El cardenal Pietro Parolin recibe a la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, en el Vaticano.

El cardenal Pietro Parolin recibe a la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, en el Vaticano. Efe

Política

El Vaticano se ofrece al Gobierno para "buscar una solución" a enterrar a Franco en La Almudena

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha mantenido este lunes una reunión con el Cardenal Pietro Parolin, número dos del Vaticano, donde la Iglesia ha manifestado que no sólo no se opondrá a la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos sino que coincide en la necesidad de "buscar una solución" a su inhumación ante las dudas que genera el traslado de sus restos a la Catedral de La Almudena en el centro de Madrid.

Según la nota emitida por el Ministerio de Presidencia tras la reunión mantenida en la Santa Sede "ambos han coincidido en la necesidad de buscar una solución y seguir manteniendo el diálogo". La solución y el diálogo entre el Gobierno de España y la Santa Sede se presentan como necesarios ante las dudas sobre dónde deben descansar los restos del dictador.

Si bien en un principio se pensó en la cripta del cementerio de Mingorrubio donde ya está enterrada Carmen Polo, la mujer de Franco, la decisión de la familia una vez aprobado el Decreto Ley con el que el Gobierno avanzó la exhumación era la de enterrarle en el panteón que la familia posee en la catedral madrileña.

Si bien la Iglesia española no se había opuesto a que el dictador fuese enterrado en La Almudena, también reconoció que no podría evitar peregrinaciones masiva a esa tumba en el mismo centro de Madrid. Quizás por eso, el Cardenal Osoro, arzobispo de Madrid, se ha mostrado disgustado con la idea tal y como han manifestado fuentes cercanas al prelado a EL ESPAÑOL. De ahí, que no descarte la posibilidad de que el Gobierno satisfaga algunas de las reclamaciones patrimoniales de la familia Franco para conseguir que sea enterrado en otro lugar.

La agenda de la reunión entre Calvo y el Cardenal Parolin no contemplaba tratar la exhumación y la inhumación del dictador, pero el enviado del Vaticano ha mostrado su absoluta predisposición al "diálogo", especialmente en los diferentes temas que se han tratado dentro de una reunión enmarcada en las relaciones habituales con la Santa Sede. Así, no sólo se ha conversado sobre Franco, sino que Carmen Calvo también ha departido con el Secretario de Estado del Vaticano sobre el régimen fiscal de la Iglesia en España y el proceso de revisión de las inmatriculaciones por parte de la Iglesia.

Otro de los asuntos fundamentales de la reunión ha sido la manifestación por parte del Cardenal Parolin de su preocupación "por dar justicia a las víctimas de abusos y prevenirlos en el futuro". Así, la vicepresidenta del Gobierno ha informado a la Santa Sede de las modificaciones en el Código Penal para conseguir que estos sean delitos imprescriptibles.