Concentración ante un acto de Catalá en Córdoba contra sentencia de la Manada

Concentración ante un acto de Catalá en Córdoba contra sentencia de la Manada Salas Agencia EFE

Política REVISARÁ EL CÓDIGO PENAL

El Gobierno se pone a la cabeza de la manifestación contra la sentencia de la Manada

Tras el fiasco de los pensionistas y las mujeres, Rajoy reacciona ante el grito unánime de la calle que pide una condena más dura para los agresores de San Fermín.

El Gobierno ha reaccionado de forma audaz al grito unánime de la calle en contra de la sentencia de los cinco integrantes de la Manada, condenados a nueve años de cárcel por abusar sexualmente de una joven de 18 años en los San Fermines de 2016. El ministro de Justicia, Rafael Catalá, anunció en el Consejo de Ministros de este viernes que la Comisión General de Codificación analizará la tipificación de los delitos contenidos en el Código Penal sobre agresiones sexuales para endurecerla si es preciso. Habían pasado menos de 24 horas desde que se había anunciado la sentencia.

Todos los partidos políticos ven necesario revisar el Código Penal

El Ejecutivo ya ha entendido el mensaje de que hay que escuchar la voz de la calle para tomar decisiones. La iniciativa gubernamental llegó tarde cuando los pensionistas tomaron también las plazas para reclamar por sus derechos. Rajoy ni siquiera supo entender las reivindicaciones de centenares de miles de mujeres que reclamaban las mismas oportunidades que los hombres. De hecho, el PP llegó a acusar prematuramente la histórica manifestación del 8-M de "elitista" y tuvo que rectificar a pasos agigantados ante la magnitud de la marea femenina.

Rajoy salió ese día con un lazo morado en la solapa de la chaqueta, pero ya era tarde. El gesto indignó todavía más a unas mujeres cada vez más alejadas con sus políticas. Y el Gobierno tomó nota. Ahora, con la sociedad profundamente indignada por una sentencia insuficiente en una agresión sexual grupal, el Ejecutivo ha decidido dar un paso al frente y revisar los delitos sexuales en el Código Penal para endurecer sus castigos si lo consideran necesario.

"No es sentencia firme"

El ministro portavoz, Íñigo Méndez de Vigo, calificó la agresión de "deleznable" y dio a entender que, aunque el Gobierno respeta las decisiones judiciales, el Ejecutivo no confía plenamente en el dictamen. "No es una sentencia firme, la defensa de la víctima ha anunciado que presentará recurso y lo va a hacer la Fiscalía".

Una vez más, quiso subrayar que el Gobierno "siempre está al lado de las víctimas" y anunció que "va a seguir luchando contra esta lacra de violencia contra las mujeres". El Ejecutivo recordó el pacto de Estado contra la violencia de género para invitar a los demás grupos de la oposición que se sumen a celebrar un debate "reposado" sobre la conveniencia o no de modificar el Código Penal.

El mensaje de Catalá

La Comisión General de Codificación es un órgano colegiado de asesoramiento de carácter reglamentario dedicado a preparar los textos prelegislativos y tiene un carácter reglamentario. El ministro de Justicia quiso dejar clara su postura en redes sociales ante la sentencia contra la Manada: "Un principio básico del Estado de Derecho es el respeto a las sentencias judiciales. Una de sus garantías la posibilidad de que las partes recurran aquello que estimen. Y en el plano social, una víctima jamás tiene la culpa. Ninguna".