Los coches de la Guardia civil destrozados frente a la Consejería de Economía de la Generalidad.

Los coches de la Guardia civil destrozados frente a la Consejería de Economía de la Generalidad. EFE Barcelona

Política EL ROMPECABEZAS CATALÁN

Estas son las 20 frases clave del auto del juez que desmontan el documental de Roures sobre los Jordis

Producido por Mediapro y dirigido por el propio Jaume Roures, el documental 20-S pretende desmontar la versión oficial de los hechos del pasado 20 de septiembre que condujeron al procesamiento por rebelión de Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, líderes por aquel entonces de las asociaciones civiles separatistas Òmnium Cultural y Assemblea Nacional Catalana (ANC). Los abogados de Los Jordis ya han anunciado su intención de que el documental sea incluido como prueba en el juicio que ambos líderes separatistas afrontarán en unos meses en el Tribunal Supremo. 

20-S, que se emitió el pasado jueves por la noche en TV3, recoge la versión de una de las partes, la acusada, a través de los testimonios de personajes como Lluís Llach (cantautor y exdiputado de JxSí), Mireia Boya (exdiputada de la CUP), Jaume Asens (teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona y mano derecha de Ada Colau), David Fernàndez (exdiputado de la CUP), Eva Fontova (voluntaria de la ANC), Marcel Mauri (Òmnium Cultural) y Adrià Alsina (ANC) entre otros. El documental incluye también imágenes procedentes de los informativos de TV3, vídeos publicados por los ciudadanos en las redes sociales e imágenes propias de los equipos de Mediapro

El documental de Roures no pretende ser objetivo. Cuando en él aparece el testimonio de algún personaje sin una evidente filiación separatista, este ofrece siempre el punto de vista más favorable a los acusados. Es el caso de Joaquín Urías, exletrado del Tribunal Constitucional, que aparece frente a las cámaras de Mediapro para sostener, con un llamativo razonamiento jurídico, que "ni organizar un referéndum ni declarar la independencia son delito en España". Urías defiende también en el documental la idea de que el Estado "se ha inventado el delito de rebelión"

El documental ofrece, en definitiva, una versión parcial de los hechos. También presenta a Jordi Sánchez y Jordi Cuixart como dos activistas pacíficos cuyo único pecado fue haber llamado a manifestarse democráticamente frente a la Consejería de Economía y Hacienda de la Generalidad catalana. En este sentido, el documental 20-S pretende desmontar la versión oficial de los hechos con la versión oficial del separatismo

Pero el auto del juez Llarena del 9 de marzo de 2018, en el que este denegaba la libertad de Jordi Sánchez, desmonta una por una las tesis del documental de Roures. En primer lugar, la de que los llamamientos a la movilización del independentismo fueron siempre acompañados de la petición de que los convocados se comportaran pacíficamente.

En segundo lugar, la de que los posibles actos de violencia que pudieran haberse producido son responsabilidad exclusiva de sus perpetradores. Algo que, como es obvio, permitiría absolver de responsabilidad alguna a los líderes de movimientos violentos que espoleen a las masas a "manifestarse pacíficamente" obviando cínicamente las altas probabilidades de que esas manifestaciones acaben en graves disturbios dada la anticonstitucionalidad de sus objetivos políticos y la imposibilidad de alcanzarlos siguiendo procedimientos estrictamente legales. 

Estas son las frases del auto del juez Llarena que invalidan las tesis del documental de Jaume Roures. 

1. "Lo explícito de los mensajes [de Sánchez y Cuixart] no permite concluir que la voluntad interna de los investigados fuera precisamente la que reflejaban sus discursos".

2. "La existencia de un concierto para que las movilizaciones sociales se desarrollaran 'de una manera lo más conservadora posible' para ir 'incrementando el nivel de conflictividad según la respuesta del Estado' (…) muestra la posibilidad de que los encausados siempre se representaran que la movilización proyectada podría exigir o desembocar en un enfrentamiento social explícito si las circunstancias obligaban a ello".

3. "Las ulteriores llamadas que el Sr. Sánchez hizo para incitar a los partidarios de la secesión a movilizarse en la calle y a oponerse a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado (…) hubieron de hacerse con conocimiento de la altísima probabilidad de que las movilizaciones desembocaran nuevamente en actos violentos". 

4. "Son numerosas las diligencias que prestan sustento fáctico a la conclusión". 

5. "El propio Sr. Sánchez ha reconocido que en la mañana del 20 de septiembre de 2017 convocó a los ciudadanos a comparecer ante la sede de la Consejería". 

6. "El llamamiento no sólo se produjo en las primeras horas de la mañana del 20 de septiembre sino que se mantuvo durante las muchas horas en las que acontecieron los altercados de ese día".

7. "En estos mensajes [de Twitter] el encausado no sólo publicitó que se estaba produciendo una actuación de la Guardia Civil tendente a impedir el referéndum, sino que divulgó el lugar donde se efectuaba el registro judicial".

8. "Todo ello alentando la reacción pública con el mensaje de que las fuerzas del orden se habían equivocado y que habían declarado la guerra a los que quieren votar". 

9. "A partir de esa incendiaria convocatoria, lo que aconteció quedó lejos de la pacífica actuación que se reclamaba formalmente". 

10. "Estos manifestantes de inmediato sometieron a su fuerza a la comisión judicial (…) El día se desarrolló bajo el asedio de 60.000 manifestantes cuya masa se agolpaba hasta tocar la propia puerta de entrada del edificio". 

11. "Añaden [los mossos d'esquadra] que la muchedumbre rodeó los vehículos de la Guardia Civil, los cuales terminaron devastados y destrozados, interior y exteriormente".

12. "Las armas que se encontraban en el interior de los coches policiales quedaron al albur del vandalismo desplegado". 

13. "Añaden que sobrevinieron momentos de lanzamiento de objetos contra los agentes". 

14. "Durante las muchas horas en que se desarrollaron los hechos, el Sr. Sánchez siempre desarrolló su papel de líder de una de las asociaciones convocantes, manteniendo una capacidad de control y dirección de lo que acontecía". 

15. "[Jordi Sánchez] Negó a los agentes de la Guardia Civil que, salvo que entraran a pie, pudieran introducir a los detenidos en el edificio, impidiendo con ello que los detenidos estuvieran presentes mientras se efectuaba el registro". 

16. "[Jordi Sánchez] Negó que los agentes de la Guardia Civil pudieran hacerse cargo de los vehículos policiales, salvo si se acercaban a pie hasta el lugar donde estaban estacionados".

17. "[Jordi Sánchez] Se dirigió a la multitud en diversas ocasiones, reclamando en una de ellas que nadie se fuera a casa porque la noche sería larga e intensa".

18. "Posteriormente, Jordi Sánchez, conociendo los graves enfrentamientos que podían derivarse de una movilización ciudadana, aprovechó su notoria capacidad para favorecer una movilización colectiva y –con la finalidad de promover la independencia que ambicionaba– impulsó a todos los catalanes a que acudieran a los diferentes centros de votación e impidieran que las fuerzas policiales cumplieran su cometido". 

19. "Instigó a los ciudadanos a ocupar los centros de votación (…) Exhortó [a los ciudadanos] a que impidieran que los agentes policiales pudieran proceder a su clausura".

20. "Impulsó que los ciudadanos acudieran masivamente a votar, pese a la prohibición, y los estimuló a que protegieran después el recuento de los votos frente a las actuaciones que pudieran desarrollar los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado".