La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría y la 'número dos' del PP, María Dolores de Cospedal.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría y la 'número dos' del PP, María Dolores de Cospedal. Efe

Política CONVENCIÓN DEL PP

El borrón y cuenta nueva de Casado: ni Cospedal ni Soraya han sido invitadas a la Convención del PP

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, pretendía escenificar este fin de semana en la Convención de su formación el cierre de las heridas tras el desangramiento de la unidad en las primarias. Pero en su gran teatro de Ifema, al final, faltarán dos invitadas clave: ninguna de sus oponentes cuando optó a liderar el partido estará.

Ni a María Dolores de Cospedal ni a Soraya Sáenz de Santamaría se las ha invitado de manera formal, como reconocen a este diario fuentes de Génova. Pero tampoco ellas han mostrado interés en acudir. Adiós a la foto de familia soñada por algunos. 

Desde el partido precisan que tan sólo se emite una invitación expresa a los expresidentes del PP. Pero, según los círculos de confianza de Cospedal y Sáenz de Santamaría, ambas estánmuy distanciadas del proyecto Casado.

La unidad se rompió y no sólo por las primarias, sino por el viraje ideológico que el propio partido busca apuntalar en este evento. El entierro del marianismo va a tener lugar frente al finado, que podrá disfrutarlo desde primera fila, con discurso incluido.

Tampoco conseguirá Casado juntar a Mariano Rajoy y a José María Aznar, que alternarán su presencia en la Convención. En un momento electoralmente delicado para el partido, Casado quería simbolizar durante el evento el cierre de filas. “No hay heridas que cerrar”, esgrimía sin embargo este lunes la vicesecretaria de Comunicación popular, Marta González. Pero, de puertas adentro, la situación es bien distinta.

Con Aznar y Aguirre

La integración por parte de la nueva Ejecutiva a quienes apoyaron a Santamaría y Cospedal no ha sido tal. La nueva candidata popular a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, admitía este martes a El Mundo que, de haber ganado la otrora vicepresidenta del Gobierno, ella habría abandonado el partido. Personas muy próximas a la expresidenta manchega y antigua secretaria general confirman a este periódico que ella no tiene ninguna intención de acudir a la Convención.

Pablo Casado viene reivindicando una vuelta decidida al aznarismo, como encomendándose a las épocas de mayorías absolutas y cuando no había que luchar por los votos de de derecha extrema. A esos momentos en los que el PP lo abarcaba todo, sin resquebrajos públicos, y aunaba tanto a centristas como conservadores o liberales. Sin Vox apareciendo a su derecha. Sin Ciudadanos a su izquierda.

El presidente popular identificó desde el minuto uno a sus dos grandes referentes orgánicos —Aznar y Esperanza Aguirre— y así ha ido designando tanto su Ejecutiva como sus candidatos para las próximas citas electorales. “Somos el PP de siempre, el que más ha hecho por España. Un partido de centroderecha, liberal, conservador, reformista”, aducía hace apenas unos días al reivindicar su papel como árbitro en el pacto andaluz.

Invitados confirmados

El viraje a la derecha se consumará este fin de semana con un documento que fijará las líneas maestras de este nuevo PP. El partido va a posicionarse ante temas en los que, hasta ahora, navegaban entre grises: violencia de género, Estado de las autonomías o reforma de la Constitución serán algunos de ellos.

Además de los expresidentes, pocos nombres están confirmados. Los grandes discursos correrán a cargo, además de los expresidentes, del coordinador del evento, el presidente gallego Alberto Núñez Feijóo; del secretario general, Teodoro García Egea, y del propio Pablo Casado.

De momento, el resto de nombres de cartel son una incógnita. Además de los mencionados, hablará Adolfo Suárez Illana, presidente la Fundación Concordia y Libertad. También estarán todos los candidatos autonómicos y municipales de las capitales de provincia para las próximas elecciones de mayo, así como algunos mandatarios extranjeros.