Íñigo Errejón, Irene Montero y Pablo Iglesias, durante la celebración de Vistalegre II.

Íñigo Errejón, Irene Montero y Pablo Iglesias, durante la celebración de Vistalegre II. Chema Moya EFE Madrid

Política CRISIS EN PODEMOS

Errejón invita ahora a IU y a Equo a integrarse en su lista entre los exabruptos de Podemos

IU se abre a negociar mientras Irene Montero y Echenique entran en el terreno personal sugiriendo que Errejón es vago y codicioso.

La izquierda madrileña se resquebraja mientras todos los actores dicen ser los que garantizan la unidad. Podemos se considera legitimado para dirigir las confluencias, al ser la fuerza más votada. IU ha advertido de que el caos en los morados le abre un hueco y se reivindica como la "única fuerza seria y solvente" y, por tanto, ideal para liderar el proceso. Y por su parte, Íñigo Errejón ya ha llamado a todos para invitarles a Más Madrid.

La unión de "la izquierda a la izquierda del PSOE" es el objetivo de los que se desunen al día siguiente de que surgiera la enésima escisión en el bloque. Hace unas semanas IU veía cómo su ex coordinador general Gaspar Llamazares era puesto en la rampa de salida. Y ahora ha sido Podemos el partido que ha dado por "auoexpulsado" a Errejón, su antiguo número dos y fundador.

"Este mismo lunes nos pondremos a trabajar para lograr una candidatura lo más amplia posible", respondía un portavoz cercano al examigo y ya excompañero de Pablo Iglesias. Esa misma fuente confirmaba a EL ESPAÑOL que ya han "llamado" a todos los actores implicados: Izquierda Unida, Equo e incluso Podemos. Y que, es más, los han invitado a unirse a la plataforma impulsada por la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y el propio Errejón.

Y el caso es que IU está abierto a negociar. A pesar de los exabruptos con los que Podemos está despachando a su fundadors, los de Alberto Garzón tienen un motivo claro: que no peligre la plataforma de "unidad popular" que les asegura más representatividad que si fueran solos a las urnas. En las de 2015, IU fue quinta fuerza y no logró representación ni en la Asamblea autonómica ni en el Ayuntamiento de Madrid.

La federación regional de Izquierda Unida ya ha analizado el "nuevo escenario" abierto tras la explosión nuclear del jueves. El responsable de relaciones políticas, Álvaro Aguilera, y la candidata del partido, Sol Sánchez, han reivindicado a IU como "el pegamento" adecuado para "lograr una candidatura de unidad popular en la que quepan todas las sensibilidades".

Bajada al barro

Entretanto, la bajada al barro de IU para llamar insolvente a su socio mayoritario de confluencia -"no nos interesan sus peleítas, lo que diga Iglesias sólo afecta en la crisis de Podemos..."- no fue la única del día. Pablo Echenique habló de dinero e Irene Montero lo hizo de vagancia.

Así, la portavoz parlamentaria acusó a su antiguo jefe de haber urdido durante meses un "plan secreto" con Carmena y de haber dinamitado ya todos "los puentes" para dialogar con él. Toda opción ha quedado atrás, dijo, y aprovechó para deslizar que Errejón "era parte de la Ejecutiva de Podemos aunque no haya ido a ninguna reunión".

Por su parte, el actual número dos de Iglesias abandonó la crítica política para entrar en el terreno personal, dando por hecho que Errejón no dimitirá de su escaño en el Congreso "porque de algo tendrá que vivir hasta mayo".

Es más, cuando la dirección del partido morado lo dio por "autoexpulsado" y se empezó a habar sobre su sueldo, surgieron preguntas a propósito de la donación mensual a la que están obligados todos los cargos electos y orgánicos. Los estatutos les prohíben cobrar más de tres veces el Salario Mínimo Interprofesional (2.700 euros al mes, tras la subida pactada con el Gobierno).

Las listas de Podemos, en el aire

Así, en este "nuevo escenario", quien parece quedar descolocado es el Podemos de Ramón Espinar, secretario general en la Comunidad; y el del ex Jemad Julio Rodríguez en la capital. Ambos dirigentes, impuestos por Pablo Iglesias, no saben a estas alturas quién entrará en las listas de unas elecciones que se celebran dentro de cuatro meses. 

La maniobra de Errejón ha dejado a Espinar sin su cabeza de lista de las autonómicas y ha dejado toda la negociación de confluencia rota. Y sobre Rodríguez, Carmena dejó claro que no lo quería como número dos.

Este jueves, Iglesias anunció en su "carta a los inscritos" que Podemos se "haría a un lado" en el Ayuntamiento para apoyar a la ex jueza pero que, "con todo el respeto, Íñigo no es Manuela", y que en la Comunidad "Podemos saldrá a ganar". Fuentes de la dirección especificaron: "No hay nada que negociar con Errejón, está fuera, que tenga suerte".

En todo caso, ese "nuevo escenario" resultará ridículo si se cumple lo anunciado por el secretario general. En los mítines conjuntos de Carmena y Errejón, ¿qué hará Podemos: apoyar a su socia o criticar a su competidor? Cuando el cabeza de cartel del partido morado pida el voto, ¿lo hará criticando a su adversario huido... que es socio de la socia de Podemos en la ciudad?