, busca impulsar la formación profesional dual, el bilingüismo en inglés y las nuevas asignaturas tecnológicas.

4. Demografía y natalidad

Para afrontar lo que el propio Casado ha tachado de "drama demográfico", la situación poblacional del país, el PP propone dar impulso a la natalidad, a la conciliación y "a la cultura de la vida". El objetivo es la sostenibilidad del Estado del bienestar.

Sin mencionar el aborto, pero dejando el discurso libre a la interpretación, el presidente popular ha afirmado que hay que actuar "siempre a favor de la vida". "Resolver dudas a favor de la vida, poner recursos a favor de la vida, equivocarse a favor de la vida".

Indica el líder del PP que su formación quiere eliminar "barreras fiscales, laborales o de vivienda a las parejas que quieren tener hijos" y "apoyar a la familia". También ha dado unas pinceladas acerca de una subida de las pensiones que no ha concretado.

5. Administración pública

"Es necesario reducir la Administración para hacerla más eficiente y transparente. Respetando los derechos y deberes de quien ha conseguido en justa competición su plaza pública, pero garantizando a partir de ahora la evaluación del desempeño, la remuneración adicional por el mismo y el acceso sin discriminación por lengua", ha indicado Casado.

El Partido Popular también pretende simplificar la burocracia "innecesaria" que, en su opinión, dificulta el emprendimiento y los servicios públicos. Los quiere sustituir por la digitalización y la desintermediación.

6. Modelo de las autonomías

Casado ha centrado parte de su discurso en la cohesión territorial. "Debemos impulsarla frente a egoísmos identitarios y desigualdades competenciales", ha relatado, pero sin tocar el Estado de las autonomías tal y como lo conocemos. Así, despeja una de las grandes incógnitas de la nueva posición del partido respecto a la gran medida estrella de Vox.

"No pedimos cambios de fondo en el modelo autonómico. Lo que pedimos es que el modelo se aplique íntegro, con el principio de autonomía íntegro, pero con el principio de solidaridad también íntegro, y con la igualdad de derechos entre españoles íntegra", ha indicado. Su idea es hacerlo, además, vertebrando todo el territorio gracias al sector agrícola, ganadero y pesquero y con un Pacto por el Agua.

7. Reforma judicial

El presidente del PP se ha comprometido a "una Justicia que juzgue imparcialmente, rápidamente, como poder independiente del Estado, sin presiones de nadie". ¿Cómo? A través del cambio del modelo de elección de los miembros del Consejo General del Poder Judicial.

Pablo Casado ha circunscrito la lucha contra la violencia de género dentro del área de Justicia. Ha reafirmado el "compromiso inequívoco del partido" contra esta lacra, pero también ha prometido intensificar "las medidas contra la violencia doméstica contra niños y ancianos, y el acoso escolar".

"Ni una lección de ningún partido", ha manifestado.El PP continúa con su defensa de la prisión permanente revisable para que los "monstruos" asesinos y violadores sigan en las cárceles y no en la calle "delinquiendo por el síndrome de Estocolmo de la progresía española".

8. Seguridad, terrorismo e inmigración

"Es imprescindible volver a las políticas responsables de inmigración. Yo lo que quiero es una España seria, con fronteras seguras, que puedan cruzar legalmente quienes quieran vivir con nosotros, trabajar y respetar nuestras leyes y nuestro modo de vida", ha argumentado Casado.

Lo piensa hacer con el apoyo a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, a quienes ha garantizado la equiparación salarial. También se ha acordado de las víctimas del terrorismo de ETA. "Legislaremos contra los homenajes a terroristas etarras y el acceso a beneficios penitenciarios sin su colaboración efectiva en el esclarecimiento de los crímenes impunes. No les dimos nada por matar, y nada les daremos por haber sido derrotados". 

9. La UE y Latinoamérica

Casado ha enmarcado una España dentro de la Unión Europea. Por eso, ha priorizado la acción comunitaria dada la "encrucijada" que vive Europa. También ha recordado el vínculo con Iberoamérica. Exigirá "con firmeza la democracia en Nicaragua, Venezuela y Cuba".

10. Globalización

Finalmente, el presidente del Partido Popular ha hecho referencia a la globalización. Pablo Casado se ha comprometido a "abordar los desafíos de la globalización", como la lucha contra la pobreza, el cambio climático o la revolución tecnológica. Pretende suprimir los impuestos tecnológicos y financieros. "Dejemos de mirar al Valle de los Caídos y compitamos con Silicon Valley".