Los dos candidatos a presidir el PP: Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado.

Los dos candidatos a presidir el PP: Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado. Efe

Política EL PP ANTE SU CONGRESO

Yo con Casado y tú con Soraya: así están repartidas las fuerzas en el PP a una semana del Congreso

Los dos candidatos trabajan a conciencia para ganarse la confianza de cada uno de los 3.184 delegados que decidirán su futuro más inmediato. 

Queda una semana para que el Partido Popular celebre el Congreso del que saldrá proclamado el futuro presidente y todas las opciones siguen abiertas. Tanto Pablo Casado como Soraya Sáenz de Santamaría afrontan los últimos días de campaña de esta segunda vuelta con la convicción de que se impondrán a su rival. Mientras los dos candidatos visitan todas las provincias que pueden para convencer a la mayoría de los 3.184 compromisarios que decidirán su futuro que son la mejor opción para dirigir el PP, miembros de sus candidaturas echan los cálculos para seguir sumando votos.

En la primera votación, los dos candidatos obtuvieron una diferencia de 1.500 votos. La exvicepresidenta del Gobierno ganó en Andalucía, Comunidad Valenciana, Castilla y León, Canarias, Cantabria, País Vasco y Melilla. Pablo Casado venció en Cataluña, Madrid, Extremadura, Murcia, Aragón, Baleares y Navarra. Sin embargo, el contador se puso a cero el día 6 de julio y el equipo de María Dolores de Cospedal, que se hizo con el 26% del escrutinio, se puso a trabajar para darle la vuelta al marcador y convertir al vicesecretario de Comunicación en el futuro presidente.

La idea era crear un frente anti-Soraya que aglutine a todas las fuerzas perdedoras y vencer a la lista más votada. Sin embargo, la estrategia se ha encontrado con algunos enemigos y, a día de hoy, nadie es capaz de garantizar cuál de los dos candidatos se impondrá. A continuación, EL ESPAÑOL detalla los nombres de pesos pesados del PP que han decidido mojarse en este proceso y brindar públicamente su apoyo a uno u otro. Quedan, sin embargo, grandes dudas en este proceso, como quién será el favorito para el propio Mariano Rajoy o a quién votará el presidente de Galicia, Alberto Núñez-Feijóo.

Pablo Casado es increpado durante su visita a Pamplona

Casado llegó a la primera vuelta sin el apoyo tácito del aparato del partido. Se presentó ante los afiliados como el candidato del cambio y acudió a entregar sus avales con parte de su actual equipo: el vicesecretario Javier Maroto, el diputado murciano Teo García Egea, la madrileña Isabel Díaz Ayuso o el exdirector general de la Policía, Ignacio Cosidó.

El vicesecretario cuenta también con el aval de grandes promesas del PP como Andrea Levy o el portavoz del PP en el Parlamento catalán Alejandro Fernández, que reconocía que "la rotunda victoria de Casado en Cataluña significa algo: no se trata solo de parar al separatismo cuando ataca, sino de vencerles ideológicamente antes de que ataquen".

Los apoyos del vicesecretario

En Madrid, donde ganó por goleada en 15 de los 21 distritos, en 62 de los 68 municipios, cuenta con el respaldo del portavoz de la Asamblea, Enrique Ossorio y el del ayuntamiento, José Luis Martínez-Almeida. Casado, además, cuenta con el apoyo público de la expresidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre y con el de la expresidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Ángeles Pedraza, que reconocía que su voto iría para él porque "representa esa regeneración que piden todos los militantes del partido".

En este durísimo enfrentamiento en el que cada voto cuenta, Casado también tiene ya garantizado el respaldo de la portavoz de Cospedal en Castilla-La Mancha: "Queremos un PP unido, defensor de España y ganador. Con Pablo Casado". Este jueves incorporó a sus filas el apoyo de la exministra Isabel García Tejerina que en la primera ronda apoyaba a Cospedal. "Casado tiene principios, valores, convicciones, humildad, generosidad, libertad, equipo e ilusión. Por todo ello, le doy mi apoyo en esta segunda vuelta", aseguró.

El gran fichaje hasta la fecha en la candidatura de Casado ha sido el de María San Gil, la expresidenta del PP vasco que abandonó el partido por no compartir el rumbo que tomó la formación con Mariano Rajoy al frente. En los próximos días se confirmarán nuevos anuncios. De momento, los exministros Juan Ignacio Zoido y Dolors Montserrat insisten en que ellos son "de Cospedal", pero no se descarta que sigan los pasos de Tejerina y antes del viernes anuncien su apuesta por el diputado de Ávila. La gran duda es si la secretaria general reconocerá públicamente que su apuesta decidida es Pablo Casado.

Partidarios de la lista única

En el bando de Soraya Sáenz de Santamaría siguen sus inquebrantables Fátima Báñez, Álvaro Nadal, Íñigo Méndez de Vigo, Íñigo de la Serna, Cristóbal Montoro, José Luis Ayllón, Juanma Moreno, Alfonso Alonso y Borja Sémper. La exvicepresidenta tiene también en sus filas al exdelegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo; al presidente del PP de Ceuta, Juan José Vivas y al incombustible Javier Arenas. El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, apuesta también por una "lista única que encabece Soraya" a pesar de que en la región venció con holgura Casado.

Santamaría viajó este jueves a Canarias para asegurarse el respaldo mayoritario de los 125 delegados que tiene la autonomía. El presidente del partido en la región, Asier Antona, pidió públicamente el voto para la candidata porque "representa lo mejor del Gobierno y del partido". El vicepresidente del Senado, José Manuel Barreiro, abogó por "una candidatura de integración en la persona que ha ganado las primarias de los militantes". Un claro respaldo a la exvicepresidenta, que está convencida de que el 20 y el 21 de julio podrá imponerse a su rival. La final, según fuentes de ambas candidaturas, "está muy reñida" y "cualquier cosa puede pasar porque el voto sigue siendo secreto", reconocen fuentes de los dos aspirantes.