Roger Torrent, presidente del Parlament de Cataluña.

Roger Torrent, presidente del Parlament de Cataluña. Andreu Dalmau EFE

Política Cataluña

El Parlament activa la comisión de reglamento que pretende hacer posible investir a Puigdemont

El Parlament de Cataluña ha constituido este lunes la comisión que tiene como objeto reformar el reglamento de la cámara y que JxCat quiere que sirva, entre otras cosas, para hacer posible la investidura a distancia del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont

También ERC. Su portavoz, Marta Vilalta, ha avalado la activación de esta comisión y ha contemplado precisamente que termine habilitando cambios como "vías telemáticas" que, efectivamente, podrían ser utilizadas por Puigdemont para tratar de hacerse con el cargo que perdió en virtud del artículo 155 de la Constitución.

Vilalta lo ha vendido como una "modernización" de las normas que rigen el Parlament por la vía de la inclusión de las "nuevas tecnologías" para distintos procesos que actualmente exigen presencia. No obstante, no ha escondido que, a su juicio, existen "situaciones de represión e injusticia" que han de ser resueltas.

La relación Junqueras-Puigdemont

La portavoz de ERC ha añadido que no es este el único cambio que debe afrontar la cámara, sino que deben introducirse otros como medidas para "feminizar" el Parlament y se ha mostrado convencida de que se podrán tejer acuerdos para conseguir esta reforma.

"Son muchos los temas y hoy solo empezamos a trabajar. Llegaremos a todos los acuerdos para modernizar y dar respuesta a todas las demandas y retos que se nos plantean en el marco del Parlament", ha concluido la también diputada autonómica.

Preguntada en rueda de prensa por las relaciones entre el líder de ERC y exvicepresidente del Govern actualmente en la cárcel, Oriol Junqueras, y Puigdemont --en Waterloo, Bélgica-, ha asegurado que se está trabajando "conjuntamente para intensificar esta relación".

Vilalta ha evitado polemizar con la portavoz del Govern, Elsa Artadi, que esta semana criticó que Junqueras no respondía las cartas de Puigdemont, y ha justificado que "la cárcel y la represión hacen muy difícil" que los dos dirigentes puedan tener una relación fluida.