Pablo Iglesias firma el acuerdo con Pedro Sánchez en la Moncloa.

Pablo Iglesias firma el acuerdo con Pedro Sánchez en la Moncloa. EFE

Política LOS SOCIOS DE SÁNCHEZ

Podemos vende como un logro de 'sus' Presupuestos el dinero para escuelas infantiles que aprobó el PP en marzo

No es verdad. No es un logro de Podemos "arrancado con dificultad" al equipo negociador del Gobierno. Pablo Iglesias ha vendido a la opinión pública que en el tira y afloja con Hacienda para cuadrar las cuentas, tuvieron que ceder en su exigencia de la financiación de una "red estatal de escuelas públicas gratuitas de 0-3 años", pero que a cambio habían logrado la cesión del Ejecutivo para que los Ayuntamientos con superávit puedan dedicar parte de estos fondos a la construcción de centros de Educación Infantil con este objetivo. Lo cierto es que ya se podía.

El Real Decreto-ley 1/2018, de 23 de marzo, por el que se prorrogaban un año más las medidas que sujetan a las corporaciones locales a la regla de gasto impulsada en 2012 por el entonces todavía ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ya incluyó la "creación de Centros docentes de enseñanza infantil y primaria" en el catálogo de Inversiones Financieramente Sostenibles (IFS). Concretamente, el apartado B del artículo 2.1 del citado texto legal establece un catálogo de los "programas" a los que se pueden dedicar los fondos con "reflejo presupuestario". Y ahí se incluye la medida de la que hoy presume Podemos como propia.

El acuerdo publicado por el Gobierno y la formación de Iglesias explica que "se facilitará que las Corporaciones Locales puedan destinar parte de su superávit a realizar Inversiones Financieramente Sostenibles (IFS) financiando y mejorando las escuelas infantiles actualmente gestionadas por estas administraciones, lo que supone un impacto de 300 millones de euros". Además, "se dotará con 30 millones de euros el Presupuesto de 2019 para aquellos municipios que, no contando con superávit", quieran impulsar esas escuelas. 

El pasado 6 de septiembre, Pedro Sánchez recibió a Pablo Iglesias en la Moncloa para iniciar la negociación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE). De aquel encuentro, las fuentes oficiales explicaron que el secretario general del partido morado salía con 11 de compromisos, entre ellos el del "impulso a la extensión de la gratuidad y la universalidad de las escuelas infantiles de 0 a 3 años". Iglesias se lo tomó en serio e incluyó la exigencia en el documento negociador presentado tres semanas después.

En ese documento, Presupuestos con la gente dentro, Podemos incluía en su apartado 6.1 de las 17 medidas que exigían al PSOE para pactar unas cuentas públicas para 2019 "la construcción de una red pública de escuelas infantiles de 0 a 3 años, gratuita y de calidad" como una "prioridad para el país" porque para el partido morado ésta es "una de las cuestiones en la que no podemos perder más tiempo".

"Es una vergüenza"

Y así lo debió de entender también el Gobierno del PP cuando en marzo tampoco perdió más tiempo e incluyó la medida en el decreto aprobado en marzo ante el retraso de la tramitación de los PGE de 2018 en el Congreso. "Están gobernando con nuestros presupuestos y vendiendo como propias medidas de sociales aprobadas por el PP", reclama Jaime de Olano, portavoz adjunto popular en la Comisión de Presupuestos. "Es una vergüenza", apostilla.

Olano recuerda que ese real decreto incluía no sólo la consideración de Inversión Financieramente Sostenible para los Ayuntamientos con sueperávit la construcción de escuelas de educación infantil y primaria, sino otras medias "de política social, como fondos para protección civilservicios socialesseguridadincendios…".

Desde la bancada del Partido popular se está viviendo con indignación el proceder del Ejecutivo del PSOE: "Decían de nosotros que no creíamos en las personas y que no teníamos conciencia social". Sin embargo, el diputado popular asiste ahora con sorpresa a "esta apropiación indebida de los logros del PP".

"Creación de escuelas" o "mejora" de las existentes

De hecho, la redacción del texto del real decreto del PP y la del acuerdo de PGE entre Podemos y PSOE deja mal a estos últimos en comparación. La normativa aprobada por el Ejecutivo popular dedicaba dinero a la "creación de centros" y el documento que ahora se negocia en el Congreso con los nacionalistas vascos y los independentistas catalanes habla de "financiación y mejora de las escuelas infantiles actualmente gestionadas" por las administraciones.

De Olano reivindica la regla de gasto de Montoro, "al que llamaban el facha". Desde que en 2012 entró en vigor la regla de gasto para los Ayuntamientos, se ha logrado el doble objetivo de alcanzar el equilibrio presupuestario en la "inmensa mayoría" de las corporaciones locales yel de la reducción de deuda, que ha pasado de los 35.290 millones de euros hasta los 27.393 millones en 2017, según las cifras oficiales, casi un 25%.

"Pero lo peor no es que lo vendan como propio", advierte De Olano, "sino que están retrasando la subida de sueldo a funcionarios en algunos ministerios, o que retrasaron la publicación de los Presupuestos de este año hasta finales de julio para alejarla lo más posible de nuestra presencia en el Gobierno y vender el alza de las pensiones como si fuese una medida de ellos", y recuerda, "no había más que ver sus declaraciones y sus tuits".

Quienes trabajaron en el Gobierno de Mariano Rajoy hasta que la moción de censura lo desalojó de la Moncloa el 1 de junio se sienten frustrados por no poder sacar rédito mediático -y electoral- de sus propias cuentas públicas, última de las leyes que dejaron aprobadas. Los fondos de los Ayuntamientos para la construcción de escuelas de educación infantil aprobados en marzo y ahora "vendidos como un logro de una negociación entre los que votaron que no y decían que los Presupuestos del PP eran los peores para España".

Los populares temen que "los socialistas se cuelguen las medallas" a base de dilatar en el tiempo la entrada en vigor de otras normativas ya aprobadas con el PP en el Gobierno. "Nos pillaron en el peor momento, votaron que no, al final salieron las cuentas, y ahora las aprovechan ellos".

De hecho, De Olano denuncia que "el Ejecutivo del PSOE aún no ha llevado a cabo, por ejemplo, la equiparación salarial de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado con las policías autonómicas, y quedó una partida de 600 millones ya adjudicada", y que el PSOE y Podemos "presumen del incremento de las becas educativas tras su acuerdo, cuando la mayor partida de becas de la historia era la que tenían los PGE de 2018".