Pablo Iglesias atiende a la prensa en el patio del Congreso.

Pablo Iglesias atiende a la prensa en el patio del Congreso. ADP

Política TRIBUNAL SUPREMO

Iglesias sacará a la gente "a la calle" por las hipotecas y Sánchez pide tiempo para "fijar posición"

Pablo Iglesias pide que "salga la gente a la calle" contra la resolución de el pleno del Tribunal Supremo sobre el impuesto a las hipotecas. El líder de Podemos no ha tardado ni cinco minutos en reaccionar una vez salida la noticia: "La independencia del Tribunal Supremo está en entredicho y la democracia debilitada", ha dicho. De hecho, su partido ha convocado una manifestación a las puertas del Supremo este sábado a las 18.00 horas.

El lenguaje de Iglesias ha sido incendiario, tal como habían anunciado otros dirigentes de su partido desde este mismo lunes, cuando estaba prevista la decisión de los 28 magistrados. "La vergüenza y la rabia deben convertirse en una gran movilización cívica para defender los derechos de la mayoría frente a los privilegios de una minoría".

Pablo Echenique, secretario de Organización del partido morado, anunció que "las familias tendrán que salir a la calle, y nosotros lo apoyaremos". Según el el número dos de Podemos, "aunque la gente corriente no tiene el teléfono de los magistrados del Supremo, sí tiene la capacidad de movilizarse".

Por su parte, el Gobierno de Pedro Sánchez se ha limitado a decir que "respeta" la decisión judicial y que "va a analizar y estudiar el impacto" de la misma. No se espera que este martes haya una reacción más clara del Ejecutivo, que "fijará su posición en el Consejo de Ministros de este jueves", según apuntaron fuentes de Moncloa. De hecho, la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, ha rehuido las preguntas a la salida del Senado: "Soy sólo una ministra", ha dicho para evitar "hablar en nombre del Gobierno".

José Antonio Bermúdez de Castro, secretario del Grupo popular en el Congreso, sí que ha fijado posición: "El PP está dispuesto a cambiar las leyes para que quede claro quiénes son los sujetos pasivos obligados a pagar el impuesto", ha dicho. "Así no quedará a la interpretación de los jueces". Bermúdez de Castro ha recordado que en este momento se tramita la ley de crédito hipotecario en la Cámara Baja, donde podrían introducirse estas modificaciones legislativas.

Por su parte, Albert Rivera ha calificado de "incomprensible" la decisión del Supremo y ha trasladado la presión al Gobierno y al Parlamento: "El poder legislativo tiene que buscar soluciones para garantizar los derechos de los ciudadanos y que no vuelva a ocurrir algo así en el futuro", ha defendido a través de un mensaje en Twitter. 

Mayoral: "La banca vulnera los derechos humanos"

"La Justicia está para defender a los débiles frente a los poderosos", ha dicho el diputado Rafael Mayoral. "Y la banca ha vulnerado los derechos humanos impunemente de manera sistemática en España". Mayoral ha anunciado que Podemos se "hace eco las propuestas de movilización que diversos colectivos están convocando", para justificar su llamada a la movilización frente al Alto Tribunal este sábado. "Las entidades financieras no pueden estar por encima de la ley", ha dicho Mayoral.

Rafa Mayoral valora la decisión del Tribunal Supremo de que siga siendo el cliente el que pague el impuesto de las hipotecas

Echenique advertía en rueda de prensa que la reunión del pleno era un acontecimiento "inédito" en un "procedimiento irregular". La primera de las sentencias que cambiaba la jurisprudencia de 20 años en el Supremo se hizo pública el pasado 18 de octubre. Pocos días después, otras dos sentencias de la misma sección segunda abundaban en que a partir de ahora deberían ser los bancos los que hicieran frente al impuesto, y no el cliente.

Querella al juez: "Queremos su registro de llamadas"

El caso es que la formación de Iglesias presentó una querella contra el juez Luis Díez-Picazo, el magistrado que convocó el pleno para unificar criterios al día siguiente de que saliera la sentencia inicial. En ese viernes, los bancos se estaban hundiendo en Bolsa, y su caída se frenó poco antes del cierre de los mercados al conocerse la noticia de la convocatoria a los 28 jueces para que decidieran si se revisaba o no el nuevo criterio.

"Ha sido récord guinnes", ironizó Echenique, "cómo nos archivaron la querella, pero seguiremos intentándolo, aunque haya que llegar a los tribunales europeos". Podemos exige conocer el registro de llamadas "de aquella tarde previa a la convocatoria del pleno" por si a Díez-Picazo "le llamó el presidente de algún banco para forzar el cambio".

El partido de Iglesias ha lanzado una campaña brutal contra el magistrado: "Es el juez que ha llevado la reversión, ha dado clases en un colegio propiedad de la banca y su familia tiene un bufete de abogados que ha defendido a los bancos" en estos años de crisis, acusó Echenique.

Según los dirigentes del partido que sostiene a Sánchez en el Gobierno, esta decisión "daña mucho al prestigio del sistema judicial" español. Fuentes de Podemos opinan que esto demuestra que los jueces en España "no son independientes" y que "no están al servicio de la economía de las familias y sí de la banca privada".