José Luis Ayllón, entre Soraya Sáenz de Santamaría y Fátima Báñez.

José Luis Ayllón, entre Soraya Sáenz de Santamaría y Fátima Báñez. Efe

Política EL PP ANTE SU FUTURO

El núcleo duro de Santamaría rechaza integrarse en el PP de Casado

  • Fátima Báñez, José Luis Ayllón e Íñigo de la Serna se niegan a formar parte de la nueva cúpula del partido dirigida por Pablo Casado.
  • El equipo de la exvicepresidenta integra a seis miembros en el nuevo PP: Alberto Nadal, Sofía Acedo, Yolanda Bel, Iñaki Oyarzábal, Mari Mar Blanco y Sergio Ramos.

Tras varias horas de negociaciones, el equipo de Pablo Casado ya tiene a las seis personas de la candidatura de Soraya Sáenz de Santamaría que formarán parte de la nueva dirección del partido que el presidente hará público este jueves. El equipo de Casado no ha podido, sin embargo, integrar al núcleo duro de la exvicepresidenta: los exministros Fátima Báñez e Íñigo de la Serna y el jefe de campaña, José Luis Ayllón, rechazan la oferta de sus rivales para entrar en la dirección.

Según fuentes del equipo de la exvicepresidenta, la oferta de la nueva cúpula se limitaba a ser secretarios de área. Unos puestos "inaceptables" para ellos. El equipo de Casado ha logrado convencer a seis personas cercanas a la exvicepresidenta para formar parte de esta nueva era. Son el exsecretario de Estado de Presupuestos, Alberto Nadal; la senadora por Melilla Sofía Acedo; la ceutí Yolanda Bel; el diputado del PP vasco, Iñaki Oyarzábal; la diputada Marimar Blanco y Sergio Ramos, uno de los asesores más cercanos a Mariano Rajoy durante su época en Moncloa.

Casado anunciará hoy en su primer Comité Ejecutivo los nuevos cargos del PP

El presidente ofreció además a Santamaría ser vocal de su dirección, un cargo que hasta el momento la exvicepresidenta no ha aceptado. La candidata perdedora en las primarias exigió este miércoles a Casado el 42% que, a su juicio, le correspondía por el respaldo que obtuvo de la votación del 21 de julio. Sin embargo, el presidente ya tenía pensada la oferta que el equipo de Santamaría ha rechazado.