Pablo Casado y María Dolores de Cospedal junto a los senadores valencianos Pedro Agramunt (i), Manuel Altava (c) y Susana Camarero (d).

Pablo Casado y María Dolores de Cospedal junto a los senadores valencianos Pedro Agramunt (i), Manuel Altava (c) y Susana Camarero (d). Twitter de Pedro Agramunt.

Política ANTES DEL COMITÉ EJECUTIVO NACIONAL

El PP escenifica su ruptura en una comida-homenaje a Cospedal sin el equipo de Soraya

  • Unos 200 diputados y senadores se citan en un restaurante madrileño para agradecer a la secretaria general sus servicios prestados durante los últimos diez años.
  • A la cita no acudieron ni la exvicepresidenta ni miembros destacados de su candidatura: Fátima Báñez, Cristóbal Montoro, Fernando Martínez-Maillo o José Luis Ayllón optaron por no ir.

Los diputados y senadores que conforman el Grupo Parlamentario Popular de ambas cámaras han querido rendir su particular homenaje a la que ha sido secretaria general del PP durante los últimos diez años. María Dolores de Cospedal llegó acompañada de su marido, Ignacio López del Hierro, al madrileño restaurante Casa Suecia, y allí fue sorprendida por unos doscientos parlamentarios, incluido el presidente Pablo Casado, que quisieron agradecerle su labor al frente de la organización. La comida se celebra apenas unas horas antes de que el presidente desvele el organigrama del nuevo Partido Popular y justo cuando su equipo trabaja con el de la candidatura perdedora para conseguir la tan ansiada unidad que reclama el PP.

Según ha podido saber EL ESPAÑOL de fuentes presentes en el homenaje, en la mesa presidencial que encabezaban Cospedal y Casado se sentaron la presidenta del Congreso, Ana Pastor; su homólogo en el Senado, Pío García-Escudero; los dos portavoces, Rafael Hernando y José Manuel Barreiro, además de la vicepresidenta del Congreso y diputada de Castilla-La Mancha, Rosa Romero, una de las favoritas a convertirse en secretaria general del nuevo PP.

La reunión destacó también por las ausencias destacadas. Al evento, al que aseguran que fueron invitados todos los diputados y senadores, no acudieron ni Soraya Sáenz de Santamaría ni ninguno de los miembros más destacados de su candidatura: los exministros Fátima Báñez y Cristóbal Montoro, además de José Luis Ayllón o el coordinador general, Fernando Martínez-Maillo, optaron por no estar en la cita. De los sorayistas convencidos solo acudieron a la cita las diputadas Marimar Blanco y Teófila Martínez.

No faltaron tampoco los grandes apoyos de Casado en esta dura carrera: el vicesecretario Javier Maroto compartió mesa y mantel con los ministros que en la segundas vuelta se alinearon con la candidatura vencedora: Juan Ignacio Zoido, Isabel García Tejerina y Dolors Montserrat, otra de las candidatas a ocupar el puesto que deja vacante Cospedal.

En la comida-homenaje tuvo unas palabras de agradecimiento el presidente, Pablo Casado, que en pleno proceso de integración reconoció que le gustaría contar con Cospedal en su equipo. La exsecretaria general del PP, "muy emocionada", pidió a los presentes que se sientan muy orgullosos por ser del partido y que siempre defiendan "a los nuestros". Antes de ponerse a disposición del nuevo líder, reconoció que "haga el equipo que haga" el presidente "será el mejor, porque es el equipo del PP".